lunes, 24 de julio de 2017

Una posible solución al aparcamiento de Ánxel Fole

Parking de Anxel Fole - Foto: La Voz de Galicia

El tema del aparcamiento de Ánxel Fole, más conocido como el aparcamiento de la calle del Gran Teatro (ahí se nos nota que vamos peinando canas… o dejando de peinarnos que para el caso es lo mismo), trae de cabeza a media ciudad, sobre todo a la propiedad, como es lógico, y a los negocios del casco histórico que ven que el mejor parking del centro de Lugo será cerrado por el Ayuntamiento. Es un negocio privado, pero presta un servicio público necesario en un espacio donde la alternativa son los aparcamientos municipales diseñados para que entre holgadamente… un 600. 

Es sorprendente que desde 2009 se haya denegado la licencia y ocho años después el aparcamiento siga abierto y funcionando. Suena raro como poco, y aunque creo que para el centro será un auténtico mazazo su clausura, también es mosqueante esa pachorra de dos gobiernos diferentes (aunque similares) para cumplir las normas que se ven inexcusables... o no. 

Este tema ya lo traté en su momento, y sostenía que no queda otra que cumplir la legalidad porque ésta no es opcional… sin embargo a veces la ley contempla más de un camino que nos puede llevar a destinos diferentes si se dan ciertas circunstancias y en ocasiones podemos elegir qué es mejor para el conjunto de la ciudad.

Dando vueltas al asunto y comentándolo con un amigo que sabe mucho de esto (el urbanismo no es un tema que domine demasiado), quizá haya una alternativa legal para mantener abierto el Ánxel Fole gracias, quién lo iba a decir, a la desidia municipal. 

En rojo la hipotética futura calle que iría de Teatro a Noreas
Antes de entrar en materia deberíamos saber que el proyecto original del aparcamiento sí tenía licencia fechada en 1990, solo que en su primer diseño la entrada y salida estaban en la propia calle Ánxel Fole, es decir, se entraba perpendicularmente desde la calle del Teatro. Sin embargo como la idea es que algún día la calle donde se iba a situar la entrada se continuara hasta Noreas siguiendo un recorrido paralelo a la calle Progreso, los propietarios modificaron el proyecto del parking a petición de la administración para que su acceso estuviera más metido en la parcela. Para ello cambiaron la ubicación de las rampas, el esquema de circulación de los vehículos y las chimeneas de ventilación, cosas que no se permiten con las normas posteriores al proyecto original. En mala hora hicieron esos cambios por el bien común ya que son los que ahora los traen de cabeza. 

El problema de base, una vez más, es el PEPRI, sobre cuya fundamental reforma se ha insistido hasta la náusea desde diversos sectores (siendo este modesto blog uno de los más pesados con el tema). Lo suyo sería iniciar los trámites para cambiar esa normativa… y mientras tanto aplicar el artículo 89 de la ley autonómica 2/2016, “Ley del Suelo de Galicia” que habla de “usos y obras provisionales”. 

Verán, la cuestión es que la unidad de actuación donde está el aparcamiento está sin desarrollar. Esto, que debería ser negativo, en este caso es una ventaja ya que está "en falso". Tenían que haberlo desarrollado los propietarios en un plazo que creo que era de cuatro años (esto lo digo sin seguridad alguna, pero por ahí anda el tema) y de no llevarlo a cabo (como así pasó) lo tendría que haber hecho el propio ayuntamiento mediante el sistema de expropiación. Pero ni unos ni otros lo hicieron así que la zona sigue "pendiente" de desarrollo y por eso la calle proyectada entre Nóreas y Teatro aún no existe.

Pero precisamente gracias a eso y según el mencionado artículo de la Ley del Suelo, se podría autorizar el uso y la obra en suelo urbano no consolidado mientras no se inicie el procedimiento de gestión correspondiente (es decir, el desarrollo de la unidad de actuación de marras), que el Ayuntamiento no inició en su momento aunque era su responsabilidad subsidiaria. Dice ese artículo que no serán válidos los usos como residenciales o industriales, pero como hablamos de un uso de aparcamiento, diferente de esos dos vedados, no veo el problema. 

La administración local puede arreglar un problema al que no es ajeno y que por desidia no se solucionó. En el desarrollo del PEPRI no es su única dejación de funciones, ya que tampoco gastaron ni un céntimo de los 200 millones de pesetas consignados en su día (era una pasta de aquella) para excavaciones arqueológicas ni tampoco han movido un dedo para recuperar el uso del viejo pabellón de la OJE. Simplemente dejaron pasar el tiempo y no ejercieron las competencias que les otorgan las normas, y ahora el lío lo tiene una empresa que presta un servicio demandado y apreciado por los lucenses. Y que como ven aparentemente tiene solución. 

Las cosas se pueden arreglar a veces si se buscan caminos, y aunque insisto en que el tema urbanístico no es lo mío ni de lejos (me lío con tantísimas normas, si les soy sincero) la clave de todo esto podría estar en ese artículo 89, aparentemente pensado para buscar una salida a situaciones como la que tenemos delante.

Con un poco de tacto, algo de dinero, y un mucho de suerte se podría solucionar esto y sacar adelante un nuevo PEPRI acorde con los tiempos y las necesidades de Lugo. 

viernes, 21 de julio de 2017

Enseñar pistolas a los niños ya no es solo cosa de ''americanos''

¿De verdad no tenían otra actividad mejor que hacer con críos?
En la cuenta de Facebook de Olga Louzao vi una foto que me dejó perplejo. En la misma se observa a unos niños de corta edad que miran con pasmo, asombro y diversión a un policía local de Lugo que enseña al monitor de su grupo… ¡a disparar con su arma reglamentaria!

A ver si lo he entendido bien. Un grupo de menores (insisto, muy menores) visita en una actividad organizada la sede de la Policía Local de nuestra ciudad (en presencia de la alcaldesa Lara Méndez) y no se les ocurre nada mejor que mostrarles lo guays que son las armas y lo que mola apuntar con ellas a “delincuentes virtuales”. Vamos, para que si el papá o la mamá de algún niño tiene pistola en casa se animen a jugar con ella, a ver si hay suerte y se ventila una mano en el mejor de los casos, o se lleva por delante a alguien en el peor. Eso sí, luego lo calificaremos de “desgraciado accidente”.

Ya sé que me estoy poniendo en una situación extrema, incluso dramatizando y exagerando el asunto, pero francamente creo que es difícil encontrar una actividad peor que hacer con críos en la sede de la Policía. Tal vez sería más adecuado incidir en otros aspectos del cuerpo, en el servicio público, en la atención al ciudadano, en su labor de vigilancia y protección de la comunidad, y no en la vertiente más peliculera por mucho que sin duda sea lo que más atraiga a los chavales.

¡Qué locos están estos americanos!... ¡Ah, no, espera...!
No niego el atractivo de la parte morbosa, por supuesto. En el zoo los niños (y los no tan niños) pasan de largo de las vitrinas con mariposas y las jaulas con bichos pacíficos y van corriendo a ver principalmente tres grupos de animales: los grandes (elefantes, rinocerontes…), los divertidos (delfines, focas y demás) y los agresivos como leones, tigres y panteras... ¡Dios mío! (si no han visto El Mago de Oz no pillarán esto), así que los lagartos de la zona de sangre fría saben que no tienen nada que hacer como espectáculo ante la boa de 7 metros. El morbo que nos da tener delante una criatura que te puede dejar seco es algo digno de estudio.

Pero que exista esa tendencia y que una visita a un centro oficial la cubra son dos cosas diferentes. ¿Qué mensaje se transmite? ¿El de la normalidad de las armas? ¿Acaso no deberíamos intentar precisamente alejar a los críos de ellas? No soy ningún experto en medir edades a ojo, pero en mi modesta opinión ahí había niños de 6 o 7 años entre otros. No creo que sea la mejor edad para eso.

