jueves, 31 de marzo de 2011

Lista y predicciones

El secreto mejor guardado, hasta la tarde de ayer, para las elecciones municipales del 2011 fue desvelado hace escasos minutos por Jaime Castiñeira, candidato del PP a la alcaldía de Lugo. Se la han destripado un poco los medios de comunicación, que se hicieron eco hoy del fichaje-sorpresa de Arcadio Silvosa, jefe de los informativos de la Cadena SER de Lugo y corresponsal de la agencia EFE y El País, que va en los primeros puestos de la lista, concretamente en el 5.

Se trata de una lista muy renovada, en la que sólo repiten el propio Jaime, José Manuel Barreiro (candidato a la Presidencia de la Diputación y Presidente del PP de Lugo), Cristina Ares, Quique Rozas y Manuel López. Compartirán cartel con estos experimentados concejales nuevos fichajes de gran altura, como Encarnación Amigo, presidenta de la Sociedad Gallega de Reumatología, o Isabel Devesa, arquitecto. Entran también consolidados militantes del PP como Ángel Trabada.

Una vez desvelado el gran secreto, es el momento de saber qué puede pasar en las municipales del 22 de mayo. En las predicciones es una variable muy importante el acierto de la lista que acompaña al candidato a la alcaldía, ya que la vieja aspiración es que, como mínimo, resten menos votos de los que sumen. En este caso no será así. Es una muy buena lista, con un alto perfil en general y que se podría equiparar a la que Feijoo tiene en su gabinete: personas preparadas por su titulación y/o su gran experiencia.

Nadie se moja, salvo las empresas de encuestas a las que pagan para ello, en hacer predicciones numéricas. Pues voy a hacer una porra con quien se anime a recoger el guante. Asumiendo que se permite variar un concejal arriba o abajo en la predicción, mi predicción, muy influida por lo que considero un gran acierto de Jaime con la lista, es la que sigue:

PP – 13/14
PSOE – 9/10
BNG – 1/2

Para ajustar aún más, creo que es muy probable un 14/9/2, ya que a Orozco inevitablemente le va a pasar factura el desgaste de llevar en su papeleta las siglas de Zapatero.

Animo a quien pueda leer este blog a que ponga, aunque sea de forma anónima, su predicción. Eso sí, el que escriba algo sin identificarse que luego no pida la caña que nos apostamos y que ganará el que más se aproxime.

A ver si hay valientes ;)

La fábula

Érase una vez una rana que dormitaba tranquila en la orilla de un caudaloso río, lleno de remolinos y de aguas bravas. Se le acercó un escorpión y cuando la rana, asustada, iba a escapar éste le habló:

  • No temas amiga mía, no quiero hacerte daño alguno. Necesito cruzar al otro lado del río, pero los escorpiones no sabemos nadar, así que me preguntaba si serías tan amable de llevarme en tu lomo.
  • ¿Me tomas por tonta? – contestó la rana – en cuanto me ponga a tu alcance me clavarás tu aguijón.
  • No, de veras, te prometo que no será así. Además piénsalo bien: no sé nadar, si te clavo mi aguijón tú morirías envenenada pero yo moriría ahogado, no tendría sentido que lo hiciera. Te prometo además no meterme contigo ni con tu familia nunca más si me haces este favor.

rana-escorpion La gran ventaja de no tener un enemigo tan peligroso y la lógica aplastante del argumento del escorpión convenció a la amable rana, que a pesar de lo que había oído sobre el peligroso arácnido decidió confiar en él. Se acercó más a la orilla y permitió a éste encaramarse en su espalda. Comenzó a nadar hacia la otra orilla pero, cuando estaba en medio del recorrido, notó un fuerte pinchazo en la cabeza. Era el escorpión, que le había clavado su venenoso aguijón. Mientras notaba cómo su cuerpo empezaba a paralizarse y veía que el escorpión miraba aterrorizado al agua que lo iba a ahogar, la rana le gritó:

  • ¿¿Estás loco?? Con esto moriremos los dos. ¿Por qué lo has hecho?

El escorpión la miró a los ojos y, medio hundido en las aguas le respondió:

  • No he podido evitarlo. Es mi naturaleza.

¿A quién le puede extrañar que un escorpión pique a pesar de que pueda no ser lo más adecuado para él mismo? Es su naturaleza.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Un puente a ninguna parte

Estoy escuchando a Orozco en Onda Cero (gracias a un aviso de Facebook, para que se vea que es útil y todo) y entre los temas que le plantearon los oyentes salieron los de los puentes de Lugo. Digo “los” porque se habló tanto de la no peatonalización del puente romano como del acceso a la ciudad del nuevo puente.

El señor Orozco no contestó a la pregunta de por dónde se unirá el nuevo puente con la ciudad. Dos veces preguntaron diferentes personas y dos veces se negó a contestar, diciendo que lo más importante “es que haya puente”. Un oyente le preguntó específicamente por el acceso, ya que además de que haya puente le preocupaba el futuro del parque Marcos Cela. Poco menos que le llamó tonto, porque insistió en que eso no importa y que lo relevante es que haya puente. Pues amigo Marcos Cela, desde donde quiera que estés puedes ir asumiendo te has quedado sin parque, y nosotros también.

puenteromanolugo Pero lo que más me llamó la atención, por novedoso, fue lo del mal llamado puente romano. Se va a eliminar todo lo que se le añadió por razones de tráfico (barandillas, asfalto…) pero, atención, NO se va a peatonalizar. Se convertirá, según Orozco, en “semi peatonal”, sea eso lo que sea, con paso para autobuses y para los vehículos de vecinos de la zona. Dijo nuestro actual regidor que “hay que dar servicio a los vecinos de San Lázaro y el Puente”. Vale, fantástico… Es un reconocimiento expreso de que el nuevo puente no vale para nada. Entonces, ¿para qué nos hemos gastado los cuartos? porque barato no ha sido.

Al final el tiempo da la razón a quien la tiene. Modestamente he de decir que hace mucho tiempo que vengo diciendo que el nuevo puente no va a cumplir su función, que es comunicar la ciudad con San Lázaro, el Puente y el Fluvial principalmente. Nos obligará a dar un rodeo que los vecinos no están dispuestos a tragarse, con lo que el principal objetivo que era sustituir el puente romano, no se cumplirá. Eso sí, para ir al club de golf y a los terrenos del ex-concejal de urbanismo, señor Liñares, probablemente sí cumpla muy bien la nueva estructura. Llevándose por delante, por supuesto, el parque Marcos Cela.

martes, 29 de marzo de 2011

Cerrojazo a las inauguraciones pero no a la publicidad

La Junta Electoral Central ha puesto el candado a las cintas que alcaldes, presidentes y demás figuras públicas cortaron con premura ante la foto-finish de las obras públicas. Mientras que PP y PSOE han intentado que esta norma se suavizara, o que se interpretara de forma menos radical, la Junta no ha tenido la más mínima duda y ha prohibido inauguraciones, actos, puestas en funcionamiento y visitas a obras. La idea es no inclinar la balanza del voto hacia quien tiene en su poder las instituciones, ya que se supone que habría una desigualdad manifiesta entre éstos y la oposición.

