viernes, 24 de noviembre de 2017

Este domingo: marcha por el respeto a los animales y en favor de la convivencia

Por iniciativa de una persona de las que Facebook pone en tu vida para bien, concretamente Mónica Freire, la Protectora de Animales de Lugo se ha animado a convocar una marcha canina contra el maltrato animal. Se puede ir CON o SIN perro.

Es una iniciativa tan sencilla como bonita: ir desde de la Plaza de la Milagrosa hasta la de la Soledad (donde está la capilla en que se bendice anualmente a los animales por San Antonio) con nuestras mascotas para dar un toque de atención ante los reiterados casos de maltrato animal que se producen últimamente, lamentablemente algunos de los más sonados en Lugo, con medidas judiciales incluidas.

Conociéndonos, habrá quien diga que habría que convocar otra por las personas agredidas por perros (el caso de la señora de Pontevedra está demasiado reciente para que no lo pensemos) y probablemente tengan razón, pero es que nada impide que ambas marchas sean la misma.

Aquí no se trata de dividir, sino de cooperar y convivir. Comprendo, aunque me cuesta, que haya gente a la que le molestan los perros. También hay a quien le estorban las bicicletas, los niños, las flores, los árboles, los policías e incluso quien quitaría de en medio la Muralla de Lugo. Opiniones hay para todos, y muchas de ellas fundadas en sólidas convicciones o en manías personales, todo es respetable. Por ejemplo, yo mismo soy bastante poco propenso a tolerar las gracias de los críos que están a monte y dan el coñazo insistentemente ante la indiferencia casi criminal de los padres, pero no tengo nada contra los niños educados, que afortunadamente son los que suelo tener cerca. Ya sé que la comparación entre niños y perros es tan habitual como poco apropiada, pero es el ejemplo más obvio y el que se nos viene a la cabeza a la mayoría. Insisto, la clave está en la convivencia.

Quienes tenemos perro en casa debemos ser conscientes de nuestra responsabilidad. No se trata solo de darle de comer al animal y pasearlo, sino también de controlar sus acciones ya que nadie tiene por qué sufrir a un perro maleducado que te pone perdido, que te ladra o que simplemente es pesado. Por ejemplo, hace una semanas fuimos a una relojería de la calle Obispo Basulto. Mientras esperaba con Ducki, nuestro maravilloso labrador retriever, a que a Marcos le cambiaran la pila de un reloj, yo miraba el escaparate y el perro se tumbó junto a la puerta. Una señora que quería entrar en la joyería miró al perro con cara de miedo y me pidió si lo podía apartar. Por supuesto lo moví inmediatamente. Me dio las gracias y me dijo que les tenía terror y me pidió disculpas por tener que levantar al perro, a lo que le contesté que no se preocupara, que solo faltaba. Tener perro es ser consciente de que no a todo el mundo le gustan, aunque nos resulte difícil de comprender a los que los queremos y recordar que primero van las personas.

La marcha canina no habla de nada que no sea todo esto. La convocatoria nos recuerda el respeto, la responsabilidad, la convivencia y la armonía, palabras todas ellas que deberían ser el padrenuestro de cualquier propietario de mascota. No son nuestras propiedades, sino nuestros compañeros de viaje. Tengamos eso en cuenta para tratarlos como tales.

Felicidades a la Protectora por esta convocatoria. Allí estaremos con Ducki, y los que vayan a asistir recuerden no dejarse en casa el equipamiento básico: bolsas para excrementos, correa y, en su caso, bozal. Demos ejemplo.