Cigarrillos de chocolate ilegales desde 2005
Siempre he criticado los extremos. Por ejemplo, que los cigarrillos de chocolate sean ilegales me parece una estupidez. No creo que ningún niño se ponga a fumar porque de pequeño le dieron chocolatinas alargadas, que por cierto a mí me gustaban muchísimo y no he fumado en mi vida. Pero una cosa es caer en el ridículo, como sería igual de absurdo prohibir los juguetes con forma de pistola, y otra muy diferente darle a un chaval una clase de cómo se enciende un pitillo y cómo se traga el humo. Creo que ya no es una cuestión de matiz, sino una diferencia más grosera.

Se ve que en estas cosas vamos para atrás. Hace muchos años participé en un pleno infantil del Ayuntamiento y entre otras actividades la persona responsable del área nos organizó una visita a los bomberos y a la policía que fue una pasada... Y no nos enseñaron a disparar. ¡Qué sosos!

El reportaje de ayer de La Voz de Galicia da cuenta de la actividad

jueves, 20 de julio de 2017

Baños contaminados


El el otro día publiqué un artículo (Ni una playa canina en toda la costa de Lugo) en que afirmaba que no había playas autorizadas para perros en la provincia de Lugo. Tras haber recibido noticia de que sí hay dos (una en O Vicedo y otra en Burela), consulté el tema con ambos ayuntamientos y mi sorpresa fue que en O Vicedo tras dudar me lo negaron (me decían que son tantas las restricciones horarias y las condiciones que se ponen que la intención es que no se use para tal fin) que hoy meto esta segunda parte, ya que si lo de ese ayuntamiento me parece grave lo de Burela ya ni les digo...

Los perros son nuestros compañeros pero también nuestra responsabilidad. La frase de Antoine de Saint-Exupery “uno es responsable para siempre de lo que domestica” debería hacernos reflexionar por su profundidad y su lógica. No soy partidario de difuminar los límites entre las mascotas y los seres humanos, pero de eso a hacer que nuestros compañeros se bañen entre “enterococos intestinales y escherichia coli” (esta última conocida como E.coli) media un abismo. 

Aunque hay otros arenales en que existe la costumbre de acudir con mascotas como el de San Román de O Vicedo (pero como ya les dije en el propio Ayuntamiento te recomiendan no ir), en toda la Mariña de Lugo sólo hay una playa específicamente autorizada para ir con perros libremente, la de Penoural en Burela… pero desde 2010 aproximadamente hay reiteradas denuncias y cierres continuados del arenal porque sus aguas no son aptas para el baño y presentan las bacterias antes mencionadas.

Si la situación se mantiene así desde hace 7 años, aparentemente por la ruptura de una tubería de aguas fecales, es porque no parece que se esté haciendo lo que se debe para resolver la situación. Se puede entender que un verano haya una incidencia pero no durante más de un lustro.

Es triste que en nuestra amplísima costa, con kilómetros y kilómetros de arenales, no haya más opción de bañarnos con nuestras mascotas que en aguas contaminadas.

miércoles, 19 de julio de 2017

¿Son ilegales en España los símbolos franquistas?

Salón del trono del Alcázar de Segovia con el escudo de los Reyes Católicos que muchos confunden con el usado por Franco
Ya llevamos más años sin Franco que con él, pero sigue siendo uno de los argumentos favoritos para hacer política de la cutre en este país en que nos liamos a tiros por cuestiones simbólicas muchas veces trasnochadas mientras dejamos que los millones públicos se despilfarren en barbaridades sin siquiera arquear una ceja. Con esto no quiero que nadie interprete (que es lo común) que disculpo, justifico o aplaudo ni de lejos el golpe de Estado del 18 de julio del 36, pero francamente es un tema que me parece que se trae demasiado a colación y, por hacer una comparación, no veo a los franceses exigiendo a Alemania año tras año que condenen el nazismo. Probablemente por eso, porque miran al futuro y no al pasado, les van mejor las cosas que aquí.

Escudo de los Reyes Católicos
Sin embargo sí me gustaría hablarles de un tema relacionado indirectamente con esto. Hablando ayer de la bandera utilizada por los nacionalistas para promocionar “su” fiesta (personalmente no me siento invitado porque si fuera para todos habrían usado la bandera común, con el escudo de Galicia y no una sangrienta estrella comunista, digo yo) mencioné que sería igual que usar el escudo franquista para promocionar el 12 de octubre y hubo quien me criticó, tanto en público como en privado, por asignar a Franco un escudo que en realidad es más antiguo, de la época de los Reyes Católicos. Entendería la crítica si no fuera porque eso no es cierto, Franco no usó el escudo de los Reyes Católicos sino que basó el suyo en el de Isabel y Fernando, que no es lo mismo y por eso son parecidos, pero ni de lejos el mismo.

Escudo de Franco
Las diferencias son obvias fijándose un poquito, pero quedan ocultas por la presencia del Águila de San Juan que hace los escudos más parecidos entre ellos que con el actual, lo que crea la confusión. Incluso el águila es diferente, ya que en un caso está con las alas abiertas pero rectas y en otro (el de los Reyes Católicos) en actitud de despegue, más dinámica, lo que tiene su simbolismo como casi todo en heráldica.

Lo más sencillo para distinguirlos es ver las discrepancias más groseras, como la presencia de las columnas laterales (en referencia a las de Hércules), que se introdujeron en el reinado de Carlos I y que Franco incorporó, o la leyenda “Una, Grande y Libre”, esa ya de cosecha puramente franquista, ya que el lema de los Reyes Católicos era “Tanto monta” (recordarán lo de "Tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando", que no es de la época sino una probable invención también franquista). Solo con eso ya podemos detectar con facilidad si hablamos de uno u otro símbolo.

Escudo original
en la Constitución Española
Que conste que todos cometemos errores o inexactitudes con esto. Incluso yo mismo ayer califiqué el escudo de Franco de “preconstitucional” y eso es verdad pero crea confusión. Es cierto que el escudo es anterior a nuestra norma fundamental, pero eso no quiere decir que la Constitución lo eliminase o lo ilegalizase. De hecho en la primera publicación de la propia Constitución Española la portada estaba coronada por ese escudo, el de la época de Franco así que malamente se puede buscar un veto en nuestra mal llamada Carta Magna.

Tampoco es un escudo "anticonstitucional" como se dice habitualmente ya que en el artículo 4 se describe la bandera pero no se dice nada del escudo por lo que hasta que en 1981 se dictó la ley del Escudo de España el del águila era el que había y era perfectamente legal. Hasta conservo una moneda con la cara del Rey Juan Carlos y el escudo franquista en la parte posterior, acuñada en 1.980  así que de "inconstitucional" nada de nada.


Demostración que muchos tuvimos en el bolsillo
de que el escudo franquista no es "inconstitucional"
Curiosamente tanto aquella norma (la ley del escudo del 81) como la de la memoria histórica reconocen que se deben retirar los escudos franquistas... pero no siempre. Se pone como límite cuando haya razones artísticas o arquitectónicas protegidas por la ley así que no siempre está justificado tirar con todo.

Esto no se respeta siempre e incluso se han hecho estropicios confundiendo el escudo de Isabel y Fernando con el de la dictadura, como sucedió en Cáceres (quitaron un escudo de los Reyes Católicos por creerlo franquista, los muy espabilados).

Es decir, que la Ley de Memoria Histórica no declaró ilegal el escudo franquista sino que se dice que "Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura".