Una chorrada. Me parece una auténtica chorrada. Que las obras se diseñan para las elecciones es de sentido común, y si me preguntan, diría que es hasta democrático hacer las inauguraciones quince días antes de los comicios. Es una forma de evaluar a nuestros representantes y su labor, siguiendo aquel dicho de que “obras son amores”. Triste el alcalde que no tiene cinta que cortar antes de unas elecciones, porque eso quiere decir que poco ha hecho. En Lugo, por ejemplo, no se podría inaugurar nada de titularidad municipal ya que las principales obras (todo el tema del agua, el polígono de las Gándaras, el nuevo hospital…) fueron realizadas por Xunta y Estado. Bueno, estoy pensando que a veces soy un poco inocente: no sería la primera vez que Orozco va a inaugurar obras que no ha hecho.

robot-cinta La norma, de todas formas, no me parece mal por la parte del político, sino por la del ciudadano. Nos toman directamente por idiotas y eso no me acaba de gustar. Deben de pensar que si un alcalde inaugura dos bancos y una fuente a una semana de las elecciones va a ganar de calle, y que los vecinos no van a tener suficiente criterio como para distinguir entre una cosa y otra. Puede que tengan razón, pero la estupidez siempre ha formado parte del juego democrático, y nadie tiene derecho a prohibirnos ser memos.

Lo curioso es que la norma no prohíbe la “publicidad institucional”. Habla de que se reducirá a la “necesaria” para “informar” de nuevos servicios y obras… Ayer mismo un periódico de Lugo publicaba un publirreportaje pagado con nuestros impuestos para hacer campaña por Orozco. Páginas 2 y 3 (deben ser baratas). En esas dos páginas se resumían los supuestos logros del ayuntamiento en estos años, reduciéndose el texto a un panfleto digno de las mentes mas brillantes de los ministerios de Agitación y Propaganda que en el mundo han sido.

Esta norma no va a servir para nada. Aún es peor así. Prefiero mil veces ver a un alcalde inaugurando una obra, que al menos primero la tiene que hacer para poder abrirla, que gastándose mi dinero en “publicidad institucional”, que vienen a ser campañas de propaganda partidista disfrazadas con poca habilidad.

Lo triste es que encima la oposición no puede abrir la boca con este tema, porque sería atacar a los medios de comunicación que reciben el dinero de la publicidad, con lo que es ahorcarse uno mismo. ¿Acaso alguien cree que un medio al que Orozco paga cientos de miles de euros en publicidad no va a tender a beneficiarlo? ¿Somos tan inocentones? Pues es lo que hay. Por eso es tan difícil ganar unas elecciones desde la oposición, porque no hay recursos públicos de los que tirar para casa.

lunes, 28 de marzo de 2011

Precios públicos

Fíjate tú, que a pesar de la crisis hablamos de millones como quien cuenta gominolas. Es pasmosa la indiferencia con la que los ciudadanos, por lo menos los de aquí (por aquí me refiero a Lugo sin duda y a España entera con casi total seguridad) leemos noticias en que se nos informa puntualmente de los despilfarros de nuestros gestores públicos y la verdad es que ni nos molestamos en razonar lo que nos cuentan.

El último ejemplo es el de la pasarela peatonal que se inauguró el otro día en Lugo. Antes de que alguien se ponga loco, decir que estoy a favor de la pasarela en cuestión: me parece bonita, la ubicación le da vidilla a la zona, y hasta lo de que sea en plan puente colgante me parece estéticamente aceptable. Además, tiene una gran ventaja para los muchos usuarios del Fluvial: pueden aparcar del lado de la fábrica de la luz, donde hay mucha zona libre de estacionamiento, y cruzar andando, con lo que se evita el caos habitual que hay en la zona del Club. Esa no es la cuestión, que insisto en que me parece una cosa bonita y útil, sino el precio.

pasarela Resulta que la obra de la pasarela de las narices ha costado 4,76 millones de euros. Son casi 800 millones de pesetas. Tuve que hacer el cálculo en el ordenador porque en la calculadora no me cabe la cifra. Hoy trae la prensa que la Xunta hará una residencia en un municipio de Lugo (Baleira, creo), y que costará 1,2 millones de euros. Una vivienda unifamiliar puede costar, tirando por lo alto y siempre que no se ponga mármol de Carrara, unos 150.000 euros… ¿Me explica alguien dónde han metido toda esa pasta?

Los ciudadanos damos por sentado que las cifras públicas siempre son enormes porque hay algo que no conocemos. En este caso, se puede argumentar que la obra no es sólo la pasarela, sino “acondicionar” unos 9 kilómetros de paseo. Dicho así hasta parece barato, pero lo curioso es que el tal “acondicionamiento” es zahorra (lo que el vulgo llamamos grava) en un paseo que ya existía. Es decir, que echar unos camiones de grava y una pasarela nos cuesta lo mismo que cuatro residencias de mayores. Me parece caro.

La crisis a lo mejor hace que nos fijemos un poco más en las cifras, pero al final seguiremos dejándonos llevar. Nos faltan elementos de comparación, y me gustaría que algún ingeniero me dijera cuánto le costaría a una empresa privada hacer la pasarela, a precios de mercado. Probablemente nos llevaríamos una sorpresa considerable, claro que las empresas no inflan las cifras porque lo que les interesa es ahorrar, les va en ello la supervivencia.

Lo triste es que si la oposición abre la boca, no habrá quien salga diciendo “es que ustedes no quieren que se hagan obras en Lugo”. Ya lo dijeron en casos parecidos del pasado. Y encima parece que cuela.

viernes, 25 de marzo de 2011

Candidatos delegados

Últimamente a Orozco le gusta acusar a Jaime Castiñeira de ser el “delegado” de la Xunta de Feijoo en Lugo. Aún asumiendo la parte de razón que puede tener en su afirmación, ya que como miembro del PP a Jaime le toca defender la actuación de la Xunta siempre que no vaya contra Lugo, debería tener cuidado con la extensión lógica de la misma, ya que entonces al propio Orozco le tocaría ser delegado del Gobierno de Zapatero en Lugo, y francamente, las acciones de ZP cotizan mucho más a la baja que las de Feijoo. Del BNG ni hablamos porque no pisan alfombra más que en la Diputación, donde han reeditado con el PSOE su peculiar visión de los gobiernos del “esto pa tí, esto pa mí y no te atrevas ni a mirarlo” que hizo irse al cuerno a la Xunta del bipartito.

El secreto para ganar las elecciones de una alcaldía es medir bien los enfrentamientos, y a poder ser buscar uno con los del propio partido en que se ponga por encima de las siglas a la propia ciudad. Lo sabe bien Paco Vázquez, alcalde-icono de La Coruña, a quien votaban hasta muchos afiliados del PP porque si algo no se le puede negar es que es un “coruñesista” ante todo. Eso es lo que busca el ciudadano, un alcalde que luche por su ciudad.

Sin embargo, no es lo habitual. El ser esclavo de unas siglas, dependiendo del momento, puede hacer mucho la pascua a un candidato a la alcaldía, y eso mismo le pasó ayer a Orozco, que se vio en el papelón de defender que el Ministerio de Fomento se niegue a decir por dónde va a enlazar el nuevo puente sobre el Miño con la ciudad. Una de las frases más trágicamente absurdas que le escuché a Orozco, y van unas cuantas, la dijo ayer respecto al tema del puente. Fue la que sigue (si alguien no me cree que lea La Voz de hoy):

“O ministro de Fomento dixo o outro día que tan pronto estea inaugurada e se vexa como vai o tráfico será o momento no que se fará o estudio para saber por onde vai ir”

marcos cela Es decir, van a terminar el puente sin enlazarlo por ningún sitio, y en vista de hacia dónde vayan los coches "iremos viendo”. ¡Ole, ole y ole! ¡Un fuerte aplauso a los políticos previsores! Hay una pequeña pega, y es que si no hay acceso a la ciudad probablemente usarán el puente unos cuantos despistados, con lo que a ver cómo hacen un estudio serio de las necesidades de accesos a Lugo.