Texto de la convocatoria:

MARCHA CANINA CONTRA O MALTRATO ANIMAL
Durante os últimos días Lugo estivo no punto de mira por temas de maltrato animal.
Desde a Protectora e, uníndonos á iniciativa de moitos cidadáns que querían deixar clara a súa repulsa ao reiterado maltrato e abandono ao que a nosa sociedade somete aos animais, convocamos unha marcha canina para este DOMINGO 26 DE NOVEMBRO ÁS 12:00 con saída na PRAZA DA MILAGROSA.
O obxectivo desta marcha é o fomento do respecto e a responsabilidade para cos animais e salientar o feito de que tanto eles coma nós formamos parte dunha sociedade na que sempre é posible unha convivencia en harmonía, que así demostraremos dando un tranquilo paseo cos nosos cans que terá o seu punto final na Praza da Soidade.
Animámosvos a todos a participar sós ou acompañados polos vosos cans.

jueves, 23 de noviembre de 2017

La UNED se inaugura dejando a distancia la educación

Acto de inauguración de la UNED. Observen quienes están... y quienes no - Foto: UNED
El lunes se inauguró en Lugo el curso 2017-2018 en la Universidad Nacional de Educación a Distancia, con la solemnidad que requiere un acto como ese, incluyendo lección magistral del profesor César Colino Cámara titulada “La promesa del federalismo: Estado autonómico y reforma territorial”. Todo muy bien, todo fantástico… salvo la lista de invitados, que me pareció un poquito corta.

Las invitaciones cursadas. Faltaron unas cuantas.
Cuando un acto es oficial, institucional, ha de cumplir una serie de requisitos, un protocolo. El más evidente de todos es no ser un mero lucimiento partidista y contar con las instituciones en el pleno sentido de la palabra. No fue el caso. Se invitó, hasta donde yo sé, al Presidente de la Diputación de Lugo y a la alcaldesa, pero no se cursó invitación alguna ni a los grupos municipales (que hasta donde yo sé son tan representantes de los lucenses como los demás) ni a otras instituciones como la Subdelegación del Gobierno o la Xunta de Galicia. Hay que mencionar que esta última tiene importantes competencias en educación, incluida la universitaria.

Se me podría decir que el Ayuntamiento y la Diputación están representadas sobradamente por su alcaldesa y presidente respectivamente, y estaría totalmente de acuerdo si no fuera porque además de esas personalidades estaban también Besteiro, Orozco, Antón Bao y algún otro “ex” que a día de hoy no tiene cargo representativo alguno. ¿En calidad de qué se les invitó? ¿Cómo “promotores” del nuevo edificio de la UNED? Me parecería hasta cierto punto razonable si fuera en un grupo más nutrido, pero creo que a día de hoy el Delegado de la Xunta de Galicia en Lugo o el representante provincial del Estado, el Subdelegado del Gobierno, tendrían más cabida en ese acto.

Me resulta chocante y triste que para inaugurar una farola se reúna a innumerables autoridades, como si fuera la colocación de la primera piedra de la Muralla y para algo tan importante como es la nueva sede de una Universidad solo se invite a quienes han soltado pasta, como si fuera suya y no de todos. Recientemente hubo más personajes públicos en la inauguración de la renovación de las instalaciones del Fluvial que en los juegos olímpicos, pero para este tema no es que no acudan, sino que no se les envía invitación. Llamativo y penoso.

El texto del libro de derecho civil de marras
Coincide que un amigo colgó recientemente en su cuenta de Facebook la foto de un libro de derecho civil que contiene unas afirmaciones que, en mi opinión, están fuera de lugar en un texto universitario. Igual de fuera de lugar que hacer política con un edificio que hemos pagado entre todos. Si lo hubiera financiado el PSOE me parecería bien, pero son los impuestos, los de ustedes y los míos, los que han pagado eso y es de justicia que en este tipo de actos estén todos los representantes políticos… o ninguno, que es otra opción quizá más acertada (así evitaríamos bostezos durante los discursos).

La universidad ha de ser plural, abierta, tolerante, ha de crear pensamiento y no dirigirlo hacia un fin diferente a su propio desarrollo. En este caso la UNED ha dejado la educación a distancia para inaugurar su nueva sede.