Aunque entendamos eso de forma amplia, se veta simplemente su uso como exaltación del franquismo, que no es lo mismo, pero no se considera ilegal el escudo en sí mismo. Quien desee recordar tiempos pasados (cada uno tiene sus cadaunadas, por retorcidas que éstas puedan ser, igual que otros lucen orgullosos símbolos sangrientos como la hoz y el martillo o incluso la esvástica) lo puede hacer legalmente y usándolo como considere conveniente a título particular (no como exaltación del franquismo), enmarcando esto en la libertad ideológica y de expresión que reconoce la Constitución.

En Alemania por comparar como ejemplo, sí es ilegal el uso de la cruz gamada (salvo para hacer publicidad contra el nazismo) o hacer el saludo nazi y en Hungría la estrella roja comunista está vetada al mismo nivel.

Una de las cosas que más me llama la atención es que se usan alegremente términos como "inconstitucional" y "preconstitucional" para intentar hacer política a día de hoy, pero se utilizan de forma incorrecta. Por ejemplo, la bandera de la época de Franco no es inconstitucional, ni ilegal ya que es la misma que usamos hoy día, lo que se cambia es el escudo (no confundamos las cosas). Sin embargo la que sí es inconstitucional es la bandera republicana, ya que el ya mencionado artículo 4 concreta la bandera española como la roja y gualda (de nuevo el escudo no tiene nada que ver), así que la tricolor es inconstitucional. ¿Eso quiere decir que la bandera republicana es "ilegal" o que no se pueda usar? No, por supuesto que no, pero no representa a España igual que no lo hace cualquier otra salvo la reconocida oficialmente que es la que se usaba en tiempos de Franco. Vamos que tiene la misma trascendencia que llevar la del Real Madrid o esa del toro de Osborne. Ya ven lo que son las cosas.

Los símbolos son importantes, sí, pero más aún es conocerlos y saber qué es legal y qué no para poder opinar y no meter la pata. De lo contrario se arrancan escudos históricos de los Reyes Católicos por ser lo bastante necios como para confundirlos con el usado por Franco.

martes, 18 de julio de 2017

Banderas en la Muralla

La muralla de Lugo luciendo una bandera política. Foto: BNG
La Muralla de Lugo, Patrimonio de la Humanidad, está siendo utilizada como tendedero cada cierto tiempo para las más diversas causas. Desde temas nobles y solidarios de asociaciones que luchan contra enfermedades que afectan a todo el mundo de forma directa o indirecta, hasta más recientemente fines políticos, como la acción que ayer llevó a cabo Galiza Nova (las juventudes del BNG) colgando su bandera de uno de los lienzos de nuestro principal monumento.

No tengo muy claro qué permisos hay que obtener para utilizar el anillo de piedra como escenario para las acciones propagandísticas de cada cual, pero recuerdo que no hace mucho tiempo a la asociación Capaces le tiraron a la basura unos globos y unas banderolas que pusieron junto a las puertas de la Muralla (ni siquiera estaban en el monumento, sino a su vera) sin mayores miramientos porque no tenían permiso.

Supongo que ayer la cosa fue colgar la bandera, hacer la foto y largarse antes de que viniera la autoridad competente… aunque hoy vemos en la prensa que se hace gala de la acción como promoción del día de la Patria Gallega, cosa que personalmente me resulta ofensiva porque para ello lo suyo habría sido extender nuestra bandera, la de todos, y no la suya para apropiarse de algo que es común.

Como lucense, para mayor gravedad, me resulta insultante que la bandera desplegada sustituya por una estrella comunista, equivalente histórico a la esvástica, el águila franquista o la hoz y el martillo, nuestro escudo gallego, que recoge algo tan de esta ciudad como la ofrenda que anualmente se realiza en la Catedral de Santa María y que se refleja en ese cáliz, esa hostia y esas siete cruces que son las provincias del antiguo Reino de Galicia. Como nacionalistas deberían conocer la historia y saber que el único resto que perdura de esa Galicia independiente es este acto en recuerdo de lo que fue.

No me entiendan mal, como liberal convencido me parece fantástico que se desplieguen banderas en la Muralla en conmemoración de fechas y eventos, tanto políticos como sociales, ya que el Patrimonio de la Humanidad es de todos y no me gustaría que la burocracia entrase a regir un nuevo aspecto de nuestras vidas. Mientras no se toque al monumento (me refiero a clavar algo o atornillar cualquier cosa al adarve) y solo sea sujetar la bandera entre varios un momento para hacer la foto no veo ningún inconveniente en que la utilice quien quiera. Si llegamos a una situación en que haya problemas porque hay varios que quieren utilizar el mismo lugar a la misma hora (cosa difícil porque anda que no hay kilómetros de Muralla para repartirse) tendremos que buscar un sistema justo para repartirla, pero no es el caso.

Supongo que igual que se ve con normalidad el despliegue de esa bandera no pasará nada porque el 12 de octubre alguien ponga una bandera española del mismo tamaño o incluso mayor colgando de la Muralla, o una azul con estrellas amarillas para conmemorar la entrada de España en la Unión Europea… o una que recuerde el aniversario de la extinción del Dodo. Hay tantas causas que necesitan atención… Aunque para ser correctos con la comparación sería como si se pusiera una bandera con el escudo preconstitucional (es decir, el del águila franquista) para el 12 de octubre, ya que casi todos los totalitarismos tienen una común tendencia a apropiarse de lo colectivo en provecho propio.

Solo espero que las autoridades que ahora parecen no acusar recibo del asunto y que se hacen las locas en caso de haber ordenanzas o normas al respecto (vuelvo a mencionar la retirada de los globos de Capaces como ejemplo de que parece que sí hay algo por ahí) apliquen las mismas de forma igual a todos, porque como ejemplo lo de la bandera política del BNG es interesante para el futuro.

lunes, 17 de julio de 2017

Ni una playa canina en toda la costa de Lugo



Cuando uno tiene una mascota en casa es innegable que pierde un poco el sentido de la realidad respecto a su perro, gato, periquito o tortuga y le empieza a ceder parcelas de terreno que normalmente están reservadas a los humanos. La habitual y ofensiva comparación que se hace de los comportamientos de niños y perros, por ejemplo, se ve totalmente normal para los propietarios de animales, que cuando un papá le cuenta la última monería de su hijo le suelta un “pues mi perro...” que normalmente hace torcer el morro al contertulio, y no sin cierta razón.

Los animales son animales. Como tales son seres sensibles, inteligentes y en muchos casos nobles y cariñosos, que sienten por su familia de adopción un amor incondicional difícil de encontrar en otra parte. Hay que ser muy insensible para ser impermeable a la alegría que demuestra tu perro cuando llegas a casa, pero no podemos olvidar que no son seres humanos aunque se sienta por ellos un amor enorme.

Normas en la playa canina.
A pesar de todo esto, y de la distancia que entiendo que ha de mediar entre ambas esferas, también es cierto que hay una especie de barrera psicológica que hay que romper y es la de que las mascotas son molestas para los demás. Depende, por supuesto, tanto de lo educada que esté la mascota como de la sensibilidad para ser molestado de esos “demás”. Un perro ladrando insistentemente haría perder los nervios al mismísimo Félix Rodríguez de la Fuente (los menores de 35 por favor consultar la Wikipedia), pero hay quien se altera solo con tener un can a menos de 50 metros.

El viernes pasado estuvimos en las rías bajas y gracias a una web nos enteramos de que en la playa de O Esteiro, junto al puerto de San Vicente del Mar, se aceptan perros. De hecho tiene un cartelón a la entrada que anuncia la “playa canina”… ¡Qué gozada! No se pueden imaginar los maravillosos días de playa que pasamos allí, entre un montón de canes nadando, disfrutando de una libertad a la que no están acostumbrados en una playa, persiguiéndose entre ellos, confundiendo las ramas y las pelotitas que les lanzaban para jugar con las de los vecinos… Una maravillosa experiencia que espero poder repetir cuanto antes.

