jueves, 26 de abril de 2018

Regalos multimillonarios a Breogán y CD Lugo

La Diputación acaba de "regalar" durante 35 años este Pabellón al Breogán.

Ya sé que estamos todos eufóricos por los éxitos deportivos de los equipos de la ciudad y que soy un osado por escribir hoy este artículo, pero nunca me he caracterizado por preocuparme de ir a favor de la corriente. De hecho, suelo intentar poner sobre la mesas esas cosas que, aún siendo socialmente aceptadas, a mí me rechinan notablemente. Las recientes cesiones de bienes inmuebles a sociedades anónimas deportivas, es decir, a empresas privadas amparadas en el proceloso pero popular mundo de los balones (decir en “mundos de pelotas” puede sonar raro) me parece algo caprichoso y bastante discutible, aunque sé que nadie lo discutirá, y menos los partidos políticos porque “amiguiños sí, pero o votiño polo que vale”.

El Club Deportivo Lugo y el Club de Baloncesto Breogán, son desde hace cinco y veintiséis años respectivamente empresas a todos los efectos, inscritas en el registro mercantil y con todas sus consecuencias. Legalmente no se diferencian de un supermercado o una mercería, pero políticamente sí porque no veo que a las empresas normales les anden regalando edificios y terrenos alegremente.

Los habituales de este blog saben que no soy lo que se dice un entusiasta del deporte en ninguna de sus vertientes, aunque tampoco tengo nada contra esa afición ni mucho menos. Me resulta indiferente, salvo cuando me anima ver el nombre de nuestra ciudad llevado con orgullo por España adelante por los grandes equipos de Lugo. Vamos, que si escribo esto no es porque tenga nada contra esos clubes ni de lejos, lo aclaro para evitar malos entendidos.

Lo que me sorprende es que tanto la Diputación Provincial de Lugo como el Ayuntamiento de nuestra ciudad hayan realizado cesiones de recursos públicos importantísimos a entes privados sin ningún tipo de sonrojo… y sin concurso previo de ninguna clase, claro está. Ha sido un dedazo como un castillo y si bien el fin es noble y comprensible, éste no justifica los medios.

Por hacer comparaciones, que según quien las haga pueden ser odiosas o reveladoras (las que hacemos nosotros nos parecen lo primero y las que hace el resto lo segundo, como es normal) me gustaría saber qué le van a regalar al EMEVÉ ahora que el principal equipo de las chicas de ese club ha ascendido a Superliga 1, la más alta categoría del Voleibol nacional. ¿Les van a dar el pabellón viejo? ¿Quizá unos autobuses para los desplazamientos? ¿O simplemente, al ser un deporte minoritario, una palmadita en la espalda? No es el único caso, ya que en Lugo gozamos de una sorprendentemente alta presencia en categorías superiores deportivas, quizá desproporcionadas a lo que es el tamaño de nuestra ciudad pero que habla bien de nuestra gente.

Alguno puede pensar que, por ejemplo, el CD Lugo recibe algo pero aporta lo suyo, ya que a cambio de que le regalen los terrenos edificará ahí una “ciudad deportiva” con fondos propios. Como argumento no está mal, sino fuera porque esos “fondos propios” son mayoritariamente de todos, de subvenciones y contratos que también la propia Diputación u otras entidades firman alegremente con estos clubes para darles jugosas tajadas de los presupuestos públicos.

¿Y esto quién dice usted que lo paga?
Me resulta llamativo que nadie diga nada. Millones y millones de euros se nos van en transferencias y en instalaciones a empresas privadas y, a cambio de unas horas de entretenimiento deportivo, todos callan y miran para otro lado. No hablamos de entidades sin ánimo de lucro, de asociaciones enfocadas a acciones sociales, de organizaciones que buscan el bien común (aunque de estas también hay mucho que decir, el lunes cuento con publicar un artículo con las vergüenzas de alguna de Lugo, y no, no es la Protectora)… hablamos de sociedades de capital privado que se ocultan tras la capa de invisibilidad del deporte para aparecer como ONGs, y claro que son ONGs pero al igual que pueden serlo Carrefour, Inditex o la tienda de Perico de los palotes.

Todo esto se habría resuelto con mucha más elegancia y probablemente con mucha más sujeción a la legalidad y el sentido común si esos terrenos y ese edificio se hubieran ofrecido públicamente. Sucedió con el Hospital San José, que se sacó a un concurso que, como era previsible, ganó ASPNAIS, pero si se hizo para poder adjudicar esa concesión a una asociación sin ánimo de lucro y que es un ejemplo de funcionamiento y servicio a la sociedad, me pregunto por qué no se ha hecho lo mismo en estas otras ocasiones.