De todas formas, y sólo por curiosidad, ¿alguien se cree esto? ¿Realmente creen que somos tan lelos como para tragarnos que Fomento se mete a hacer un puente de nosecuántos millones sin saber dónde acaba? Parece lógico pensar que el proyecto que hay es el de cargarse el parque de Marcos Cela, pero como decir eso resta votos hay que distraer la respuesta hasta después de las municipales, que el tema parques es sensible con lo de las torres de Orozco en el de Rosalía.

ladron Pero no es el único tema en que Orozco se ve en el difícil deber de tapar las vergüenzas a sus compañeros de partido. También en la prensa de ayer, sin ir más lejos, veíamos al señor José Rábade, concejal de protección de la comunidad del Ayuntamiento de Lugo, acusar al PP de aprovecharse de las víctimas por denunciar el aumento de la alarma social que está causando la oleada robos que se viven en Lugo. Tuvo Rábade la mala pata de que casi al mismo tiempo que decía eso asaltaban un local de hostelería de Camiño Real (antes 18 de julio) y que al día siguiente atracaron a punta de navaja a una estanquera de Lugo.

Lugo tiene miedo, y francamente, no es de extrañar. Tirando de estadísticas el gobierno de Orozco dice que la criminalidad ha bajado en la provincia de Lugo. Pues vale, será verdad, no lo voy a poner en duda porque no las conozco, pero habrá que ver la criminalidad del municipio de Lugo que es de lo que estamos hablando, y del tipo de delitos. No sé si en esa estadística puntúa igual el robo de una cartera al despiste que cualquiera de estas barbaridades que estamos sufriendo ahora.

En fin, si Orozco quiere elevar el tema a instancias superiores él sabrá lo que hace, pero estas elecciones deberían ser para elegir nuestros representantes en el Ayuntamiento. Llevar el tema a esferas autonómicas o nacionales no creo que le convenga, tiene muy poco que ganar y mucho que perder.

jueves, 24 de marzo de 2011

Más vale tarde que nunca

Más vale tarde que nunca. Por fin, tras varios años esperando, han retirado de la Plaza de la Constitución la antigua caseta de información turística. La instalación en cuestión, cuya estética no cuestiono porque no me parece fea, llevaba cerrada varios años, allí mangada en medio de la plaza, sin más utilidad que la de servir de urinarios al personal que se concentra por la zona. Frente a la policía local, con un par, pero ese es otro tema.

¿Qué ha sido de la caseta, que, por cierto, no fue precisamente barata? pues le han encontrado un uso más que adecuado: servir para hacer recepciones en la zona deportiva de Frigsa. Utilísimo, vamos. Anda que no hay recepciones que hacer allí, y más en una caseta de diez metros cuadrados. A ver si vienen los Príncipes de Asturias a presidir algo para poder presumir ante ellos de nuestra caseta.

La otra opción, que propuso la oposición, era llevar la caseta a la entrada del Camino Primitivo de Santiago en el Ayuntamiento de Lugo para servir de punto de bienvenida a los peregrinos. Claro, esta opción tiene poco sentido una vez pasado el Año Santo, pero es que la propuesta es de antes del 2010, concretamente de agosto de 2008, sólo que nos enfrentamos al problema de siempre: no vaya a ser que se le de la razón a los demás.

Con Caseta Sin Caseta

La táctica es la de costumbre: Orozco niega la realidad, se inventa que van a usar la caseta para, según ellos, poner un punto de información gestionado por los hosteleros (que por cierto, niegan saber nada del asunto), deja pasar un tiempo para que la gente se olvide del tema y luego le cambian el uso reconociendo de forma implícita que realmente no valía para nada donde estaba y que la oposición tenía razón. En este caso, poco tanto se pueden apuntar, porque el uso que le van a dar a la estructura es como mínimo discutible.

El problema ya no es la maldita caseta, que es algo casi anecdótico, sino la manía de negar lo evidente para no dar el brazo a torcer. Vaya democracia la suya, señor alcalde, que por lo visto consiste en votar cada cuatro años y callarse entre elección y elección.

miércoles, 23 de marzo de 2011

¿Es de malnacidos no ser agradecidos?

Es de todos sabido que la elegancia y la política no suelen ir de la mano, salvo honrosas excepciones. Ayer se inauguró en Lugo la última de las travesías reformadas en la ciudad, de acuerdo a un convenio firmado por el Ayuntamiento de Lugo y el Ministerio de Fomento en el año 1997. Ese convenio, del que las obras de Lugo llevan viviendo 13 años, fue firmado por el entonces alcalde Joaquín García Díez, hoy diputado nacional por Lugo. Por supuesto ni al actual alcalde ni al ministro de Fomento, que es de Lugo y sabe perfectamente quién firmó eso, se les pasó por la cabeza invitar al acto a quien luchó por que hoy tengamos unas avenidas dignas.

traves

Avenida de la Coruña, parte de la ronda de la Muralla, calle Santiago y carretera vieja de Santiago, avenida de las Américas, calle Castelao y avenida Carlos Azcárraga, calle San Roque y avenida de Madrid… la reforma y adaptación de todas esas vías se recogían en ese convenio. Eran las travesías que cruzaban la ciudad. Una travesía es como se llama a una carretera nacional que está en el tramo que transcurre dentro del núcleo urbano. García Díez logró firmar un convenio en el 97 por el que se reformarían todas esas calles y avenidas y se transferirían posteriormente al Ayuntamiento de Lugo.

Orozco llegó a la alcaldía hace 12 años. Si no contamos esas calles que figuraban en el convenio, ¿qué grandes vías ha reformado el alcalde o el ministerio de Fomento? Ninguna. De hecho hace más de 5 años que se inauguró el centro comercial de Las Termas y aún estamos esperando a que Duquesa de Lugo, esa avenida que cruza descampados hacia el Ceao, se termine de una vez. Siguen en obras, aunque hace mucho que no se ve a nadie trabajando por allí.

Lugo sigue viviendo de las rentas que dejó atadas Joaquín García Díez. La reforma de las travesías, la declaración de la Muralla como patrimonio de la humanidad, la peatonalización del casco histórico, la creación del parque del Miño, la iluminación de monumentos… todas esas actuaciones las hizo o dejó atadas antes de dejar la alcaldía. Y ni siquiera le invitan a la puesta en funcionamiento de una calle. Como dije en su día en otro artículo (“Feliz cumpleaños, Muralla de Lugo; muchas gracias, Joaquín”), tampoco lo incluyeron en una ronda de entrevistas sobre la declaración de la Muralla como Patrimonio. Inconcebible. Por cierto, si alguien se pregunta dónde estaba Joaquín durante la inauguración, la respuesta es pública: en el Congreso, en el debate sobre la guerra contra Libia del que Blanco prefirió escapar, no sea que salpique su futuro político.

En Coruña han dedicado el gigantesco paseo marítimo a Paco Vázquez, cosa lógica a quien hizo tanto por su ciudad. Aquí no se reconocen méritos ni para invitar a una inauguración no vaya a ser que alguien se dé cuenta de que Orozco no ha pegado chapa en doce años. Pues nada, habrá que pensar en la tradición y preguntarse si se permite la inversión de términos: ¿son malnacidos quienes no son agradecidos?. Que conste que lo dice el refranero, no yo.

martes, 22 de marzo de 2011

Orozco contra el Arde Lucus

Todos estamos de acuerdo en que hay temas que deberían ser indiscutibles, que deberían estar por encima de la lucha partidista. El Arde Lucus, por ejemplo, es uno de ellos. Esta fiesta, creada por el Ayuntamiento de Lugo bajo el mando de Orozco es sin duda alguna el mayor acierto en cuanto a turismo se refiere de los 12 años del Alcalde. Sinceramente tampoco tiene mucho más de qué presumir: la escasa repercusión de las visitas al cementerio, la caída en picado de las visitas a los micro-museos de la ciudad (se salva el Provincial, que sigue siendo gratuito), o la negativa a intentar que Lugo cuente con un Parador Nacional hacen que el turismo sea una de las tareas pendientes en que seguimos viviendo del tirón de Santiago y de la promoción turística que la Muralla hace por sí misma.

lucus03 Tal vez sea precisamente por eso, porque es su único acierto indiscutible, parece que le da rabia que los demás lo apoyen. Debe pensar que aceptar ideas de los demás hace que el Arde Lucus sea un poco menos “suyo”, y claro, no le gusta. Es una forma bastante dictatorial de ver el tema, pero es la que parece que tiene Orozco. Ese intento de patrimonializar la fiesta le ha llevado a cometer un grave error: el pasado año la oposición, es decir el PP, propuso que se pidiera a la Xunta la declaración del Arde Lucus como Fiesta de Interés Turístico. Le sentó fatal a Orozco que los populares le “robaran" protagonismo, que es su reacción habitual cuando ve una buena idea que no se le ocurre a él, así que argumentó su negativa diciendo que hasta que la fiesta tiene 10 años no se permite tal declaración.