Esto me hace preguntarme por qué en toda la provincia de Lugo no hay ni una sola playa que acepte mascotas. Ni una, y miren que tenemos costa para dar y tomar. Obviamente estoy de acuerdo en que no vas a meter perros en A Rapadoira, por ejemplo, pero sí me cuesta más entender por qué no se permite su entrada a la pequeña (y poco utilizada) playa de Puerto Chico, que es la que está justo al lado de la principal de Foz.

Ducki disfrutando del agua como buen labrador que es
Cada vez parece haber más personas con perros, que también tienen derecho a disfrutar de la playa con sus animales (hablo de los dueños, ¿eh?) sin molestar a terceros. Y si les preocupa el tema de limpieza les diré que no he visto en mucho tiempo playa más limpia que la de San Vicente: ni colillas, ni basura, ni bolsas… ni por supuesto cacas de perro que es lo que a todos nos preocupa más en estos asuntos.

La gente que se molesta en llevar su perro a la playa normalmente sabe que hay que tener cierto grado de prudencia y ser civilizado, así que veías que cuando un perro era más o menos lanzado (ya no digo agresivo) iba con correa.

Ya les digo la experiencia no puede ser mejor e invito al buen Javier, alcalde de Foz al que aprecio, y a todos sus compañeros de la Mariña lucense a plantearse dedicar playas secundarias, o partes de las otras, a la gente que quiere pasarlo bien con sus mascotas. Pocos colectivos serán más agradecidos.

viernes, 14 de julio de 2017

Cuidar el Patrimonio no es hacer un concierto anual


Vistas desde la Muralla junto a la Catedral, otro Patrimonio de la Humanidad
 ¿Qué clase de Patrimonio de la Humanidad enseñamos a nuestros visitantes? Y lo que es más importante, ¿qué clase de Patrimonio de la Humanidad disfrutamos los lucenses?

Que la Muralla de Lugo esté bien cuidada es algo que afortunadamente ya no es una preocupación grave. Se limpia cada cierto tiempo y ya no presenta aquellos matorrales en la parte superior que se veían cada pocos meses, en eso se ha mejorado notablemente. El adarve solo tiene un problema reiterado que es la falta de papeleras, que se niegan a instalar con el pretexto de que se daña el monumento, como si no hubiera formas y maneras de poner, por ejemplo, bloques de hormigón en que anclar las papeleras sin tocar la Muralla. Querer es poder.

En fin, a lo que iba, el problema más grave que presenta la Muralla de Lugo es Lugo, lamentablemente. La vista de nuestro anillo de piedra no tiene duda, pero la que hay desde el propio monumento… eso es otro cantar. Casas abandonadas, derruidas, pintadas, destrozadas, descuidadas… un paisaje absurdo en una ciudad que afirma cuidar su patrimonio.

El otro día se cayó el tejado de una casa en Camiño Real y se ha anunciado su demolición. Correcto, me parece fantástico, pero ¿qué pasa con todas las casas que están en un estado similar o incluso peor y que encima afean nuestro principal atractivo? ¿Es que esas no se pueden tocar por algún motivo? Y si ese motivo es el puñetero PEPRI, ¿no va siendo hora de actualizarlo?

En esta época de mejor clima hay más gente paseando por la Muralla, y tanto lucenses como sobre todo forasteros se quedan mirando estas vergüenzas, la mayor parte de las mismas con soluciones razonablemente sencillas porque muchos de los inmuebles son de propiedad pública. Y los que no lo son… pues que al menos den una imagen digna, que al final están comprometiéndonos a todos.

jueves, 13 de julio de 2017

Los Lagos de Teixeiro (Lagos de ICONA para los nostálgicos)


Ni siquiera el mal estado del conjunto le resta belleza a esta preciosa zona
Cuando era pequeño les llamábamos “los lagos de ICONA”, y hoy se conocen como los “lagos de Teixeiro”, pero su mayor cambio no ha sido el del nombre sino el de su deterioro y el lamentable estado que presentan a día de hoy. La Xunta de Galicia, titular hasta donde yo sé del tema, lo tiene dejado de lado a mayor gloria de la eficacia administrativa.

Recuerdo ir con Lúa, nuestra perra (sí, es cierto, el nombre era tan común como excepcional aquella preciosa pastor alemán a la que colaba a dormir en mi habitación por las noches) y pasear por allí, comer en el chiringuito, e incluso meternos en el agua. Eran otros tiempos, en que la química no había hecho todavía estragos y beber agua de las fuentes no suponía una temeridad como sucede hoy.

Fui el otro día a dar una vuelta con Ducki, y me encontré un panorama postapocalíptico. Las parrillas derruidas, el chiringuito abandonado y lleno de pintadas, las fuentes llenas de porquería, los lagos en sí cubiertos de maleza… y sin embargo sigue manteniendo una parte del encanto que recordaba de hace tantos años.

Probablemente los críos de hoy, acostumbrados desde que nacieron a los precios de Ryanair, la existencia de la A6 y las facilidades para moverse por medio planeta no podrán entender que aquellos eternos veranos que nos tirábamos en Lugo (sobre todo los que dependíamos de la hostelería) se aliviaban a base de pequeñas excursiones para comer tortilla de patatas de fiambrera (la clase más rica, probablemente) en el club fluvial o para explorar las rutas entre árboles que hoy son un mero recuerdo. Ese probablemente sea el gran problema de áreas como la de los Lagos de Teixeiro, que no tienen demanda porque ahora todo cristo tiene coche y se va a la playa… y el que no tiene tampoco podría ir hasta los Lagos, claro.

No tengo la solución, pero sí alguna sugerencia. Quizá intentar relanzar el tema con alguna actividad, una pequeña inversión en señalización (si no fuera por Google Maps no habría conseguido encontrar el lugar porque hay que tomar un desvío que no dice nada), y la concesión incluso sin canon de explotación del merendero podrían ayudar a que esta zona vuelva a ser útil.

A pesar de su deteriorado estado, fijándose bien bajo la capa de porquería y hojas los bancos y las mesas de piedra parecen estar en buen estado y no creo que sean tan difíciles de poner en estado de revista. Un poco de cemento puede reconvertir los escombros en parrillas funcionales y una brigada de obras en una semana pone eso a andar, o en dos, que es lo mismo.

Quizá me tire la poesía y las zonas como los Lagos de Icona (¡ups!) estén muertas para la gente de hoy en día pero tal vez se podría intentar. Aunque solo sea por ver si la cosa sale adelante. En cosas bastante más tontas ha tirado la Xunta millonadas en esta ciudad.






miércoles, 12 de julio de 2017

El homenaje a Miguel Ángel Blanco no es a Miguel Ángel Blanco

¡Basta ya!, el grito que nació del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se ha negado a hacer un homenaje específico al concejal Miguel Ángel Blanco en el 20 aniversario de su asesinato por ETA con el argumento de que sería un desprecio a las demás víctimas de la banda terrorista. Me parece un argumento válido y razonable, pero poco creíble.

La cuenta atrás de ETA
que rompió toda baraja posible
Recientemente el mismo ayuntamiento, con su alcaldesa a la cabeza, descubrió una placa en recuerdo de Jorge Semprún, intelectual con un pasado apasionante que le llevó desde la resistencia contra los nazis hasta la vida clandestina en el franquismo… como otros españoles que no tienen placa. ¿Aquí no hay desprecio hacia los demás represaliados? ¿No hay comparaciones odiosas? ¿No hay ese favoritismo del que acusa indirectamente a los promotores del homenaje de Miguel Ángel Blanco?