Me pregunto también qué pasaría si dentro de unos años el CD Lugo es absorbido por otra empresa (cosa que es perfectamente posible) o si el Breogán desciende (no mentemos a la bicha, pero hay que ser realistas, 35 años son muchos años y es lo que dura la cesión). ¿Esos regalos revertirán de nuevo en la ciudad? Es decir, ¿hay garantía de que esos terrenos cedidos al club de fútbol de la ciudad, por ejemplo, no se malvendan si el club está achuchado de dinero en algún momento? Las empresas privadas hacen lo que les viene en gana y santa Rita, Rita…

Supongo que muchos me criticarán pensando que hablo contra el Breogán y el Lugo, y de verdad que nada más lejos de mi intención. A quienes critico no son a los beneficiarios sino a los oferentes. La Diputación y el Ayuntamiento, además de jugosos contratos y patrocinios, regalan edificios pagados con dinero público y solares a empresas privadas. A mí me escama. Soy liberal, pero no tanto como para que eso se haga así.

miércoles, 25 de abril de 2018

El aumento de trenes en Lugo incrementa un 38% los viajeros

La estación de tren de Lugo. No es ni lo que nos gustaría ni lo que nos tememos, sino un punto medio mejorable.
Hace algo más de dos años, el 4 de abril de 2016, publiqué un artículo en este blog titulado “Desde hoy tenemos cuatro trenes diarios a Madrid”, en que felicitaba al exalcalde, actual diputado y buen amigo Joaquín García Díez por sus gestiones para mejorar las frecuencias entre nuestra ciudad y la capital del reino. 

El lunes se publicaba en La Voz de Galicia que en estos dos años se ha ganado un 38% de viajeros, lo que respalda aquel artículo, la postura de Joaquín y lo que dicta el más elemental sentido común. Decir que teníamos razón es un “te lo dije” en toda regla, pero permítanme el gusto porque como de aquella recibí críticas (algunas de ellas bastante groseras y por supuesto anónimas, que los maleducados no firman) ahora me toca a mí contestar. Los hechos son muy tozudos. 

La eterna excusa de “es que no hay demanda” para no poner servicios públicos es una trampa mortal, y esto lo demuestra. Decir que en Lugo no se ponen mejores trenes porque la gente no los utiliza es una sandez, la consabida pescadilla que se muerde la cola: el “no hay gente porque no hay servicios, no hay servicios porque no hay gente”. 

Sé que esto choca con la “rentabilidad de los servicios públicos” que se suele propugnar, creo que erróneamente si se generaliza. Hay servicios que tienen que ser rentables o al menos no ser deficitarios, pero otros, los básicos, los que vertebran, hay que ponerlos sí o sí. No me vale la excusa de que vive poca gente en un pueblo para no hacer caminos que lleguen hasta allí o que no les entreguen las cartas los de Correos, esto no funciona así. 

Las quejas sobre la conexión ferroviaria de nuestra ciudad con otras urbes se resuelve políticamente… presentando maquetas de mamotretos faraónicos, de “haigas” cuya utilidad es nula si no hay frecuencias de trenes. ¿Para qué demonios queremos una intermodal si no hay con qué “intermodalizar” (verbo cuya creación cedo a la lengua española para mayor gloria del diccionario)? Esto parece que vale para alguna asociación o federación a la que si se le pagan unas dietas para ir a hacerse la foto a Madrid con gente muy importante y les dan unos pinchos firman lo que les pongan por delante, sin otro criterio que el de sus propios intereses. 

"Selfie" de Joaquín para su artículo de La Voz de Galicia del 7 de abril de 2016. Recomendable leerlo.
Joaquín lleva años peleando, incluso con los suyos como debe ser, para que Lugo tenga trenes razonables, en un ejercicio de realismo político que es tan propio de él. Al poco tiempo de lograr su objetivo publicó un artículo en La Voz de Galicia en que hablaba de las ventajas e inconvenientes de los nuevos servicios, con una objetividad digna de elogio alejada de todo triunfalismo. Les recomiendo leerlo. Yo, que pienso que la alta velocidad es un eslógan, creo que acierta con su enfoque y ese aumento de viajeros corrobora este punto de vista: pongan trenes que hagan el recorrido a Madrid en un tiempo competitivo, que nos permita estar allí en cuatro horas y media o cinco, un Alvia o una conexión a través de Orense razonable y ya verán cómo aumentan los clientes. 