Pero fíjate lo que son las cosas, que no es así el tema. El decreto 203/1998 de 25 de junio (por si alguien no se fía y quiere buscar el DOG), por el que se regulan las declaraciones de fiestas de Galicia de interés turístico aclara, en su artículo 2º, que la antigüedad mínima es de 10 años, pero que esto “podrá ser dispensada cuando una valoración conjunta de los requisitos y criterios recogidos en el presente reglamento así lo aconsejen”. Es decir, que es un requisito salvable.

El problema es que este año, que ya se cumplen los 10 de antigüedad, han cambiado la fecha del Arde Lucus. Eso sí es un escollo que, con el reglamento en la mano, impide que se declare fiesta de Interés Turístico. Lo dice el mismo artículo, que exige que las celebraciones se efectúen “periódicamente en fechas fácilmente determinables”. Lo que quiere decir este punto es que no se puede andar bailando el calendario a gusto del Gobierno de turno, que es lo que pasa ahora con el Arde Lucus, sino que se tiene que dar un criterio del estilo de “el último fin de semana de junio” o “el tercer domingo del mes” o algo así.

Orozco, por su torpeza, se sitúa contra el Arde Lucus; ha puesto en peligro, si no impedido, la declaración de Interés Turístico de la fiesta. Supongo que cuando se la denieguen dirá que es Feijoo quien tiene la culpa, la (ahora) malvada Xunta. Eso le pasa por no dejarse ayudar en algo de lo que nadie le va a discutir la patente pero que debería ser de todos. Debería saber que 25 pares de ojos ven más que 12.

lunes, 21 de marzo de 2011

Proponer por proponer

La envidia es cosa mala. Viendo que los titulares de la semana pasada se los comió Jaime Castiñeira con su, en mi opinión, brillante idea de ubicar una nueva sede para la Policía Nacional donde está el viejo Xeral, Orozco intenta buscar una propuesta original diciendo que sería bueno llevar al antiguo hotel del Miño la sede de la UNED.

La idea de Orozco, que por ahora ha trasladado únicamente al presidente de la Diputación, así que no se sabe qué le parecerá a la institución educativa. Eestamos en campaña, no lo olvidemos, y curiosamente la UNED en Lugo la preside el bloqueiro Antón Bao, contrincante de Orozco en las municipales.

Actualmente, la Universidad Nacional a Distancia tiene su sede en los sobredimensionados locales que la Cámara de Comercio tiene en la Aceña de Olga, justo frente a Veterinaria. Digo sobredimensionados porque es obvio que para la Cámara ahí hay mucho espacio desaprovechado, y por eso lo han alquilado, con gran criterio, a la UNED.

Se trata de unas instalaciones óptimas para la UNED, ya que además de estar situadas en el cogollo de la zona universitaria, es un área bien comunicada, rodeada de zonas habitadas con mucha gente joven, y no me refiero a estudiantes, sino a trabajadores jóvenes, que vienen siendo el público natural de la UNED.

El viejo hotel del Miño es un muerto con el que nadie sabe muy bien qué hacer. Está ahí, cada vez más viejo y más abandonado, pero parece que su uso tendría que ir hacia un complejo turístico, hostelero, residencial o algo similar. Desde luego, no creo que las instalaciones sean las más adecuadas para meter un aulario y la UNED, por muy a distancia que sea, es una Universidad y como tal necesita aulas. Es evidente que un edificio estructurado en pequeñas habitaciones, cada una con su acceso y su ventanita hacia el río, no parece el más sencillo de adaptar para sede universitaria.

hotel Miño

Lo lógico sería, en mi opinión, buscar otras alternativas más razonables. Una de ellas podría ser, por ejemplo, gestionarlo como complejo turístico de bajo coste, incluso semipúblico, añadiendo algo del terreno del parque del Miño y convirtiéndolo en una zona mixta tipo albergue y zona de acampada que Lugo no tiene. Hoy día el turismo de camping no es aquella imagen cutre que teníamos hace unos años, sino que mueve bastante gente, cada vez más, pero que necesita unas instalaciones básicas que en nuestra ciudad no hay desde que cerró nuestro único “camping”.

Tampoco sería mal lugar, salvando los desniveles del edificio por aquello de la accesibilidad, para una residencia de la tercera edad. Poniendo unas líneas de urbanos decentes, se puede aprovechar la ahora preciosa ubicación del antiguo hotel para crear un lugar de reposo y tranquilidad que a mucha gente mayor le podría venir bien.

Si por usos no será, pero no nos engañemos, el tema aquí no es buscar qué hacer con el edificio, sino intentar minimizar desde la alcaldía el gran impacto de la propuesta de Jaime de la semana pasada. El señor Orozco ve con preocupación que el perfil de Castiñeira crece día a día, y que está midiendo los tiempos con más habilidad de la que le suponía el PSOE. Ahora la cuestión ya no es tan sencilla y hay que ser creativos y buscar ideas que en 12 años Orozco no ha planteado porque no las había pensado. Está buscando conejos en su sombrero, pero sólo le salen polillas. A lo mejor es tiempo de colgarlo y abrir las ventanas para que entre aire fresco.

viernes, 18 de marzo de 2011

La primera gran idea para la campaña de las municipales

Aunque faltan algunas semanas para que el tema empiece oficialmente, estamos viendo el primer debate serio de las municipales. Dejando a un lado temas reiterados de gravedad como pueden ser los casos que están en el juzgado (Carioca, multas, chinos, Plan General, torres del parque… ¿hay algo que no esté en el juzgado en Lugo?), es decir cosas que aún siendo fundamentales no aportan nada nuevo, ayer comenzó la carrera de las propuestas con un pistoletazo de salida que ha puesto el listón muy alto a los aspirantes al bastón de mando lucense. La iniciativa la tuvo Jaime Castiñeira al presentar una idea que hasta el momento a nadie se le había ocurrido: utilizar parte de los terrenos del antiguo Hospital Xeral para hacer en ese solar una nueva sede para la Policía Nacional.

Hospital Xeral Actualmente el Xeral es una mole fantasma para el que se proponen tantos usos como personas opinan del tema. Es evidente que el traslado del mayor centro sanitario de Lugo a otra zona hace mucho daño a este barrio, que ve cómo deja de ser un referente de la ciudad para convertirse en una zona mucho más secundaria, a efectos de movimiento de público, que hace pocos meses. A los vecinos esto les hace poca gracia, y para los comerciantes de la zona el efecto, unido a la crisis, es demoledor.