Se podría decir que Semprún fue ministro en la época de Felipe González y que eso da más caché a su pasado, que lo destaca sobre las demás víctimas del franquismo para ser merecedor de esa placa por haber tenido un cargo, pero no creo que nadie dude que para la historia de este país la figura de Miguel Ángel Blanco ha sido más relevante que la de Semprún, por importante que éste fuera.

Hacer un homenaje a Miguel Ángel Blanco no puede ser considerado como un desprecio a nadie más igual que realizar un recordatorio de cualquier víctima de los nazis, del comunismo soviético, de la dictadura china, del franquismo, del castrismo o de cualquier otra forma de totalitarismo asesino no supone un menosprecio del resto de asesinados.

Ana Frank
Ana Frank se hizo famosa por escribir un diario en que relataba sus experiencias en la época nazi. Hablar de esa obra no es menosprecio alguno a las demás personas que perdieron su vida en la barbarie alemana, e incluso la posibilidad de que la tal Ana no existiera (se duda de si es una persona real o una figura literaria) es irrelevante porque el homenaje no es a ella sino a un sentimiento, a una resistencia, a una forma de sufrir en este caso.

De las muchas víctimas de ETA probablemente Blanco es la más recordada, para su desgracia, con nombre, apellidos e incluso cara y no porque fuera un concejal del PP, cuestión anecdótica, sino porque se nos sometió a todos a una terrible cuenta atrás. La reacción de millones de españoles manifestándose en la calle con nuestras manos blancas y nuestro ¡basta ya!, el hartazgo y la rabia que cristalizaron con la cruel agonía del chaval, la gota de agua que acabó con la paciencia de este país son dignos de rememorarse. 

En realidad el homenaje a Miguel Ángel Blanco no es a Miguel Ángel Blanco sino a un momento de cambio, a un punto de inflexión en que este país decidió pasar del temor a la ira. No salimos a la calle porque fuera amigo o conocido, ya que la mayoría ni siquiera sabíamos quién era hasta su secuestro, lo hicimos porque de tanto tensarse la cuerda se rompió con él como se podía haber roto con otro. Supongo que a él y a sus amigos y familiares les habría encantado que no le hubiera tocado y no ser lamentablemente un símbolo de la resistencia ciudadana contra ETA como Ana Frank lo fue contra el nazismo.

Todo esto tiene un tufo político repugnante, y si Blanco hubiera sido concejal de cualquier otro grupo político me parece que no habría problema alguno en hacerle un homenaje. Aunque seamos bien pensados, el Ayuntamiento de Madrid puede opinar que un homenaje a Blanco es un desprecio a las demás víctimas, sí… pero entonces que se abstengan de hacer homenajes a nadie más porque siempre habrá quien se pueda sentir menospreciado. Lamentablemente siempre hay más víctimas que las recordadas.

martes, 11 de julio de 2017

Señalizar para el turista

La web municipal. Turística, lo que se dice turística, no es.

Cuando cuentas con tener visita lo acostumbrado es recoger un poco más de lo habitual, colocar en su sitio esos libros que llevan apilados sobre la mesa un mes y meter en el armario las cosas que no sabes muy bien donde poner pero que quedan feas por ahí.

Con la misma lógica las ciudades que desean ser un objetivo del turismo mejoran su aspecto y se preparan para la época de verano ampliando horarios de centros de interés, revisando si tienen folletos en varios idiomas e inspeccionando las señales y las guías para la gente que viene de fuera y no conoce el entorno.

Así que siguiendo esta lógica o Lugo no quiere ser objetivo del turismo o simplemente los responsables del asunto pasan del tema, y para ilustrar la cuestión les pongo tres ejemplos, dos más graves y otro meramente anecdótico.

El primero de los graves es que seguimos sin página web de turismo. Teclear la dirección de la web www.lugoturismo.com por la que en su día se pagaron un buen fajo de euros y que no funciona, te redirige a la del Ayuntamiento de Lugo, que podrá tener muchas virtudes pero su atractivo para el visitante no es una de ellas, ya que es una mera web administrativa sin seducción alguna desde el punto de vista turístico.

Lo lógico sería una web que recoja los encantos de nuestra ciudad, un listado de hoteles, de restaurantes, de actividades a realizar, horarios de autobuses, posibilidad de contar con guías… vamos que no hay que inventar nada simplemente hacerlo.

También seguimos sin la puñetera señal en la A6 que indique que Lugo tiene ya no uno sino tres patrimonios de la Humanidad. La tiene Segovia con su acueducto y la tiene Sobrado dos Monxes con su monasterio, pero nosotros seguimos dando la espalda a la principal vía de comunicación que nos circunvala y desaprovechando el turismo de "anda, para que esto puede estar bien". Se reclamó hace años y el interés parece escaso en que se logre. Eso sí, después gastamos millones en visitas al cementerio y similares.

En cuanto a lo anecdótico, también es curioso el poco cuidado que se tiene al diseñar ciertas cosas como la señalización turística. En Lugo llueve, por si alguien no se había percatado, y la tontería de poner dos planchas de metacrilato, cristal o lo que sea, sin protección por la parte superior lo que trae consigo es que en poco tiempo tengamos la señalización turística hecha un trapo, dando una imagen de la ciudad más bien mala.

El turismo es importante. Tampoco crean que soy muy partidario de que esto se convierta en un parque temático como le ha pasado a Santiago o a otras ciudades donde la vida diaria se interrumpe a cada poco por gente en pantalón corto y ropa que jamás se pondría en su ciudad haciendo fotos de todo cuanto ven, pero sí es una fuente de ingresos para Lugo que está desaprovechada y que habría que intentar enfocar adecuadamente.

Cuidar la información es lo primero y más básico sin duda alguna, porque de lo contrario nos convertimos en un destino arisco y poco apetecible.

lunes, 10 de julio de 2017

Los Senadores lavan sus togas en ASPNAIS*


El taller de lavandería de ASPNAIS

  • Los miembros del Senatus Lucus Augusti entregaron el viernes sus togas en la lavandería que la asociación tiene en la Rampa de Claudio López.
  • Con esta acción, pretenden dar a conocer este servicio atendido por los usuarios de ASPNAIS y colaborar activamente en su difusión.

Los Senadores del Arde Lucus han entregado el viernes sus togas en la lavandería de ASPNAIS para tenerlas en perfecto estado a la espera de la próxima edición de la popular fiesta lucense.

Con esta sencilla acción, pretenden dar a conocer este servicio atendido por los usuarios de ASPNAIS y colaborar activamente en su difusión, de lo que darán cuenta en la web oficial del Senado (www.spql.es) y en redes sociales.

Este taller de la Asociación de Padres o Tutores de Personas con Discapacidad Intelectual de Lugo está dedicado al lavado y/o planchado de ropa del hogar tanto para particulares como para empresas, dando servicio a equipos deportivos, centros de estética, peluquerías... De esta forma, se busca la habilitación profesional de los usuarios con programas adaptados según sus características, necesidades e intereses con la colaboración de un equipo interdisciplinar de profesionales que trabajan para mejorar su calidad de vida.

* Hoy me van a permitir que publique en el blog esta breve nota de prensa del Senado. Les prometí que no iba a hablar de la fiesta, y pretendo cumplirlo porque esto tiene una relación solamente tangencial y creo que es importante para ayudar a promocionar que todos conozcamos este fantástico taller de ASPNAIS.

Anímense a probar este servicio. Es una forma razonable de echar una mano.

viernes, 7 de julio de 2017

El BNG consigue permiso para acceder al río

El BNG ha logrado para la playa fluvial de Lugo lo que el gobierno decía que era imposible: el permiso de la Confederación Hidrográfica para instalar un acceso al río. Esto demuestra que a veces querer es poder y que el hecho de no intentarlo refleja desidia más que otra cosa.