El 38% de aumento de los viajeros se produce a pesar de ciertas desventajas: los horarios son mejorables aunque puedes llegar a mediodía a Madrid o aprovechar la mañana en Lugo, y aunque tardara un poco menos tampoco pasaba nada… y aún así ya ven, funciona. 

De Lugo a Coruña a día de hoy hay seis trenes (bueno, hay siete pero el de las tres horas ni lo cuento) pero ninguno reduce el viaje de hora y media. Para regresar cinco frecuencias (también ignoro la de las tres horas) que van de la hora y veintisiete minutos a las dos horas. No parece lo más atractivo porque en ese tiempo en coche te plantas en Vigo.

Me quedo con estas palabras del artículo de Joaquín que les enlazaba antes: "Lugo y su provincia siguen lejos de las lí­neas ferroviarias modernas. Los trenes puestos en marcha en las primeras horas de la mañana del pasado lunes, no son la solución pero sí ayudan mientras las nuevas infraestructuras no llegan. Son un paso en la dirección de evitar el descuelgue de nuestra provincia del mapa ferroviario. ¿Podemos hacer más? Por supuesto que sí­. Pero será bueno que lo hagamos con conocimiento del problema, aparcando las manipulaciones y los planteamientos maximalistas, exigiendo con rigor y conciencia de las limitaciones a la hora de valorar las soluciones ofrecidas".

Pongan trenes, señores míos, trenes decentes y ya verán cómo los utilizamos. Las cifras cantan.


Trenes Lugo-Coruña de hoy
Trenes Coruña-Lugo de hoy


Trenes Lugo-Madrid de hoy

Trenes Madrid-Lugo de hoy

martes, 24 de abril de 2018

La dirección correcta

Alumnos trabajando en las audio-guías. Foto: La Voz de Galicia
Publicaba La Voz de Galicia de ayer una preciosa iniciativa llevada a cabo en el Colegio María Auxiliadora. Un grupo de alumnos, coordinados por la profesora Begoña Rodríguez, está elaborando una serie de audio-guías de los principales monumentos y lugares emblemáticos de la ciudad. Las subirán a Internet y les asignarán unos códigos QR para que los usuarios puedan “apuntar” con su móvil y escuchar de forma sencilla y gratuita estas grabaciones.

Me ha parecido muy bonito por muchísimas razones. La primera es que el centro les haga ver a los niños la importancia de nuestro patrimonio y de su relevancia de cara, no solo a los visitantes, sino a nosotros mismos. Esa es la mejor manera que hay de proteger nuestros monumentos, explicar a la ciudadanía que son parte de nuestra misma esencia. Poner cámaras de vigilancia y patrullas de policía con la libreta en mano para multar, aunque lamentablemente a veces parece que es lo único que funciona, es la demostración de un fracaso colectivo.

La idea de la profesora Rodríguez no solo se enfoca desde un punto de vista diferente, sino que es la dirección correcta. Ni mil multas podrán equipararse jamás a la importancia de la educación en el cariño a lo propio, y además es mucho más bonito que se respeten los monumentos por su significado que por temor a una sanción.

Felicidades a la profesora Begoña Rodríguez, a los niños participantes y al colegio María Auxiliadora. ¡Bravo! Estoy impaciente por ver el resultado de su trabajo.

lunes, 23 de abril de 2018

Axúdenos a solicitar a Medalla Castelao para Xesús Mato

Xesús Mato en sus días de Radio Popular
Non hai mellor día que o día do libro para facer un artigo sobre un tema cultural, aínda que lamentablemente non é que sexan os máis lidos desta páxina. Con todo, como tampouco me dan nada por ter visitas, se lles son sincero impórtame o xusto. Hoxe voulles a pedir colaboración para unha campaña.

A través do sempre dinámico Xulio Xiz, chégame a petición iniciada no Concello de Paradela a solicitude do Orfeón Lucense de instar á Xunta de Galicia a que conceda a Medalla Castelao ao sacerdote, musicólogo, activista cultural e social Xesús Mato Mato, que tamén foi nomeado fillo predilecto dese concello.