Por lo demás les deseo mucha suerte en su nueva ubicación.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Los olvidados de la Plaza*

Plaza de abastos. Foto: La Voz de Galicia.
* Me van a perdonar que repita el tema de ayer, pero me han pedido un artículo sobre este tema en La Voz de Galicia, diario con el que colaboro habitualmente (y desinteresadamente, no se piensen) y como saben los habituales del blog siempre que escribo algo para un medio lo cuelgo aquí, ya que esto no deja de ser un diario. Gracias por su comprensión.

Los olvidados de la Plaza:

La Plaza de Abastos de Lugo debería ser un espacio mimado, cuidado y protegido porque es uno de los grandes motores del casco histórico. Su actividad afecta a clientes y empresarios y también a los pequeños productores que martes y viernes acuden puntuales a vender sus fantásticas materias primas, nacidas de una tierra agradecida y no siempre correspondida por sus moradores.

Sin embargo más allá de campañas electorales o de ingentes gastos en obras que no aportan gran cosa ni a vendedores ni a compradores, nadie parece preocuparse demasiado por el futuro de nuestro principal mercado. Las obras se terminan de forma chapucera, con groseras carencias y fallos que le costarían una multa, cuando no la licencia de apertura, a un particular. Esas obras supusieron instalar un sistema de calefacción aparentemente absurdo, con los radiadores en el techo y con el que no sabemos cuánto nos cuesta mantener el local en condiciones ideales de temperatura, principalmente porque hasta ahora nunca lo ha estado. Sin embargo ya sabemos que la vara de medir de la administración es tan indulgente consigo misma como dura con el administrado.

Lo que es más grave, tampoco parece haber gran preocupación por el futuro de pequeños negocios que trabajaron duramente por salir adelante en condiciones desfavorables, sufriendo molestias, obras y polvo. Hubo un momento en que el gobierno pareció preocuparse por ellos y llevó incluso una iniciativa a pleno, pero fue a unas semanas de las elecciones de 2015 y ya es agua pasada,  quedó olvidada al día siguiente de cerrarse las urnas. Y así sigue.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 22 de noviembre de 2017

martes, 21 de noviembre de 2017

En la Plaza hace frío, y yo no me río...

La plaza de abastos reformada. Muchos de los que soportaron las obras ahora se pueden ver expulsados de sus trabajos.
Ayer por la tarde me acerqué a la Plaza de Abastos a ver a unos amigos que tuvieron la valentía de abrir allí sus negocios cuando las cosas pintaban bastos. Están preocupados porque cualquier día su casero los larga sin contemplaciones, y la cosa es particularmente grave porque su casero somos todos, ya que es un edificio municipal.

El diagnóstico del problema, del que ya hemos hablado en otras ocasiones, es claro porque el propio gobierno lo ha reconocido en reiteradas ocasiones: diez puestos fueron adjudicados “provisionalmente” por cuatro años con el compromiso de que al sacar el concurso se puntuaría su esfuerzo, que no fue moco de pavo porque hay que recordar que esta gente arriesgó su dinero cuando la plaza estaba sin reformar, y de hecho se comieron todas las obras con las molestias y las pérdidas que ello conlleva.

Sin embargo, las adjudicaciones llegaron a su fin y estos puestos están “en falso”, porque cualquier día les pueden exigir que cojan sus cosas y se larguen, y tampoco hay asomo de que se vaya a convocar un nuevo concurso tal y como propuso un grupo municipal hace ya dos años. Por cierto, supongo que les llamará la atención como a mí que ese grupo municipal fue el socialista, el que gobierna Lugo desde hace casi dos décadas pero que aparentemente no tiene responsabilidad alguna en lo que pasa en esta ciudad.