Rubén Arroxo con la solicitud de la Playa Fluvial
Conociendo el percal, siempre me sorprendió que el gobierno local no tramitase la solicitud de la playa fluvial, ya que la Confederación está en manos “enemigas” y si tan convencidos estaban de que no se permitiría, la denegación sería una forma de escurrir el bulto y recurrir a esa cantinela de “la culpa es de otros”. Pero ¡qué cosas! no ha pasado eso, sino que una solicitud sencilla realizada por un grupo municipal ha logrado lo que se decía imposible, con lo que se les ha vuelto en contra el asunto y se ha demostrado que no es que no se pudiese, es que no se quería.

Ahora la pelota está en tejado ajeno. Falta el permiso municipal para que se pueda instalar dicha escalera y el de la Diputación, que es la propietaria de dichos terrenos, y parece ser que no están muy por la labor de hacerlo, probablemente por no dar una victoria política a un adversario al que curiosamente la propia alcaldesa le debe el bastón de mando.

La cuestión se complica con las normativas medioambientales y demás, ya que crear una playa fluvial no es tan sencillo como hacer un acceso al río... pero al menos algo es algo. La instalación de la escalera es legal y si la gente quiere tumbarse en el césped y bañarse usándola no veo dónde está el problema. Imagino que habrá que señalizar convenientemente que no hay socorristas y esas cosas pero el acceso al río es libre hasta donde yo sé.

¿Cuál es la consecuencia evidente de todo esto? Que si este año no tenemos acceso público al río es porque a la alcaldesa y al presidente de la Diputación no les da la gana. Hay permiso y hay ubicación. Lo que no parece que haya son ganas, y es sorprendente porque se trata de una instalación poco costosa que sería muy aprovechable por los ciudadanos en los meses de verano sin tener que recurrir a pagar religiosamente la mensualidad de una sociedad privada que explota un bien público como es el margen del río, que esa es otra cuestión en la que no voy a entrar porque entiendo que si tienen derecho, pues lo tienen.

Lugo es una ciudad que tradicionalmente ha vivido de espaldas a su río, y los momentos de crisis como los que todavía vivimos ponen estos temas en primer plano porque tener playa fluvial ayudaría a sobrellevar el no poder ir a otras.

El BNG afirma que le pasará el tema al Ayuntamiento para que haga la playa, sabiendo que es más complicado de lo que dicen porque de no ser así la acometerían ellos mismos con los fondos del grupo municipal, y así terminarían lo que han empezado. Claro que también es más fácil gastar dinero ajeno que propio y que los engorrosos trámites administrativos los haga un tercero.

En cualquier caso indiscutiblemente es un gran éxito del BNG para la ciudad, y se ha demostrado que no todo son expedientes farragosos ni procedimientos complejísimos, es ponerse. Si este año nos bañamos en el miño será gracias a ellos, pero dudo que ocurra.

* En contra de mi costumbre he editado este artículo a los pocos minutos de publicarse para corregir ciertas inexactitudes, ya que realmente lo que se ha conseguido no es una playa fluvial sino un acceso al río, lo cual no es un tema menor pero tampoco quiero exagerar.

jueves, 6 de julio de 2017

Telelugo echa el cierre

El único canal de televisión lucense que quedaba dejó de emitir el 30 de junio
Hubo un tiempo en que en Lugo había dos canales locales de televisión, uno llamado Televisión Lugo y otro Lugovisión. Hoy no hay ninguno.

Televisión Lugo, la primera televisión local de Lugo
y la segunda de toda Galicia
Televisión Lugo fue el canal pionero, y como suele suceder con estas cosas sólo la fuerza de voluntad, las ganas, el empuje y el riesgo económico asumido por unos auténticos héroes de la comunicación lucense logró poner a andar este canal local. Únicamente Ferrol en toda Galicia consiguió algo parecido antes (y porque contaba con el respaldo económico de la Mancomunidad de Ayuntamientos de la Ría de Ferrol), siendo la de aquí realmente la primera cadena privada que mereció ese nombre. La ciudad vio cómo al igual que las grandes capitales contábamos con un canal propio que ofrecía información, entretenimiento y lo más importante de todo, independencia y localismo.

Comenzó sus emisiones a modo de prueba en las fiestas de San Froilán de 1994 de la mano del equipo formado por Julio Giz y Carlos Rodríguez Arias, al que muchos conocimos por su VideoLugo (qué tiempos aquellos en que bajaba a alquilar los VHS, normalmente de películas de Diney como “Mi amigo el fantasma”, “Herbie” o “Mi cerebro es electrónico”), empresa que evolucionaría en Ophiusa, una fantástica productora de cine y televisión que hizo programas para Televisión de Galicia y que logró que varios de sus vídeos fueran declarados de interés turístico nacional, ahí es nada. Las instalaciones de Ophiusa fueron el germen de Televisión Lugo.

Grabación de un programa de Televisión Lugo
Tras el arrollador éxito de Televisión Lugo en aquella prueba piloto se emitían programas de producción propia desde las seis de la tarde a las doce de la noche, y todo Lugo se pegaba a la tele para ver a su vecino, al concejal de turno o, por qué no, a ellos mismos en la pantalla aunque lo negaran con una aparente indiferencia que nadie se tragaba. Fue una época maravillosa que quedará para la historia de la comunicación lucense.

Unos años más tarde El Progreso puso en marcha su propia cadena de televisión, Lugovisión. En esto también fuimos pioneros ya que nuestra ciudad fue la primera de Galicia en tener dos canales privados locales funcionando al mismo tiempo, aunque el más reciente tenía ciertos roces con la legalidad que, probablemente por ser vos quien sois, se soslayaron a mayor gloria del cuarto poder.

La lucha fue encarnizada, y la balanza finalmente se inclinó del lado más poderoso, que tiró de talonario para unirse al adversario que no pudo vencer. A finales de 1998 El Progreso se hace con Televisión Lugo y la fusiona con Lugovisión, dando lugar a Telelugo, que se mantuvo durante estos 18 años hasta el pasado viernes 30 de junio de 2017, una fecha negra en nuestro calendario local ya que hemos perdido la única cadena local que nos quedaba.

Tras una gran época en que Telelugo contaba con una plantilla que en 2008 sumaba 20 trabajadores, las cosas fueron empeorando y, aunque esto son suposiciones de mi cosecha, las fechas hacen entender que la crisis hizo estragos en los balances de la cadena. 

El gran debate de Arias y Candia dirigido por Paco Nieto
El último intento de reflotar la cadena fue una valiente apuesta por las tertulias locales de la mano del genial Paco Nieto, que convirtió el plato de Telelugo en la continuación del inexplicablemente extinto Club de Opinión que inició la impagable Tonina Gay en nuestra ciudad y que duró décadas en antena. Las tertulias televisivas dirigidas por Paco tuvieron momentos estelares como el debate entre Elena Candia y Raquel Arias en su carrera hacia la presidencia provincial del PP entre otros que tenían al “todo Lugo” pegado a la pantalla.

Sin embargo ni siquiera eso permitió frenar la caída. Supongo que las cuentas no cuadraban y la plantilla se fue reduciendo hasta que en abril quedaron únicamente dos personas que se hacían cargo de todo.