Xesús Mato, que se define como “cura da aldea”, é unha persoa menos coñecida para o gran público do que debera. Se lles conto algunhas das súas iniciativas seguro que estarán de acordo comigo en que é raro que non sexa máis popular.
  • Fundador e primeiro coordinador entre 1970 e 1977 de Auxilia-Lugo.
  • Co-fundador do grupo “ Fuxan vos ventos” en 1972 e de “Galicia canta ó Neno”.
  • Creador da primeira Cáritas interparroquial de Lugo.
  • Fundador e primeiro director de 1959 a 1964 de Radio Popular de Lalín.
  • Ademais diso, foi fundador e primeiro director de 1958 a 1967 da Polifonía de Lalín, os coros dos Colexios Menores Santísimo Sacramento e Eijo e Garay.
  • Colabora con varias publicacións (entre elas o diario lucense O Progreso) e é habitual de conferencias e faladoiros.
  • Nos anos 80 foi un dinamizador cultural contra a droga.
  • Foi nomeado Lucense do ano en 1991 e Premio Moncho Valcarce en 1998, ademais de recibir premios como o de Cultura Tradicional de María Castaña ou o Premio de Xornalismo sobre o Nadal de Begonte en 2009.
  • Autor dos libros “Galicia canta ó Neno” e “Por un Lugo sen barreiras” (#fixar en que reflicten as súas inquietudes) prepara outro titulado “Á beira do Camiño”.
Do que máis me chamou a atención da súa longa traxectoria é que a máis que popular canción que recibe o mesmo nomee que o grupo “ Fuxan vos ventos” foi composta por el, tanto a letra como a música.

Se se fixan nas datas verán que hai unha incongruencia: un cura en pleno franquismo facendo apoloxía da cultura galega? Pois si, xa ven, de feito custoulle os seus desgustos na época, porque dar voz ao pobo galego, ao “non oficial”, nunha emisora de radio e con sotana non era algo habitual nin para tomarse a broma. De feito é un rebelde con causa dentro desa Igrexa que, nas súas verbas, “aínda estraña aos Papas vellos”.

Un superhome da cultura e de Galicia, que desafiou sempre a quen lle dicía que non podía facer isto ou aquilo, que nunha estrutura tan xerárquica e conservadora como a Igrexa conseguiu facer patria e traballar pola nosa terra… De verdade fai falta algo máis para darlle a Medalla Castelao a este home?

Xulio Xiz e Xesús Mato no libro "Mato sono io..."
Cando un cumpre os anos de Xesús Mato debe ser fermoso recibir este tipo de recoñecementos, e para mostra ese fantástico libro “Mato sono io… 100 amigos falan de Xesús Mato Mato”, en que persoas da cultura e a comunicación como Felipe Arias, Miguel Cabana, Eloi Caldeiro, Marica Campo, Darío Xohan Cabana, Tareixa Campo, o bispo Alfonso Carrasco, Manuel Curiel, José de Cora, Tonina Gay, Paco Neto, Xullo Méndez, Pablo Núñez, Gerardo Pardo de Vera, Manuel Regueiro, Xosé Luís Rivas, Ernesto Sánchez Pombo, Arcadio Silvosa, Mario Vázquez Carballo ou o propio Xullo Xiz dedican fermosas palabras a este gran home.

Se queren vostedes unirse á campaña para solicitar á Xunta a Medalla Castelao para Xesús Mato, nesta ligazón déixolles o documento que han de imprimir e asinar, e pódenmo facer chegar escaneado á conta historias@desdelugo.es e transmitireino onde corresponde ou o pode enviar por correo postal ao Concello de Paradela.

Grazas por adiantado a todos os que se tomen a molestia, creo que a persoa o merece, tanto que penso que é o primeiro artigo que publico en galego neste blog, pero é unha forma de homenaxe a Xesús Mato.

viernes, 20 de abril de 2018

Adiós al polvete en el coche



El borrador de la ordenanza municipal que pretende prohibir el sexo en los vehículos tiene buenas intenciones, pero siguiendo el tradicional símil del empedrado hacia el infierno, su redacción no es la más acertada. Se plantea como una medida contra la prostitución, pero mete en el mismo saco a todos aquellos que, sin otro sitio a donde ir, dan rienda suelta a su pasión en un vehículo.

Todos hemos sido adolescentes, y quien más y quien menos ha tenido alguna experiencia de este tipo, normalmente por necesidad. Lo de vivir con tus padres complica mucho la logística para echar una canita al aire, y más en esta época en la que hasta bien entrada la treintena mucha gente sigue atada al domicilio familiar, así que si no se puede hacer nada en la vía pública ni en el coche, ya me dirán qué opciones quedan. Quizás el Ayuntamiento apruebe, junto a la ordenanza, una línea de subvenciones para moteles o construya en San Fernando un picadero por horas... o eso o ya puede poner a los adolescentes a hacer deporte para quemar energías.

Es llamativo que un partido que tanto habló contra la “ley mordaza” y que tanto exageró sus efectos pretenda aprobar una normativa tan sumamente restrictiva. Por supuesto el borrador tiene cosas buenas, como la lucha contra la prostitución, los gorrillas o los comportamientos incívicos contra nuestras calles y monumentos, pero en una ciudad donde se multó a la cabalgata de los Reyes Magos hace no demasiados años me preocupa enormemente dar una herramienta como ésta a algún agente del orden con el bolígrafo muy ligero.