La propuesta presentada por el PP es brillante. Soluciona un montón de problemas sin meterse con nadie, que es algo muchísimo más difícil de conseguir de lo que pueda parecer. Los principales puntos a favor de la iniciativa, en mi opinión, son los siguientes:

  • Dará vida al barrio. Pasará de ser el barrio del hospital al barrio de la policía. No es mal cambio, ya que todos tenemos que acudir a la policía, aunque sea a renovar el DNI, igual que antes teníamos que ir al hospital. Garantiza movimiento en la zona y actividad, que es lo que interesa.
  • Unificará y mejorará las instalaciones policiales: actualmente los policías nacionales están apretujados en un edificio de la calle Chantada que, entre otros problemas, no tiene ninguna zona para aparcar ni siquiera dignamente los propios coches patrulla. Por otra parte, la oficina del DNI ya ni siquiera puede estar en ese edificio porque físicamente es imposible. Una nueva sede, amplia y con un terreno tan grande como el del Xeral aunque sea ocupándolo sólo parcialmente, solucionaría todos los problemas de la Policía Nacional.
  • El desalojo del actual edificio de la Policía permitiría ampliar y mejorar las instalaciones de la Escuela de Artesanía y Diseño, que está justo a su lado.

110320111683La otra opción que se barajaba para la zona era un geriátrico. Parece evidente que Lugo necesita otra residencia de mayores pública (hay ya alguna como la de las Gándaras o la de la Milagrosa, tampoco es que no existan), y más que harán falta en el futuro. Sin embargo hay opciones muchísimo mejores para eso en la ciudad, como por ejemplo el Hospital de San José, también desalojado con la construcción del nuevo HULA. Descartada la idea de pedir para ese solar un Parador Nacional de Turismo (el propio Alcalde votó contra esa iniciativa), el otro uso obvio para el San José es el de residencia de mayores. Céntrico, con un gran terreno para zonas de esparcimiento, con un recinto bien delimitado, y encima bonito, sería una gran opción para dar alojamiento a personas de la tercera edad. Además, al aún barrio del hospital poca actividad económica le reportaría una residencia de este tipo, los geriátricos no son precisamente el motor de la economía, y que nadie entienda cosas raras.

Como no podía ser menos, no han tardado PSOE y BNG en salir a criticar la idea, argumentando ambos que Jaime lo que pretende es quitarle “un muerto” a la Xunta. El señor Orozco ha ido aún más allá diciendo que es algo que al barrio no le valdrá para nada, y que no es lo que necesitan los vecinos. Lo flojo del argumento y la rapidez en la respuesta hacen pensar en cierta improvisación en plan “¿y ahora qué decimos?” probablemente porque les ha fastidiado bastante que la idea no es suya, y que encima sea muy buena. Desde hace años sabemos que el Xeral se iba a trasladar: ¿qué ideas ha propuesto Orozco para la zona?… claro, como él sólo es el alcalde no tiene responsabilidad en ello.

Tanto los vecinos del barrio como la propia Policía han recibido la noticia con algo que hacía tiempo que no veíamos en Lugo: esperanza e ilusión. Llevamos más de una década hablando de los mismos temas: que si el nuevo auditorio, el puente, las torres del parque, el CETAL, el lío con la policía local, el plan general… Por fin se plantea un tema nuevo, una idea que ayuda a replantearnos Lugo como algo más que un montón de propuestas fallidas o por las que se espera indefinidamente, porque tras 12 años de “estamos trabajando en ello” aquí no parece que se muevan más piedras que las de ciertas calles (siempre las mismas) que se abren y cierran una y otra vez. A lo mejor porque son las que más se ven.

Ojalá sea una campaña de ideas y proyectos, en que cada uno exponga sus iniciativas para Lugo, su plan de futuro… y a poder ser sus avales para alcanzar lo que se propone. Desde luego si hay algo evidente es que nadie gana las elecciones con una campaña negativa, así que Jaime comienza con buen pie, abriendo un debate nuevo con una idea tan buena que recibirá el apoyo de todo aquel que no se juegue los garbanzos en su contra.

jueves, 17 de marzo de 2011

Cabeza de cartel

150320111707b ¿Por qué los carteles de las obras de Orozco duran más que sus actuaciones? En el cruce de la Avenida de la Coruña con el barrio Feijoo hay un pequeño jardín que se arregló hace ocho años. El cartel de la reforma del jardín, que lleva instalado desde que se hizo la obra, en octubre de 2003, tiene un aspecto muy cuidado mientras que los bancos y algunos parterres están en un estado lamentable.

No deja de ser una anécdota, pero simbólica de la preocupación del equipo de Orozco por la publicidad de sus actuaciones, más que por el contenido de las mismas. Al Alcalde parece que le preocupa más que los carteles de las obras se mantengan vistosos que la utilidad de lo que se pueda hacer en Lugo. Es como el famoso Plan E de Zapatero, en que se obligaba a poner carteles de 4x3 metros aunque la actuación fuera rebajar tres bordillos de una calle.

150320111704 También está el tema de la hierba artificial en Lugo. En una ciudad como la nuestra, donde la climatología es propicia para el mantenimiento de zonas verdes, se instalan cada vez más zonas de hierba plástica.  En la plaza de Santo Domingo, por ejemplo, se ha sustituido también la hierba natural por la artificial. Todo esto mientras en el parque de Rosalía se siguen talando árboles. Con los 750.000 € que se ha gastado Orozco en la nueva cafetería del parque, un lujo que Lugo no debería sufragar en este momento de crisis, se podrían pagar muchos metros cuadrados de hierba natural. Pero lo importante no es que haya hierba, es que se vea hierba, aunque sea de mentira. Lo fundamental es que se vea.

150320111702 Estas actuaciones revelan la preocupación del alcalde por la imagen y sólo por la imagen. Son los mandamientos del buen político, que eso no se lo niego a nuestro señor Orozco: es un gran político, buenísimo, pero un pésimo alcalde. La diferencia es que una cosa es ganar elecciones y otra muy diferente ejercer el cargo con competencia y responsabilidad. Por supuesto, en última instancia el responsable es el pueblo, que es quien se deja tomar el pelo por un apretón de manos o una frase amable.

Realmente es muy bueno y maravillosamente satisfactorio que un alcalde sea un tipo majo, simpático, dicharachero… pero no es lo importante del cargo. Prefiero un borde y prepotente que haga su función correctamente, aunque tampoco creo que sea cuestión de elegir una cosa o la otra. Lo malo es que lo que mola es lo primero, y pesa más el gracejo que la competencia.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Ser ecológico es un coñazo

Por si quedaba algún inconsciente que no estuviera preocupado por lo del tema de Japón, no ya la catástrofe humanitaria sino la nuclear que puede agravar aún más el tema, nuestra Unión Europea acaba de calificar la situación de “apocalíptica”. Ahí es nada. Dando ánimos.

Era previsible que pasara algo así, con la mala pata que caracteriza a Zapatero como Presidente (como político tiene una suerte envidiable). Poco tiempo después de aprobar un decreto por el que alargan la vida de las centrales nucleares españolas, se reabre el debate de hasta qué punto nos podemos permitir el riesgo de tener potenciales bombas de relojería en nuestras ciudades. Si en Japón, que algo de tecnología saben, están así, imagínate aquí con los Pepe Gotera que tenemos la que podemos liar ya no con un terremoto, sino con una colilla mal apagada.

Ahora más en serio, las consecuencias de todo esto son de una lógica aplastante, dura y poco asumible por la población. Si las centrales nucleares no porque son peligrosas, las de carbón tampoco porque manchan mucho y contaminan, las de petróleo o gas natural menos porque suben mucho los precios y no salen rentables, y las alternativas no dan para mantener abierto el chiringuito… ¿qué nos queda?