La televisión local nos deja bonitos recuerdos. Desfiles de moda con ropa de las tiendas de nuestra ciudad y modelos patrios (Marcos, aún tengo guardado el vídeo por ahí…), tertulias de interés (incluso yo mismo participé en alguna y era emocionante) e incluso programas de cotilleos. Una época inocente, en que mucha gente de Lugo se peleaba por ir a hacer televisión gratis porque le emocionaba la idea…

Liborio García comenzó en
Telelugo su andadura televisiva
“Nadie veía Telelugo” pero si salías medio segundo al día siguiente todos te decían que “haciendo zapping te vi de casualidad”. Se acabó ver esos anuncios (algunos un poco viejunos la verdad, pero que tenían hasta su encanto) y los telenoticias locales que ahora se convertirán en un monopolio o un duopolio regional, lo cual nunca es bueno porque habrá mucha Coruña, mucho Vigo y poco Lugo.

Todo eso se pierde con el cierre de Telelugo. Se convierte ahora en un canal digital, El Progreso TV, que sin duda será más viable económicamente y más sencillo porque no deja de ser una especie de canal de Youtube bien organizado, pero me van a permitir decir que no es lo mismo, como tampoco es igual la prensa en papel que en una página web. Comprendo que la empresa tiene que hacer lo necesario para tirar para adelante pero no me pidan que me parezca positivo. La evolución de las comunicaciones va arrasando con proyectos que fueron maravillosos y cambiándolos por otros que probablemente no sean mejores ni peores, pero que sí tienen sin duda menos poesía.

Televisión Lugo, Lugovisión y Telelugo son tres nombres que ya no estarán entre nosotros, y qué quieren que les diga, los que somos más lucenses que la Muralla los echaremos de menos.

miércoles, 5 de julio de 2017

¿Para cuando una Federación de Asociaciones del Arde Lucus?

La unión hace la fuerza

Prometo que salvo que pase algo de calado no les voy a dar el coñazo con el Arde Lucus durante más días, pero creo que es importante hacer una última reflexión en alto sobre un tema que ha estado planeando sobre la fiesta durante, al menos, sus últimas ediciones.

El muy leído artículo de ayer provocó una serie de llamadas y mensajes que me comentaban en privado ciertas cuestiones que no querían poner en foros públicos, entre otras cosas porque hay gente que tiene miedo de hacer críticas a la organización del Arde Lucus al sentir una dependencia muy grande del Ayuntamiento… y sus subvenciones.

Durante toda la fiesta y más intensamente desde que publiqué ese artículo he escuchado las mismas quejas, coincidentes con las que puse ayer en parte o en su totalidad, y algunas más que no se me ocurrieron a mí como que el desfile conjunto del sábado tiene que organizarse de otra forma para no estar parando cada 200 metros y que se haga eterno el total del recorrido. Hay temas que son recurrentes año tras año y que siguen sin solucionarse a pesar de su sencillez.

Pero lo que me preocupa no es únicamente esa coincidencia o no, sino el hecho de que la dependencia económica de las arcas municipales impida que las asociaciones puedan hablar libremente de los defectos que aprecian en la organización. Así no se avanza.

Actualmente hay 18 asociaciones en el Arde Lucus y varían desde la veteranía de la Cohors III Lucensium, que fue la primera en crearse hasta donde yo sé, hasta la novedad de la Urbanae que si no me equivoco es la más reciente. También hay diferencias en el número de miembros, el esfuerzo en el montaje y la implicación y peso en la fiesta, pero sin duda hay algo que es homogéneo: todas quieren lo mejor para Lugo y para el Arde Lucus y en ocasiones no se atreven a poner ciertas cuestiones sobre la mesa para no pisar el callo equivocado, que es el de quien firma los talones o quien decide si se presta o no tal espacio a determinada entidad.

El papel de las asociaciones no es que sea importante, es que es imprescindible. Podrán dejar de venir una, dos o o tres, pero si todas faltaran no habría fiesta alguna y el evento se reduciría a la nada. De hecho las agrupaciones sin el Ayuntamiento tendrían más fácil organizar un Arde Lucus que el Ayuntamiento sin las asociaciones, y por eso es raro que se detecte ese temor a soliviantar a la autoridad, como si estuviéramos en la España de hace 50 años.

Creo que todo se debe a la táctica del “divide y vencerás”. Como en todas las cuestiones en que participan distintos colectivos hay intereses contrapuestos, y es innegable que surgieron, surgen y surgirán roces por cuestiones más o menos importantes, pero si las asociaciones no aprenden a solucionar esos temas por sí mismas estarán condenadas a perpetuar una dependencia desproporcionada de la administración que tiene que facilitar, coordinar, ayudar e incluso dirigir, pero no gobernar en exclusiva el Arde Lucus.

Les voy a poner un ejemplo bastante claro. El año que viene desaparece la actual ubicación de la castra porque es un terreno privado que por razones que desconozco no van a volver a prestar. Allí se alojan varias asociaciones (Caetra Lucensium, Civitas, Clan de Breogán, Tir Na Nogh, Lughdunum, Lucus Equites y Terra Copora) a las que se les dijo que el próximo año se tendrían que instalar en el entorno del río Miño.

Parece que esa idea está siendo muy contestada y probablemente se descarte porque el disparate de mover una parte del Arde Lucus a donde Cristo perdió las sandalias es una barbaridad de tal calibre que debería provocar una respuesta contundente no solo por parte de las siete entidades implicadas sino del total de asociaciones de Arde Lucus, e incluso de otras externas pero interesadas en que el casco histórico mantenga la fiesta en su entorno. Es una de esas cuestiones en que hay que hacer piña porque es la única forma de defender el conjunto.

También hay cuestiones prácticas que sería de interés afrontar en pandilla. Por ejemplo, para almacenar el material de las diferentes asociaciones no hay espacio que llegue. Alquilar una nave una sola entidad es inviable, pero ¿y juntándose todas? A tanto el metro cuadrado sería sencillo encontrar un espacio que solucione de una vez por todas los problemas de ubicación de todos los trastos que año tras año por arte de magia (y mucho sudor) se convierten en campamentos y sedes de los distintos grupos.

Quizá ha llegado el momento de que las asambleas de las diferentes asociaciones debatan la conveniencia de crear una Federación de Asociaciones del Arde Lucus, una entidad que tenga la fuerza suficiente como para defender los intereses de la parte que más se mueve y que más se esfuerza para que esta fiesta tenga el éxito que año tras año logra. Los que realmente son protagonistas y artífices de la cita han de poder opinar con autoridad sobre las fechas, sobre si es necesario poner una fija, sobre el programa, las ubicaciones y todos los temas que se consideren relevantes y que puedan canalizar sus propuestas e inquietudes en una mesa en que se hable de igual a igual con la administración.

Hay que poner en valor el titánico y desinteresado trabajo de los participantes del Arde Lucus. A fin de cuentas extender cheques con dinero ajeno es mucho, muchísimo más sencillo que montar y desmontar campamentos y desfilar cargados con 30 quilos de equipo como hacen algunos lucenses por amor a su ciudad. Va siendo hora de organizar un contrapeso razonable al poder de la administración en una fiesta que surgió del pueblo y es de la gente.

martes, 4 de julio de 2017

Los aciertos y (reiterados) errores de organización del Arde Lucus


El Senado en su sesión del viernes por la noche. Foto: Facebook oficial de Arde Lucus

No tiene nada que ver vivir el Arde Lucus desde el interior que observarlo desde fuera. Sin embargo incluso en ese “dentro” hay dos grupos diferenciados, y que nadie entienda que me refiero a categorías o niveles porque creo que son tan fundamentales las personas que forman parte de asociaciones como todos aquellos vecinos que se molestan en caracterizarse (ya saben que usar el verbo “disfrazar” es pecado capital en esta fiesta) y participan activamente en los festejos, que también son parte del Arde Lucus como el que más.

Pero para lo que nos ocupa, que es hablar de la fiesta y de sus aciertos y errores, cualquiera puede entender que no es lo mismo estar en el desfile que mirando. Todo tiene sus ventajas y desventajas, ya que si vas en la comitiva no ves más que los cien metros que van delante y detrás de ti, con lo que te pierdes casi todo… aunque también es cierto que probablemente la experiencia sea más intensa.