Quizás una redacción menos abierta solventaría el problema, pero para eso están los periodos de alegaciones, así que.. aleguemos.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 20 de abril de 2018

jueves, 19 de abril de 2018

Excusas baratas sobre los autobuses urbanos

Autobuses urbanos de Lugo en su habitual "trenecito". Foto: La Voz de Galicia

El pleno del martes tuvo dos temas únicamente: la aprobación definitiva de los presupuestos y la comparecencia de la alcaldesa Lara Méndez para explicar por qué el transporte urbano de Lugo sigue sin funcionar y qué ha sido de todos esos cambios que tanto nos han prometido durante los últimos dos años y medio y que siguen sin implementarse. Las respuestas de la alcaldesa no solo no han sido convincentes sino que tienen obvias contradicciones tanto con sus propios argumentos como con la más evidente y palmaria realidad.

Según la tesis de la regidora el motivo de que el servicio no funcione correctamente “es simple” y todo el problema se debe a que el SAE está obsoleto y no vale para nada. ¿Qué es el SAE? se preguntarán ustedes, pues es el Sistema de Ayuda a la Explotación, es decir, la aplicación instalada en todos los autobuses que da los datos sobre ubicación y recorridos.

Vamos a aceptar que esa aplicación no funcione. Lo primero que hay que preguntarse es por qué no lo hace, cuánto costó y si se ha reclamado a la empresa que en su día cobró (supongo que generosamente) por instalarla. Eran los tiempos de bonanza, del “yo no soy un corrupto pero dije que sí porque tenía miedo de que la jueza me tirase la casa” Liñares. ¿Habrá que hacer una nueva investigación de cómo se adjudicó ese contrato, si es que hay tal adjudicación?

Pero aun en el caso de que no funcione esa aplicación… ¿qué tiene eso que ver? Es decir, no sabremos exactamente dónde está cada autobús en cada momento, pero imagino que sí podremos tener datos de cuántos viajeros usan cada línea, porque pagan sus billetes al subir (ya sea con la tarjeta ciudadana o con dinero), también las frecuencias de los buses, los recorridos y demás. Para tener esos datos no necesitamos tanta parafernalia. De hecho antes de existir los ordenadores ya se hacían diseños de líneas de autobús eficientes, así que no digan tonterías por favor, vale que será una herramienta útil pero de ahí a que sea una necesidad absoluta...

"¡Muy pronto disponible!"
Sarcasmo en la web de autobuses urbanos de Lugo

Por otra parte la alcaldesa contó que de los 30 minutos actuales de frecuencias se pasará a 22 o 25, que aumentarán los viajes al HULA un 27% y a las Gándaras un 37%, que se pasará de recorrer 1.452.802 kilómetros a 1.694.400, que se harán 760 viajes en vez de 559… ¿es cosa mía o son muchos datos y con mucha exactitud para justificar su inacción en no tener datos?

Para rematar el sainete, hay otra cosa que parece que nadie dice: si las decisiones se toman en función de unos datos objetivos facilitados por un sistema informático que no funciona… ¿a qué vino todo aquel rollo de andar por los barrios recogiendo sugerencias, haciendo publicidad de una campaña de reforma que sigue sin cristalizar? Si las sugerencias no valen de nada porque los datos son los informáticos fue todo una puesta en escena, y si valen porque el sentido común es lo que tiene que diseñar las líneas entonces lo de la aplicación es una excusa barata.

Lo de los autobuses es una tomadura de pelo, de eso no hay duda. Sinceramente no creo que sea necesario un complejo ordenador para decir que los autobuses no pueden pasar cada hora, ni que es una imbecilidad que estés en la parada tirado 45 minutos para que de repente pasen cuatro autobuses juntos.

Es una cuestión de pura lógica, y el sistema telemático probablemente sea muy útil para ajustar deficiencias o hacer correcciones menores, y lo más importante de todo, para dar información a los usuarios de cuántos minutos faltan para que llegue su autobús, pero echar la culpa a eso de que las líneas sean un desastre, de que en la parada no haya un mal cartel que indique claramente los recorridos y sus frecuencias no es culpa de una aplicación informática, es culpa de la desidia y la incapacidad de gestión.