Todos somos super ecologistas. Faltaría más. Si nos preguntan en una de esas encuestas que tanto gustan últimamente, saldría que el 93% de los españoles se declaran ecologistas y a favor del medio ambiente (curiosamente, preguntes lo que preguntes siempre hay un porcentaje que no contesta lo que te esperas). Guay del paraguay, somos fantásticos. Lo malo es que cuando nos quitan el micrófono de delante todos despilfarramos energía y otras cosas a punta pala: usamos un montón de cosas que no sólo no son necesarias sino que son claramente superfluas. La vida moderna no es compatible con la ecología. Una casa con dos personas genera varias bolsas de basura a la semana, la mayor parte de ella totalmente prescindible: envases rodeados de más envases, plásticos para envolver cosas que podrían venir perfectamente sin embalar, toneladas de publicidad que va directamente al contenedor…

Cambiar el chip no es fácil. No estoy hablando de leer a la luz de las velas o apagar la calefacción aunque estemos a 0º. Es más sencillo que todo eso, pero tal vez por eso más difícil de asumir. El ser humano reacciona bien ante las grandes crisis, pero el esfuerzo del día a día es mucho más complicado. Ahí está el problema: es más fácil hacer grandes esfuerzos puntuales que pequeños sacrificios diarios. La ecología es un coñazo, seamos sinceros, y precisamente por eso hay que intentar facilitar que todos podamos colaborar. Concienciados estamos, ese no es el problema, es que resulta muy incómodo y el ser humano cada vez está más apoltronado, hablo de occidente, claro está.

¿La solución? Si la tuviera probablemente estaría abriendo los telediarios, pero hay pistas que nos pueden llevar hacia el camino correcto: hay que facilitar la ecología. Hay medidas que pueden parecer un poco chorras pero que realmente son efectivas. En Lugo, por ejemplo, en los años 90 el Ayuntamiento regaló cubos de basura con divisiones para clasificar los residuos. Funcionó de maravilla y se implantó, mal pero se implantó, la idea del reciclaje en los ciudadanos. Aún falta mucho por andar, pero es un comienzo. Otra que me parece positiva fue la tan criticada de las bombillas por la que pusieron al ministro del ramo (el socialista Miguel Sebastián) a caer de un burro. Pues yo no creo que sea ninguna chorrada porque hay muchas personas que no habían visto una bombilla de bajo consumo en su vida por increíble que parezca, y la cosa es ir perdiendo miedo a las medidas de ahorro.

Encima tampoco tienes nunca la garantía de estar haciendo lo correcto. Por ejemplo, ¿qué fue del papel reciclado? ahora no lo encuentras ni buscándolo con un perro de caza. Se decía, no sé si es cierto, que los blanqueantes que usan para aclararlo lo hacían más perjudicial para el medio ambiente que el papel normal de toda la vida. Vete tú a saber. Como lo de la velocidad en carretera: si hay que ir a 110 se va, no pasa nada, pero al menos que no veamos a otros países y estudios aparentemente serios que nos dicen que es contraproducente y que se consume menos a 130.

Para implantar medidas ecológicas tienen que tener dos importantísimas características: que sean indiscutibles (o al menos no controvertidas) y que se facilite su aplicación con una cierta comodidad. Si no, el fracaso está asegurado, y no nos podemos permitir más chapuzas en estos temas.

martes, 15 de marzo de 2011

Dimisión por botellón

En este país una dimisión es noticia de portada, y con letras gordas. Sea justificada o no. El tema sale por una reciente, que sí que está más que justificada: la de Ángel Espadas, ya ex-concejal del Ayuntamiento de Santiago y ex-candidato a la misma institución como número 3 de la lista del PP compostelano. Por si alguien no lo sabe, que lo dudo a estas alturas, al señor lo pillaron durmiendo la mona en su coche encendido, al volante, en un semáforo, con una tasa de alcoholemia que casi revienta el aparatejo de soplar.

Una decisión que le honra, la de dimitir. Es lo que debería hacerse en estos casos, pero la falta de costumbre haga que convirtamos en héroe a quien simplemente es consecuente. Le aplaudo moderadamente (hay que recordar el hecho causante de su salida), ya que en lugar de aferrarse como una lapa al sillón sale con la poca dignidad que le pueda quedar, porque el bochorno no se lo quita nadie.

Una vez dicho esto, hay cosas en este tema que resultan chocantes. Por ejemplo, ¿cómo es que la prensa tuvo acceso al atestado completo de la detención del señor Espadas? ¿No resulta raro que a las 24 horas de su detención los periódicos publiquen con pelos y señales párrafos literales del informe policial? ¿Podría tener algo que ver, es una teoría, que Espadas haya denunciado repetidamente la pasividad de la policía local en el tema del botellón?

image[6]Por poner en antecedentes, hace dos años Espadas y otra concejala se “infiltraron” en el botellón y denunciaron públicamente que los jóvenes, muchos de ellos menores, estaban tomando alcohol y otras substancias sin que la policía hiciera absolutamente nada. Ha llamado mucho la atención de medios y público que este hombre se emborrache tras ser durante mucho tiempo “azote del botellón”, tal y como lo nombra la prensa.

¿Y qué tendrá que ver? Una cosa es atacar públicamente que los chavales de 15 años se cojan comas etílicos y otra ser abstemio. Cuidado, no defiendo que un concejal conduzca borracho, sólo faltaba. Creo que es motivo suficiente para que dimita, pero no creo que exista ninguna contradicción entre emborracharse y denunciar el botellón. Es como decir que no se puede denunciar la prostitución si uno practica sexo. Otra cosa sería que este señor hubiera hecho denuncias o campañas de tráfico diciendo que es una conducta criminal, que lo es, conducir con unas copas.

botellonEl señor Espadas denunció en su día una situación que creo que casi toda la población de más de 30 años no ve con buenos ojos. Eso sigue siendo así, y el argumento no pierde ni un ápice de fuerza. Que el señor Espadas conduzca borracho no tiene nada que ver con el botellón, aunque sí sobre su capacidad para representar a los compostelanos. Por eso ha dimitido, lo cual merece un mínimo respeto en un país donde hasta que hay un juez de por medio nadie suelta la poltrona. Ni el juez tampoco, claro.

lunes, 14 de marzo de 2011

Protocolo

Gran cosa el protocolo, aunque quede mal decirlo hoy día. Estamos en una sociedad que huye de los formalismos como del nuevo Satanás. Lo que el común de los mortales no comprende bien es que el protocolo resuelve muchísimos más problemas de los que crea.

533-f-feiravino2011 Para empezar hay que diferenciar entre dos aspectos del protocolo: uno es el de las actitudes y otro el de las precedencias. En el primero, lo guay es saltarse lo establecido, ser campechano como el Rey, y bajarse a saludar al pueblo llano, que venimos siendo todos, para escándalo de los puristas de la formalidad y el envaramiento. Es la parte del protocolo que dicta si un señor, Rey en este caso o presidente de Petardos Explosivos del Noroeste Peninsular en otros, ha de bajarse del coche poniendo primero el pie derecho, y luego andando con pasos de 47,5 centímetros de largo. Que se salten esa parte francamente, no sólo me importa un bledo sino que creo que no tiene ninguna consecuencia más allá de las de imagen, que precisamente hoy sale beneficiada si uno se pasa por el arco del triunfo esa serie de chorradas.

Pero hay otro tipo de protocolo, el de las precedencias, que es más espinoso, porque no implica a un único personaje, sino la relación entre las figuras públicas. Ahí es donde está el problema cuando uno se lo toma a chirigota. Existen una serie de normas, poco flexibles, que establecen que va primero, por ejemplo, un diputado nacional que un concejal de ayuntamiento. Parece lógico, ya que uno representa a los casi cincuenta millones de almas de España mientras que el otro hace lo propio con los cinco mil vecinos de su pueblo.