El programa es un ladrillo difícil de leer y entender
Desde el punto de vista del observador creo que es una obviedad que el mayor problema de esta fiesta es el caos que se monta cada año con el tema de las actividades. Esa obsesión por rellenar el programa con cientos de acciones que se solapan y que son imposibles de ver en su totalidad parte de una más que discutible visión de que la gente piense que se deja cosas para volver otro año. Quizá lo importante sería que vean y disfruten de lo que les apetezca y vuelvan porque les gusta, ¿no creen?

Obviamente habrá solapamientos porque si hay 18 asociaciones locales más las invitadas de fuera es imposible que no coincidan en horarios. Sin embargo no hablamos de eso sino de que no tiene sentido que se trate igual en el programa una actividad única y puntual como pueda ser el circo, la firma de la paz o el desfile conjunto de todos los participantes que otras cuestiones que son actividades continuadas como desfiles o acciones que se desarrollan en diferentes campamentos y que realmente no tienen horario. Lo único que se hace es crear confusión y volver loca a la gente que se pierde y opta por pasar de todo y pasear a ver si se encuentra con cosas interesantes.

Por otro lado hay una más que discutible coordinación, probablemente derivada de lo anterior. No es normal que cuando un grupo está interpretando una obra en la Plaza de España no pasen uno ni dos sino tres desfiles dando a los tambores, lo que anula totalmente el ya de por sí regular sonido (el aire libre siempre es puñetero para esto, aunque este año ha funcionado mejor que otros). ¿Tan difícil es evitar que en dos o tres actos puntuales no pase nadie por allí tambor en ristre? De algún servicio público que pone la sirena para abrirse paso sin mediar emergencia alguna ya mejor ni hablamos porque eso tiene más tela que cortar.

Tampoco está muy bien llevada la cuestión informática. Tener una cuenta de Twitter y Facebook y no sé cuántas cosas más y no actualizarla en toda la fiesta más que con cuatro avisos preprogramados de actos que vienen en el programa no es que sea una torpeza es que es una inutilidad. Lo suyo sería que estuvieran metiendo todo el rato vídeos y fotos de la fiesta, que para eso se entiende que les han contratado y no para, simplemente, retuitear las fotos que pone otra gente.

La caída de afluencia es obvia y ha dado lugar
a bromas como esta noticia de los grandes de Lugonews
El tema de la fecha, que ya tratamos anteriormente, se ha demostrado perjudicial para la afluencia de público. Aunque el sábado y el domingo hubo gente (yo creo que medio Lugo se echó a la ronda para ver el desfile) cae de cajón que la asistencia a la fiesta fue bastante menor que en ediciones anteriores, por mucho que nos vayan a contar un día de estos que se han superado todos los registros y que han venido chorrocientasmil personas, dando cifras ridículas que no se creen ni los que las dicen, ni los que de forma irresponsable las difunden dándoles un intento de veracidad que fracasa clamorosamente, ni los que las leen. Pero las dan una y otra vez.

El hecho de alterar la fecha a capricho de la organización no solo es una torpeza sino un peligro para ellos mismos porque en casos como el de este año, en que meten la pata y fastidian a mucha gente que no pudo disfrutar del Arde Lucus (los que trabajan en comercios que abrieron por ser primer fin de semana de rebajas, por ejemplo, y que han visto lo que viven los trabajadores de hostelería en TODAS las fiestas importantes), la responsabilidad es exclusivamente de quien ha tomado una mala decisión. Si simplemente fijaran que es “el tercer fin de semana de Junio” se acababa el problema y si coincide con Corpus, la Ofrenda o San Juan es cuestión de mala suerte (según el punto de vista) y no es culpa de nadie.

No les puedo hablar de las actuaciones de las demás asociaciones porque cuando uno está metido en lo suyo se pierde medio Arde Lucus. He podido ver los espectaculares campamentos de A Castronela o de los Mercenarios Galaicos, que no conocía y que se unen a las demás magníficas sedes ya tradicionales como la de la infalible Cohors III Lucensium o la Castra… pero no pude ver sus actividades porque coincidían bastante con las nuestras y por ahora lo del don de la ubicuidad no lo acabo de dominar. La única actuación que pude ver es la de las maravillosas Vestales, que se lo toman muy en serio y que han logrado hacerse un hueco en una ya difícil competencia.

También pude ver el circo, un espectáculo que se innova lo mismo que una piedra de cuarzo, que la metes en un cajón porque te parece muy bonita y allí sigue sin pena ni gloria años después. Está bien, no les digo que no, pero cuando vienen todos los años y repiten lo mismo ya casi sabes hasta quién va a ganar y el único aliciente es fijarse en las meteduras de pata como cuando el presentador (una vez más han triplicado al pobre Paulo Fabio Máximo, otro error de coordinación que inexplicablemente se repite año tras año como mínimo desde 2012) dijo que en el imperio romano “nunca se pone el sol”, cuando como todo el mundo sabe ese era el imperio español de Felipe II.

El tema del idioma tampoco me acaba de hacer demasiada gracia. Una fiesta con reconocimiento de interés turístico autonómico y nacional y que aspira a ser internacional debería ser un poquito más “abierta”. Que en la web del Arde Lucus no se pueda descargar el programa más que en gallego tiene delito, y sobre todo cuando existe en papel, con lo que lo hay maquetado en algún ordenador de por ahí pero no les ha dado la gana de que los de fuera de Galicia lo puedan leer con comodidad. Como si lo políticamente correcto no fuera el bilingüismo (de hecho no estaría mal tener el programa en inglés o más idiomas ya que en Internet es gratis poner los que se quieran) sino hacer un desprecio hacia el castellano para quedar de progre y de defensora del gallego, cuando no es cierto.

Hablando en "lingua extranxeira"... el castellano...
Más inaceptable fue todavía la frase de Carmen Basadre en uno de los actos centrales de la fiesta, cuando dirigiéndose al público y en atención a las asociaciones invitadas del resto de España dijo en gallego (o algo parecido al gallego) que “se non vos importa falarei en lingua extranxeira”… y pasó al castellano… ¡”Lingua extranxeira”! … Inconcebible, y supongo que daría una pobre impresión a los amigos de Asturias, León o Cartagena que pudieran estar allí, llamándolos extranjeros en su propio país que es esta España nuestra.

Hilanderas en acción
El Arde Lucus tiene todavía mucho margen para mejorar. Hay que prestar más atención a los detalles y dejar de centrarse en la cantidad y pasar a valorar la calidad. Asociaciones que han empezado hace poco tiempo como Pax Romana han entendido que es fundamental hacer las cosas poco a poco y bien en lugar de lanzarse a “rellenar” costa de la calidad. Su campamento con hilanderas (por cierto, unas señoras encantadoras dispuestas a explicar todo), herreros, y muchas más actividades montadas con sencillez pero con innegable gusto y fidelidad es lo que tiene que ser esta fiesta.

Lo mejor del Arde Lucus sin duda es el ambiente de fiesta, la camaradería, la colaboración, la participación y el cariño que le ponen todos a lo que hacen. No es comprensible desde un punto de vista puramente pragmático que tantas personas inviertan tanto tiempo y esfuerzo en algo que no les repercute un céntimo, pero es el milagro que la ciencia de la economía no puede explicar, el milagro de una ciudad orgullosa y de un montón de gente generosa que comparte con los demás lo único que no se puede comprar: el tiempo.

Felicidades a todos los que han trabajado tan duro. A pesar de los obvios fallos de organización el Arde Lucus sale adelante cada año gracias a vuestra imprescindible participación. Lugo os debe mucho.