En aquella ocasión, el concejal que lleva el tema elevó a pleno una propuesta que consensuó con muchos de los placeros afectados y con Lugo Monumental (por eso sé de qué hablo, que en aquel momento llevaba yo el asunto), en que se recogían unos puntos de sentido común: la elaboración inmediata de un plan de negocio y, a continuación, la puesta a disposición de los espacios de la plaza. No volvimos a tener noticias, lo que hace sospechar que todo fue una maniobra electoral, ya que aquel pleno fue el último antes de las elecciones. O eso, o una casualidad, ¡quién sabe!

Lo que está más que claro es que en esta ciudad plagada de contratos caducados y concesiones que se ejercen sin pagar canon alguno como hemos hablado muchas veces, se va a por unos pequeños autónomos que luchan día a día por sobrevivir y ganan en todo el año lo que uno de esos contratos de multinacional mueve en cuatro días. El tema de la Plaza de Abastos tendría guasa si no se jugara con el futuro de muchas familias y con ingentes cantidades de dinero público, gastadas que no invertidas en obras más que discutibles y que probablemente a un particular le acarrearían una sanción.

Radiadores de techo.
Lo más de lo más.
Desagües por debajo del nivel del suelo que son un caldo de cultivo de accidentes, escaleras mecánicas que no existen, una página web que sigue sin funcionar, instalación de Wifi que no da señal, una iluminación de barras más vieja que Matusalén (no comprendo que no se cambiasen por un sistema led o algo así más cálido y encina con menor consumo), obras terminadas sin terminar… y ayer me hicieron notar el más que peculiar sistema de calefacción, que no calienta.

Como somos más modernos que nadie, resulta que la calefacción se ha instalado en el techo de la Plaza. Cuando lo vi pensé que era algún tipo de instalación electrónica o para Internet, cualquier cosa menos radiadores. He estado brujuleando por Internet y veo que la calefacción de techo es un sistema moderno y maravilloso… según el fabricante. No sé exactamente qué sistema tenemos en Lugo, pero el que las hace habla de un sistema radiante, es decir, que no es el típico que funciona con agua caliente. El de Lugo aparentemente sí, o eso parece por los grandes tubos que por lo visto llevan agua.

En el cole aprendimos que el aire caliente tiende a subir y el frío a bajar porque pesa más. Eso hacer pensar que si en una instalación enorme, con un techo puntiagudo que crea una campana elevada, y que encima tiene grandes corrientes de aire porque las puertas están abiertas mucho tiempo, pones radiadores en el techo no valdrán de nada. Al menos es lo que dice la lógica aparente, que muchas veces no funciona porque hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad.

No sé, pero yo diría que eso son tomas de agua.
Sin embargo, y a pesar de que quiero creer que el sistema está bien pensado y que mi desconfianza no tiene base, las pruebas no lo avalan por un sencillo hecho incontestable: en la plaza hace frío, mucho frío. Al cliente le molesta lo justo porque está allí un ratito y normalmente moviéndose, pero al placero se le congelan los dedos y no es muy normal que tengas que estar con mitones en el trabajo porque el sistema no responde… o no lo encienden, yo que sé. Me contaron que el técnico de turno estuvo haciendo pruebas con un medidor toda una mañana… y no se movió ni un grado.

No sé, ya les digo que no soy técnico y que el aparente sentido común en estas cosas es alterado por las tecnologías más recientes, pero lo que sí les puedo asegurar es que no funciona. De todas formas no pasa nada, si tengo razón y no calienta se vuelve a cambiar. Total, paga Juan Pueblo, y veo que nadie dice nada.

lunes, 20 de noviembre de 2017

Merecido homenaje a Jesús Burgo, notario gráfico de Lugo

Cena de asociaciones de 2017 captada por Jesús Burgo, el notario gráfico del Arde Lucus
 El sábado por la noche tuvo lugar una nueva edición de la cena de asociaciones del Arde Lucus, una cita que desde hace unos años (creo que cuatro con éste si no me equivoco) se celebra fuera de la fiesta histórica para reunir a sus artífices, las entidades que la hacen posible.