Hete aquí, que resulta que esto, que parece tan obvio, no lo es tanto para algunos cabestros con bastón de mando. En la reciente feria del vino de Chantada, por ejemplo, la policía local impidió el paso a algunas autoridades al palco de los actos por orden del señor Alcalde, que facilitó a los pobres policías (vaya papelón el suyo) una lista de gente que podía pasar. En esta lista estaban concejales rasos pero dejó fuera a senadores y diputados, que están bastantes enteros por encima de la autoridad local. Por supuesto, sobra decirlo por obvio, esos diputados y senadores militan en partidos diferentes del que presenta a las elecciones al señor Alcalde.

El señor Manuel Anxo Taboada Rodríguez, Alcalde socialista de Chantada, ha utilizado como arma arrojadiza un acto municipal. El protocolo, aunque deja un cierto margen de maniobra, no permite esas barbaridades. Por supuesto nadie sospecha que tenga algo que ver que falten dos meses para las municipales. Es casualidad.

viernes, 11 de marzo de 2011

Cuando la calle de las putas sigue siendo la calle de las putas

Diez años después de comenzar la rehabilitación de la Tinería, un proyecto que lleva la firma de dos “ex” de altura, el ex presidente Manuel Fraga y el ex alcalde Joaquín García Díez, la cosa sigue bastante mal. No por la rehabilitación en sí, que se nota una barbaridad, sino porque sigue sin cuajar el cambio de ambiente de la zona.
Ayer salía en La Voz de Galicia un hostelero, el dueño del Hotel Monumento (por cierto, una pasada de hotel), situado en el corazón del aún barrio chino de Lugo, frente a la Porta Miñá, declarando que se sentía abandonado por el ayuntamiento y que tiraba la toalla, que estaba incluso dispuesto a vender si alguien se lo quería comprar. Hoy sale matizando el tema, supongo que porque, entre otras cosas, con esa publicidad no habrá tontaina que le compre el chiringuito.
Pero el asunto es serio. Galicia y Lugo han gastado un buen dinero en la rehabilitación de la Tinería, pero una muy discutible política social del bipartito en la Xunta y una más aún discutible permisividad de las policías (nacional y local, no tengo claro de quién es la competencia), han logrado que, muchos millones después, siga siendo la calle de las putas.
Es una tristeza, porque es el barrio más noble de Lugo y su glorioso pasado, que atestiguan los pazos y casas con escudos y blasones, queda oculto por las trabajadoras del sexo, que ahuyentan a todo turista o lucense que se pase por la zona. Hace pocas semanas iba con unos amigos para enseñarles el barrio, y por el hecho de mirar una placa de una calle con un nombre llamativo, tuvieron unas palabras con una “señorita” que estaba asomada a una ventana. Pensó que estaban cotilleando su negocio, supongo. Tampoco es fácil hacer una foto un poco decente (en el más pleno sentido de la palabra) porque a estas buenas mujeres no les gusta salir en ellas y te riñen.
Que nadie me interprete mal: no tengo nada en contra de la prostitución, siempre que sea ejercida voluntariamente. Hay muchas prostitutas que no desean cambiar de trabajo, porque a ver dónde iban a ganar tanto con tan poco esfuerzo (eso dicen ellas en los reportajes periodísticos habituales). El cliché de que sólo por obligación y trata de blancas (de lo que no niego casos, por supuesto) una mujer se mete a puta es una estupidez. De hecho creo que habría que estudiar seria y desapasionadamente la posibilidad de legalizarlas y que paguen sus impuestos, su seguridad social y tengan sus revisiones sanitarias periódicas, además de garantizar que la que ejerce la profesión es por voluntad propia. Pero ese es otro tema.
Una cosa es no atacar la prostitución como tal, incluso defender su existencia (lo contrario sería como negar el hidrógeno en el universo) y otra que se instale en el casco histórico, en nuestra tarjeta de visita. También defiendo la existencia de áreas industriales en Lugo y no las pondría en el paseo del Miño. Cada cosa en su sitio. Organización.
Cuando la calle de las putas sigue siendo la calle de las putas tras mucho esfuerzo de administraciones y particulares, es que algo no funciona. Lo malo es que al Alcalde le molesta el tema, pero tampoco le va la vida en ello. A quien sí le va es a los empresarios que han metido todo su capital, su esfuerzo y su ilusión en un proyecto confiando en la palabra de Orozco. Así les va, claro.

jueves, 10 de marzo de 2011

“Superado satisfactoriamente”

2010-10oct-06 - Diploma diputación Curso DNI Electrónico - Sin nombre El pasado San Froilán fui a una carpa que montó la Diputación Provincial de Lugo sobre el D.N.I. electrónico. Creo que es un tema interesante y que a muchos ciudadanos nos moviliza, principalmente para ver si le sacamos rendimiento al chip del carnet, que nadie tiene exactamente claro para qué sirve. Salí como entré, pero con un título.

Puede quedar gracioso lo de tener el titulito, pero no sé hasta qué punto es responsable, por parte de la administración provincial, repartir alegremente este diploma a personas que simplemente se sientan dos minutos (literalmente) ante un pc y pasan siete hojas en pdf llenas de dibujitos muy graciosos diciendo lo que se puede hacer con el DNI (aunque no dicen cómo).

Este tipo de caralladas, con perdón, lo único que sirven es para elevar la ya de por sí alta desconfianza de todo el mundo en los certificados oficiales. Dar un diploma de “introducción al D.N.I. electrónico”, especificando que fulano de tal, con deneí número tal, “superó satisfactoriamente el taller de introducción al DNI electrónico”, es poco serio. Por probar, habrá que ver si puntúa  para las oposiciones a la Xunta, que todo puede ser.

Pero realmente la crítica no es exactamente por el título, que hasta puede tener su gracia, es porque se matan moscas a cañonazos. La carpa de las narices ha costado una millonada, con cuatro o cinco personas atendiendo al público, y todo para hacer propaganda de la Diputación, porque francamente, lo que es como actividad informativa dejaba bastante que desear. Por cierto, ni uno sólo de los trabajadores era de Lugo según me dijeron ellos mismos, lo cual tiene delito en un tema organizado por nuestra Diputación. Será que en Lugo no hay paro.

Realmente, ¿alguien piensa en serio que se monta ese chiringuito para explicar lo que es el DNI electrónico? Si es así, fracasan estrepitosamente en su intención, pero si lo que pretendían es publicitar la institución (como tema político, se entiende), y ganar algún voto con regalitos (inflan a todo el que entra a chorraditas de esas que la gente mata por ellas) entonces probablemente han conseguido su objetivo. Eso sí, gastándose una pasta que, por supuesto, no les cuesta nada ganar, porque la pagamos nosotros. ¡Alegría!

miércoles, 9 de marzo de 2011

Escondiendo a ZP

Parece ser que el PSOE ha suspendido el macroacto previsto para empezar la campaña electoral del 22 de mayo, aquella demostración de fuerza en Vistalegre que ya hicieron otras veces. La lectura de esto, tras haber anunciado su convocatoria, depende mucho de quien lo vea, pero todos los que lo comentan acaban concluyendo lo mismo: el PSOE no quiere hacer del 22 de mayo un plebiscito nacional, porque sabe que la bofetada que se pegaría sería antológica.

zapatero-ceja Zapatero no es un valor en alza, todo lo contrario. Pobre del alcaldable que lo lleve como telonero para su mitin central o su campaña electoral. Son malos tiempos para la ceja, como lo fueron en su día para los del PP cuando su partido estaba en horas bajas. La diferencia es que de aquella eran temas supuestamente morales y ahora van a por la cartera, que no sé qué será peor, sobre todo cuando se va demostrando poco a poco que aquellas moralinas no eran como nos las habían contado los Bardem y su pandilla.