Saben que la alcaldesa me cae muy bien, pero tras ver el vídeo del pleno me he sentido insultado. Sé que no son capaces de reconocer que no han sacado adelante un proyecto tan básico en tres años (y eso que lo gordo del trabajo se supone que lo hace la concesionaria) pero al menos no nos tomen por idiotas.

miércoles, 18 de abril de 2018

Dimite la directiva de la Protectora de Animales

Los usuarios finales de la Protectora, animales que una sociedad enferma considera juguetes que cree que puede usar y tirar
Foto: La Voz de Galicia
Siempre me han gustado los perros. De hecho de pequeño tuvimos en casa a una maravillosa pastor alemán llamada Lúa que marcó mi infancia, a la que luego se añadió otro pastor, Tim. A día de hoy, como muchos de ustedes saben porque he hablado de él en varias ocasiones, disfrutamos en casa de un perfecto labrador llamado Ducki y que hace que cruzar la puerta sea una satisfacción diaria.

Pues bien, como también habrán visto en los últimos tiempos son épocas convulsas en la principal entidad que se preocupa de las mascotas en nuestra ciudad, la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Lugo. Cruces de acusaciones, mediación de terceros, problemas con la presentación de cuentas y estatutos… cuestiones que realmente empañan la labor de una entidad que durante más de tres décadas se encarga de tapar las vergüenzas de una sociedad que no se responsabiliza de sus mascotas.

Ante el panorama, y con el fin de tener información de primera mano, hace no mucho decidí asociarme a la Protectora, cosa que les recomiendo a todos porque son solo 35 euros al año y como dice el refrán, “grano no hace granero, pero ayuda al compañero”. La implicación por supuesto puede ser mucho mayor, pero este mínimo es necesario para que tengan recursos y base social, algo fundamental.

Virginia Torrecillas, la por ahora presidenta de la Protectora
Foto: El Progreso
Ayer martes me llegó una carta de la Protectora, lo que me sorprendió notablemente porque hoy día el buzón solo vale para las multas y la publicidad, ya que hasta las facturas vienen por correo electrónico. En ella se me informaba como socio de la convocatoria de una Asamblea general de socios para el día 3 de mayo y cuando leí el orden del día me llamó muchísimo la atención el punto 5º: “Renuncia voluntaria de la Junta Directiva”.

Virginia Torrecillas, presidenta de la Protectora, acompañó también una breve carta en la que explica los motivos de la renuncia de la directiva, entre ellos “numerosos obstáculos que jamás hubiésemos imaginado que se nos colocarían delante”.

Si les soy sincero tengo una opinión sobre esto pero no excesivamente firme porque no conozco todos los detalles internos. Creo que la actual directiva ha hecho las cosas lo mejor que ha podido o sabido, pero que se han equivocado en las formas y en algunos fondos. Han mejorado notablemente la gestión económica de la Protectora, algo que hacía falta con urgencia, y de hecho han logrado que el balance de 2017 sea positivo, con un saldo favorable de ese año de más de 60.000 euros, que les vienen muy bien para el futuro. La nueva directiva recibirá una sociedad aparentemente saneada desde el punto de vista económico, lo cual es mucho decir en este tipo de entidades.

También han logrado que descienda el número de perros sacrificados, que en 2011 fue de 350 y en 2017 tan solo de 48. Bien es cierto que en 2016 ya había descendido la cifra a 51 y que hay un descenso constante en este tema, salvo un año por el medio.

No es fácil llevar el timón de un barco con siempre escasos dineros, pero el pecado mortal de la directiva que cesa en este momento ha sido, en mi opinión, dar la espalda a los voluntarios, a la gente que sacrifica su tiempo y sus recursos a cambio de nada. Hasta donde yo sé, y por gente que colabora con la Protectora, han considerado a los voluntarios como empleados de la sociedad, creyendo que podían disponer de ellos y de sus horarios libremente. Eso no puede suceder.

Iré a la Asamblea como no puede ser de otra manera, y creo que la directiva cesante ha hecho en este momento lo que no le quedaba más remedio que hacer, dejar que la Asamblea decida y que se presente otra gente para tomar las riendas de la situación y ver si lo hacen mejor, porque una cosa es predicar y otra dar trigo.

En cualquier caso hay que superar esta situación porque el fin último que es el bienestar de los animales que están en la Protectora no puede estar supeditado a vaivenes personales. Que sea para bien.

martes, 17 de abril de 2018

Una forma de poner papeleras en la Muralla


Una de las rejas de la Muralla donde no afectarían las papeleras
Que dice la Xunta de Galicia que no se pueden poner papeleras en la Muralla porque se afecta al monumento. Postura harto curiosa, la verdad, porque más afecta al monumento que la gente tire cosas al suelo o que deje los regalitos de sus mascotas, tema tan en boga en estos días tras la exagerada y absurda propuesta de la Federación de Vecinos que dice que hay que prohibir el acceso de perros a la Muralla. 