La cena en sí es lo de menos, porque lo importante es verse las caras. Personalmente yo no insistiría en que la gente vaya con sus trajes de época por varios motivos. El primero de todos es que sería como obligar a que en una cena de deportistas la gente acudiera en chándal, una tontería, y además hay cuestiones prácticas como que en noviembre hace frío como para ir con trapitos pensados para junio o que es fácil manchar la toga en una cena donde te apetece estar más pendiente de divertirte que de no pringarte. Sin embargo todo esto es una cuestión accesoria.

Lo importante realmente es estrechar lazos entre las asociaciones participantes, aunque queda raro que lo diga yo precisamente que nunca he podido ir a la cena de marras por diversas causas, este año por ejemplo porque estaba en el cumpleaños de mi sobrina Lola en El Escorial (a que suena pijo, como la boda de la hija de Aznar… pero nada que ver por suerte para todos).

En esta edición las asociaciones hicieron un más que merecido reconocimiento a la labor de Jesús Burgo, el fotógrafo del Arde Lucus. El trabajo de Burgo es mucho más importante de lo que pudieran pensar, porque si los diversos reconocimientos que la fiesta ha tenido, como por ejemplo su elevación a los altares del “interés turístico”, tienen una buena base son precisamente las imágenes que se envían de los eventos a los lugares donde se deciden estas cosas. De nada sirve, a efectos de este tema, tener una gran fiesta si no consigues plasmar su estética, su importancia, la participación y el ambiente en el informe que envías con la solicitud. Aquí es donde Jesús Burgo usa su cámara, dando el punto de vista objetivo, nunca mejor dicho. Sabes que un año te ha salido bien la actuación del Arde Lucus si en las fotos de Jesús te ves bien, cosa que tampoco es excesivamente complicada por la pericia del artista de la cámara.



San Vicente también
ha sido objeto de su atención
Pero además de todo esto, como si fuera poco lo dicho hasta ahora, hay un punto importante con el que Jesús Burgo se ha ganado no solo la admiración profesional, sino el cariño personal de la gran familia del Arde Lucus. Es un tipo simpático, sencillo, sin dobleces, que está pendiente de todos y de todo, que se preocupa por intentar captar cada detalle sin personalismos ni pretende deslizar más mensaje en sus fotos que el de la realidad. No lo hace solo con el Arde Lucus, sino con muchísimas cosas de nuestra ciudad, y tanto le vale un árbol navideño como un evento deportivo para tirar de foto y dejar reflejado para siempre un instante perecedero.

Jesús Burgo entra por su propio pie en el elenco de registradores de la realidad del que son precedentes Juan José Vega o Delgado Guissasola. En este momento en que todos tenemos móviles con cámaras que harían palidecer de envidia a las que usábamos hace unos pocos años hay un plaga de imágenes… de más que discutible calidad. Sobresalir entre ese océano de vulgaridad es tarea difícil, y más hacerlo con esa actitud de participación y colaboración.

Creo que estos son los principales motivos por los que las asociaciones del Arde Lucus han querido hacer un sencillo pero cariñoso y sincero homenaje a su notario de la imagen.

Felicidades, Jesús, no podemos agradecerte bastante tu labor, pero que sepas que se valora.

Se podrían hacer con facilidad postales de Navidad con fotos de Jesús Burgo

viernes, 17 de noviembre de 2017

El Museo Catedralicio, parada obligada en Lugo

El inicio de la visita en la Sala Capitular con Carolina Casal, una excepcional guía de lujo

Tras su reciente reforma y puesta en valor, el Museo Diocesano de Lugo se ha convertido por derecho propio en una de las visitas obligadas de cualquier persona que pise la ciudad, incluidos los que vivimos aquí. Si además tienes la fortuna de que te lo muestre Carolina Casal, que no solo es su conservadora sino también su mayor fan, la experiencia se convierte en un apasionante viaje por nuestro pasado.