Personalmente estoy de acuerdo con el PSOE en este tema. No es un referéndum sobre Zapatero y su política, sino que estamos ante unas elecciones municipales y autonómicas en que el votante debería centrarse en el equipo que prefiere que dirija su futuro en estos tiempos de marejada. En cada municipio y comunidad autónoma tendrán que valorar si sus actuales gobernantes están haciendo bien las cosas o si prefieren probar suerte con la alternativa que sea.

Lamentablemente, ese nivel de democracia no ha llegado a España. Aquí se trata siempre de luchas de Tirios y Troyanos, y cualquier argumento es válido para tumbar al contrario, ya sea “mira qué mal lo hacéis en el Gobierno” o “mira qué mal lo hicisteis en el siglo XIV”. La cuestión es atacar, no proponer, y ahí está el error. Es evidente que la oposición ataca al actual gobernante y el que manda defiende su gestión, no me refiero a eso, sino a lo negativo de basar la campaña electoral en el “y tú más”.

De todas formas, quien se ha buscado esta situación, actualmente, es el propio Zapatero. Su resistencia numantina a convocar unas elecciones que sabe que perdería por goleada hace que tanto los demás partidos, como sus detractores (que no necesariamente están fuera de las filas del PSOE) aprovechen esta ocasión para convertir la cita del 22 de mayo en una encuesta del desgaste socialista. Craso error por parte de los defensores del Presidente (al menos sus cientos de asesores lo defenderán, digo yo) y también de sus atacantes, ya que el voto para alcalde de mi pueblo no debería tener más criterios que quién considero mejor para el cargo.

Cuatro millones y medio de parados pesan mucho en las urnas, pero más debería pesar la diferencia entre administraciones, para no culpar a unos de los errores de otros. Eso sí, el que quiera desmarcarse tiene ahora una oportunidad de oro para decir alto y claro que no está de acuerdo con el Gobierno, de no hacerlo, asumen sus errores como propios.

jueves, 3 de marzo de 2011

Ahora sí que no entiendo nada

Por favor, que alguien me lo explique: nos anuncia ayer nuestro señor Presidente del Gobierno que Qatar nos va a dar (es un decir, es una inversión) 300 millones de euros para el tema de las cajas. ¡Viva!, ¡albricias y cuchufletas!, ¡vienen los petroeuros a sacarnos de un apuro!… y hoy anuncia que España va a dar créditos a Túnez por ¡300 millones de euros!. Cualquiera que lea este blog verá que no soy partidario de Zapatero ni mucho menos, pero hay cosas que no se explican, aunque las avalara el mismísimo Keynes. Ésta es una de ellas.

¿Qué tipos de interés van a tener las inversiones de Qatar en España? ¿Y qué tipos tendrán los préstamos de España en Túnez? ¿Está España en condiciones de andar prestando dinero alegremente? Ya sé que Túnez está peor que nosotros, y más con el lío que tienen montado, pero ¿no sería más inteligente que sea la Unión Europea en conjunto la que se encargue de esas cosas y nosotros nos miremos un poco el ombligo llegados a los 4,3 millones de parados?

¿Por qué no hacemos de intermediarios y que Qatar le preste la pasta a Túnez y nosotros nos ocupamos de lo nuestro? Quizás porque Qatar, que además de un Estado-Dictadura de éstos que caen como moscas últimamente (el poder no se pasa de unos a otros, se lo arrebatan a base de golpes de estado familiares), es una multinacional que no quiere meter sus cuartos en un país de futuro incierto como Túnez. Y no será porque no les sobre el dinero, que es uno de los países más ricos del mundo (petróleo, gas, lo de costumbre). Para eso ya está España, que a pesar de ser más pobre tira el dinero con más alegría. ¡¡Ole!!.

Es la política del rizar el rizo, de hacer lo contrario de lo que dicta el sentido común. Dentro de poco, auguro que veremos a Zapatero apoyando en la ONU la intervención militar de Estados Unidos en Libia, contraviniendo todo lo que dijo cuando fue lo de Irak, que aquello no molaba. Supongo que los Bardem no saldrán a protestar como fieras, no sea que pierdan las subvenciones.

En España estamos a la cola de todo, menos en paro y estupidez. Ahí ganamos por goleada.

martes, 1 de marzo de 2011

Nuestros maestros tercermundistas

Quién nos iba a decir que recibiríamos lecciones de ciudadanía de países como Egipto, Libia o Túnez. Los países “democráticos” y “avanzados” asistimos pasmados al proceso de revolución popular que están viviendo estos “tercermundistas”, que de forma pacífica en el mejor de los casos, y enfrentándose a tiros con los gobiernos más resistentes (en el peor sentido del término) están conquistando su propia libertad.

revueltas He de reconocer que cuando esto empezó miré con desconfianza hacia Túnez. Lo primero que pensé es que se impondría una nueva dictadura, pero con formato islámico, con un imán o un ayatolá que, turbante en ristre, traería consigo uno nuevo totalitarismo en nombre de Dios. Parece que me equivoqué, y que la cosa es más profunda y más realmente revolucionaria. A ver si hay suerte y van también a por Marruecos, que ya me tarda.

Según nos informan nuestros mediadores de las noticias, Internet en ristre las generaciones nacidas rodeadas (más o menos) de teléfonos móviles y otros dispositivos que escapan del absoluto control del Estado de los medios, están liderando este proceso. Según la impresión que ahora tenemos muchos, se trata de personas que han estudiado fuera de sus países de origen, que han vivido en democracia unos años y regresan a su tierra, y ahora no aceptan que sus conciudadanos tengan que estar reducidos a meros sirvientes de un todopoderoso jefe de Estado. Ese ha sido el germen, que contagió con rapidez a otras personas de su entorno y que se ha propagado a pesar de la resistencia de dictadores que quisieron controlar todo lo controlable.

La comparación con Irak es obligada. Ahora que estamos pensándonos seriamente sacar los tanques y enviarlos a Libia a cargarse a Gadafi y a su tropa de nazis, no puede uno evitar pensar que la situación es análoga: un dictador que masacra a su propio pueblo, que se mantiene en el poder a base de fusiles y tanques y no de urnas y votos, y que controla ingentes dosis de la droga de occidente: el petróleo.

Saddam Hussein acabó ahorcado. Me gustaría que alguien hiciera una encuesta a ver qué le parecería a la ciudadanía aplicar el mismo tratamiento de choque a Gadafi. ¿Dónde está entonces la diferencia? Probablemente que aquí la iniciativa de la revuelta ha sido de su propio pueblo, contagiado por la marea de hartazgo que barre nuestro continente vecino. Sin embargo, aunque no tenga el mismo origen, los iraquíes recibieron a las tropas americanas con alegría salvo los terroristas de turno. ¿Alguien duda que en todos estos países habrá también atentados de Al Qaeda (sólo a mi me tiene nombre de organización de malvados de James Bond) en contra de los nuevos gobiernos que surjan? Saddam era un genocida, y Gadafi también. Los dos son el mismo perfil: líderes “moderados” apoyados durante décadas por occidente hasta que se convirtieron en estorbos.

Ahora la cuestión es si esa marea de revueltas pacíficas (insisto en llamarlas pacíficas porque hasta que sus dictadores no dispararon primero ellos iban por las buenas) contagiará a occidente y los demócratas de aquí, aborregados como estamos por el bienestar del que disfrutamos aún en crisis, aprenderemos que no sólo contamos cada cuatro años. Tal vez sea hora de que países que están hartos de sus gobernantes les digan educada pero firmemente que es hora de irse a su casa. Ahora mismo pienso en dos casos: Berlusconi y Zapatero.