Empezando por el final, les diré que esto se enfoca fatal cuando se habla del derecho de los perros a subir a la Muralla. Los animales, por definición, no tienen derechos ya que son una figura propiamente humana. Sin embargo esto no quiere decir que podamos hacerles lo que queramos, ya que la Mona Lisa tampoco tiene derechos y no por ello puedes rociarla con pintura si no te gusta. 

Quienes sí tenemos derechos somos los dueños de mascotas, y uno de ellos es pasear con nuestro perro por donde nos dé la gana siempre que cumplamos una serie de requisitos obvios y evidentes: sujetar al perro en zonas problemáticas, recoger sus deposiciones y hacernos responsables de su actitud y comportamiento. No hay más que rascar. 

En cuanto a las papeleras, desde la asociación Lugo Monumental proponemos hoy una solución ingeniosa y sencilla: instalar las papeleras anclándolas a las rejas de las escaleras exhumadas en los últimos años en el adarve de la Muralla. 

De esta forma no se afectaría a la sacrosanta integridad del monumento (que tampoco respetan cuando no les apetece, como cuando hicieron aquella tremenda roza en la Muralla para hacer la Domus del Mitreo, pero bueno) y tendríamos papeleras en el paseo con una distribución más que razonable. 

Si no se ponen ahí es porque no quieren poner papeleras, no por otro motivo.

lunes, 16 de abril de 2018

Concentraciones de jubilados

Buenos días:

Ya sé que me repito y que el artículo que les pongo hoy es similar al del viernes, pero es que éste se ha publicado en La Voz de Galicia de ayer domingo y como saben cuando me publican algo en cualquier sitio lo traigo aquí en plan "diario", que después de todo es la naturaleza de un blog.

Gracias por su paciencia.


Quizá sea casualidad, no les digo que no, pero es raro que coincida que una asociación de aspecto siniestro, en el sentido político de la palabra, haya convocado una concentración sobre el tema de las pensiones el mismo día, a la misma hora y en el mismo lugar en que la Asociación de Jubilados de España (AJE) lo viene haciendo desde hace meses: el lunes a las doce delante del Ayuntamiento. 

El objetivo de AJE es reclamar unas pensiones dignas, sin banderas, sin partidos, sin colores, sin más organización que la de una asociación que cobija a todos los que buscan ese fin independientemente de su filiación e ideología. Así deben ser las asociaciones, elementos de cohesión para lograr un fin, uno conocido además, el que se dice en sus estatutos sin otras segundas intenciones como ir a favor o contra un gobierno o un partido. Sabiendo quienes llevan el tema de AJE en Lugo creo firmemente que la cosa es realmente así. 

No tengo mucha información de los convocantes de concentración alternativa, pero la que puedo ver no me ayuda a confiar en que su aparente coincidencia sea tal, y que simplemente sea un intento de apropiarse de una convocatoria exitosa para llevar el agua, o los votos, a su molino. De manipulaciones estamos hartos. 

AJE ha reaccionado muy bien a esos burdos intentos de manipulación, manteniendo la fecha y hora (lunes 16 a las 12 de la mañana) pero cambiando el lugar. Quedarán frente a la iglesia de A Nova. Quisiera animar a todos a unirse a una de las concentraciones, pero infórmense bien de dónde se meten y con quién van de la mano. No se dejen engañar y si ven que les están intentando dar gato por liebre… busquen otra opción. En este caso la tienen a pocos metros.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 15 de abril de 2018

viernes, 13 de abril de 2018

A la lucha de los jubilados les salen ''espontáneos''

En cuanto juntas una masa lo bastante grande aparecen espontáneos por todas partes para colgarse las medallas...

Soy un gran aficionado a la “Ley de Murphy”, un libro que recoge cientos de principios aparentemente absurdos pero que nos llaman la atención cuando se cumplen. El original, el que dio lugar a todo lo demás, es ese que dice que “si algo puede salir mal, saldrá mal (o por qué la tostada cae siempre por el lado de la mantequilla)”. Obviamente es un libro escrito en clave de humor, aunque contiene suficientes verdades sobre la naturaleza humana como para invitar a la reflexión.

En uno de sus capítulos da una recomendación para conseguir ser un líder político: busque una manifestación numerosa y póngase a la cabeza, independientemente de la causa que se defienda. Es una gracieta ingeniosa y bastante pueril… pero a veces la realidad supera a la ficción, ya que hay quien hace exactamente eso.