El grupo con Don Jesús Guerra
Para empezar, el propio Museo en sí es una muestra del importantísimo Lugo de antes. Sin ir más lejos es el primero de Galicia, creado en 1918, y comenzó como museo arqueológico por lo que contiene piezas en depósito de todo el noroeste peninsular, venidas de lugares tan simbólicos como Altamira, por lo que el recorrido va desde el año 12.000 antes de Cristo hasta el siglo XX. Difícilmente puede ser más completo en un espacio tan reducido. Hasta pudimos saludar a Don Jesús Guerra, que fue su responsable durante décadas.

Crismón de Quiroga
Una pieza única
Enterarte de que piezas icónicas como el Crismón de Quiroga estaban siendo devoradas por los fieles, literalmente hablando ya que rompían pequeñas partes del Crismón y lo bebían pulverizado con agua bendita buscando remedios milagrosos, te sitúa en un pasado distante y a la vez cercano. A finales del siglo XIX el Obispo Aguirre ordenó a todos los sacerdotes hacer un inventario de las piezas custodiadas en sus parroquias, así comenzó este museo que hoy disfrutamos.

En este breve espacio* no puedo extenderme en todas las interesantísimas historias que nos contó Carolina, en las piezas que se conservan, los regalos de Hernán Cortés, la vinculación de Lugo con el origen del Reino de Galicia, en que nuestra catedral acoge la primera obra del gran Fernando de Casas y Novoa... Lo mejor es que vayan a verlo en persona. No se lo pueden perder.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 17 de noviembre de 2017
* Espacio limitado por ser un artículo publicado en La Voz

jueves, 16 de noviembre de 2017

Hoy tenemos cita cultural


El museo más antiguo de Galicia es el Catedralicio de Lugo.
Foto: http://www.mdclugo.gal
Hoy voy a ser muy breve, porque simplemente haré un anuncio para invitarles a visitar el museo más antiguo de Galicia.

Llevo una temporadita bastante liado y el tema gráfico no se me da demasiado bien, así que todavía tengo pendientes dos “deberes” que me he puesto con ustedes. El primero es poner en la columna derecha de este blog un banner o algo así con una imagen para el buzón de sugerencias de artículos, y el segundo es ver cómo puedo poner publicidad de actos interesantes de los que te vas enterando pero que parece que en Lugo no acaban de difundirse correctamente.

Crismón de Quiroga, una de las piezas más famosas del Museo
Foto: http://www.mdclugo.gal
El Museo Diocesano Catedralicio de Lugo, abierto en 1.918 y por lo tanto el más antiguo de Galicia, celebra hoy una jornada de puertas abiertas, así que se podrán ahorrar los cinco euros de entrada que cuesta normalmente. Casi oigo rasgarse las vestiduras de quienes se quedan roncos diciendo que hay que defender el patrimonio y la cultura pero tienen una sorprendente parálisis muscular para abrir la cartera y pagar una entrada cuyo dinero se usará para mantener este tipo de instalaciones. Pues aprovechen, que insisto en que hoy es gratis.

Pero lo más interesante no es la gratuidad, sino que a las 12:00 y a las 17:00 habrá una visita guiada por el Museo, en que nos explicarán las interesantes piezas que se conservan allí como el famosísimo Crismón de Quiroga. No quiero destriparles el contenido, porque entiendo que lo bueno es hacer la visita, y precisamente por eso en lugar de esperar a publicar mañana un resumen de la visita (lo que probablemente haré de todas formas) prefiero dedicar hoy este espacio a avisarles de que pueden apuntarse y verlo de primera mano. Y gratis, insisto de nuevo.

Lugo es una ciudad llena de maravillas desconocidas incluso para nosotros mismos. Hoy tienen una oportunidad de visitar una de ellas y aprender sobre nuestro pasado, que no deja de ser la explicación de nuestro presente y la base de nuestro futuro.