martes, 28 de noviembre de 2017

El Rof Codina abandona (otra vez) a los animales de la Protectora

Animales dos veces abandonados. Primero por sus anteriores dueños y ahora por el Rof Codina. Foto: La Voz de Galicia

Que dice el señor Luis Felipe de la Cruz Palomino, gerente de la fundación del hospital veterinario Rof Codina, que hay que “racionalizar” la colaboración de la institución que regenta en lo relativo a la Protectora de Animales. Y tiene razón, hay que “racionalizar” muchas cosas. 

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que los animales que llegan a la Protectora muchas veces no lo hacen en las mejores circunstancias. He ido un par de veces y no he sido capaz de volver porque me parte el alma ver a aquellos pobres perros, que llegan abandonados, desnutridos, maltratados, traumatizados y destrozados en ocasiones. 

La Protectora no solo es un servicio público prestado por una entidad privada sin ánimo de lucro, sino que es una manta que tapa una de nuestras muchas vergüenzas como especie, haciéndose cargo de las consecuencias de la maldad del ser humano con el amigo indefenso. La Protectora se responsabiliza de los caprichos de una sociedad de consumo que trata a un cachorro como un juguete y al perro adulto en el que inevitablemente se convertirá como un estorbo del que deshacerse para poder ir a Marina D’Or, ciudad de vacaciones, o para aprovechar un puente y escaparse a Roma de compras, que es más guay que pasear al perrito y recoger sus cacas. También es verdad que Roma no se alegra de verte cada día como si hubieran pasado años, ni te lame la mano, ni te mira con esa cara de amor incondicional, pero eso a algunos no les dice nada comparado con presumir de viajeros.

Don Luis Felipe de la Cruz Palomino, desde sus lujosas instalaciones y su sueldo de directivo, que contrasta con las paupérrimas condiciones de una Protectora que sobrevive como puede con voluntarios que no ven un céntimo y que ponen mucho tiempo y dinero, afirma que en su Fundación prestan un servicio gratuito a la Protectora, y que eso tiene un alto coste que no pueden seguir asumiendo. Estoy de acuerdo en que Rof Codina puede negarse a cubrir ese coste, pero también en que sería lógico que una parte de los 745.000 euros que recibe el hospital veterinario se destine directamente a la Protectora, para que así puedan establecer convenios con otras entidades privadas y cubrir sus actividades, que no dejan de ser un valioso servicio a la sociedad. 

El Hospital Universitario Rof Codina recibe 185.000 euros de la Universidad de Santiago de Compostela, 375.000 euros de la Xunta, 92.500 euros de la Diputación de Lugo y otros 92.500 del Ayuntamiento. De ese dinero una parte importante es por ser Universidad, así que entiendo que no se toca, pero otra viene de consellerías como Medio Ambiente o Medio Rural y de entidades locales (ayuntamiento y diputación) cuyo interés es que les resuelvan la papeleta de los animales abandonados, que es la función de la Protectora, con lo que se podrían reasignar esos fondos a quien los debe recibir. Así evitamos intermediarios. 

¿Cuál es la alternativa? ¿Que un hospital veterinario público funcione como un negocio privado y que obvie su función de colaboración social abandonando a la Protectora, pero que sin embargo reciba los mismos fondos? No me parecería lógico. 

La Universidad está para educar, en este caso a los futuros veterinarios. Han de recibir la lección de que los actos tienen consecuencias y que las subvenciones un coste en forma de servicios, que no se trata de trincar la pasta y salir corriendo.

Don Luis Felipe de la Cruz Palomino tiene razón, insisto. Deben reducir su colaboración con la sociedad, pero tienen que ser conscientes de que la sociedad reducirá su colaboración con la Fundación. Es lo justo.

2 comentarios:

  1. Qué el Rof Codina se debe involucrar más es correcto, pero intentar tapar las vergüenzas de la prote culpando al Rof es preocupante, pues lo que el Rof se queja es que vayan allí a consultas cuando la prote tiene veterinario,que se ocupa de las consultas, lo que habría que mirar también es porque la gente que tiene perros en acogida acaba en el Rof y no consigue contactar con la veterinaria de la prote... la gente se tiene que buscar la vida para atender a su perro que tiene en acogida.
    Pd: el veterinario de la prote está de baja y su sustituta...bueno, la gente va al Rof porque no tienen otra solución....
    A los hechos me refiero, se cambia la dirección de la prote, en Lugo nacen como setas gran cantidad de nuevas asociaciones animalistas(muchos excolaboradores de la prote ) los voluntarios que iban a sacar a pasear a los perros han dejado de ir, el Rof Codina se queja de que los perros de la prote en vez de ser atendidos por el veterinario de la prote se lo llevan a ellos (u a otras clínicas veterinarias). Tal vez la culpa haya que buscsrlo en la propia prote, pues algo falla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, el problema de no firmar los comentarios es que no sé si el suyo es "de parte". ¿Quién me dice que no es usted el propio gerente del Rof Codina que pretende llevar el agua a su molino?

      Creo que los comentarios que contienen acusaciones deben estar firmados, pero bueno, usted mismo. Lo dejo ahí porque las opiniones me parecen válidas, otra cosa es que las pongamos en su justa medida.

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.