Como seguramente sabrán, la Asociación de Jubilados de España (AJE para más señas, aunque sus siglas coinciden con la más veterana Asociación de Jóvenes Empresarios) lleva convocando en Lugo concentraciones desde finales de enero. Son siempre los lunes a las doce de la mañana frente al Ayuntamiento, en la Plaza de España, y si bien comenzaron con cierta discreción, han ido ganando adeptos porque la causa merece la pena y hay muchos afectados (bueno, de hecho casi todos lo seremos algún día con suerte, si llegamos a la edad apropiada y todavía hay pensiones públicas). A su última concentración acudieron aproximadamente medio millar de lucenses, que es mucho decir en una ciudad tan apática como la nuestra para las reivindicaciones callejeras.

Pero ya tardaba la política en meter su sucia zarpa en el asunto. No es que siempre que esté la política de por medio la cosa sea mala, pero sí cuando se hacen las cosas así: a la protesta de los jubilados le ha salido un espontáneo, como en los toros. Resulta que el lunes día 16, es decir el próximo lunes, una asociación vinculada a movimientos políticos siniestros ha convocado una concentración, ¡qué casualidad!, a las doce de la mañana frente al Ayuntamiento de Lugo y para protestar por el tema de las pensiones. ¡Fíjense lo que son las coincidencias! Con la de temas que hay para protestar, la de sitios que hay para hacerlo, la de días que tiene la semana (bueno ahí son menos, que solo son siete) y la de horas disponibles en el reloj, tienen que coincidir con el mismo tema, en el mismo sitio, a la misma hora del mismo día de la semana.

Si somos un poco desconfiados, y a estas alturas ya estamos todos aburridos de tomaduras de pelo, podemos pensar que una entidad de discreto éxito pretende apropiarse de una convocatoria de cada vez más relevancia. Literalmente hacen lo que decía la Ley de Murphy y se ponen en cabeza de una concentración exitosa, quizá con la intención de que el confundido ciudadano piense que esa asociación es la que tiene el mérito en el asunto. Una tristeza.

En cualquier caso, la asociación AJE ha hecho público que no quiere problemas con nadie, y muy inteligentemente han decidido trasladar su protesta a otro sitio. Mantienen día y hora, el lunes a las doce de la mañana, pero ahora se concentrarán delante de la Iglesia de A Nova (en la calle de la Reina) desde donde harán un recorrido que terminará en Santa María.


Quien quiera ir a alguna de las dos que lo haga, con total libertad como no puede ser de otra manera, pero que sepan a dónde van y quién convoca. No se dejen manipular, no permitan que, como ya sucedió con la reivindicación de los servicios de nuestro hospital, una entidad aprovechada asimile la cuestión para ganar puntos ante los políticos de un bando u otro para financiar sus cuchipandas. De hecho esa misma entidad en cuanto ha visto que el tema reúne a bastante gente también está preparándose para intentar “quedarse” la reivindicación. Vayan ustedes a donde quieran, insisto, pero sepan con quién y dónde se meten y hagan lo que crean conveniente.

jueves, 12 de abril de 2018

El callejón del pis


La calle, una vez renovada, ahí quedó sin pena ni gloria
Que los recursos son finitos es obvio, incluso los públicos. Por amplios que puedan ser los presupuestos de las diferentes administraciones éstos no son elásticos y llegan hasta donde llegan, por lo que los gobernantes han de gestionar, entre otras cosas, el destino de los mismos y, a poder ser, su correcto y sabio empleo para resolver los problemas de la ciudadanía poniendo en primer lugar remedio a los más graves. Sin embargo esto no ocurre siempre, ni mucho menos.

A cualquiera que se le pregunte le dirá que lo más lógico es cubrir las necesidades básicas y, si sobra algo, acometer cuestiones secundarias. Es lo que la mayoría dice hacer en sus casas, si bien esta afirmación hay que tomarla con cierta prudencia porque no es la primera familia que pide un crédito para irse de vacaciones y luego come de aquella manera para cubrir gastos.

Teniendo en cuenta esas excepciones lo habitual es que la gente gestione mejor sus cuartos que los de los demás, y como la administración está encabezada por gente que se dedica precisamente a gastar dinero que no han ganado nos encontramos más frecuentemente con situaciones difíciles de entender.

Improvisado urinario público
Una de ellas es la renovación que se llevó a cabo en el callejón del hospital. Supongo que ese nombre no les dice nada, a mí tampoco me sonaría si no hubiera buscado su denominación oficial. Todos lo conocemos por “el callejón de detrás de las monjas de Santo Domingo”. Pues bien, tras gastarse ingentes cantidades de dinero, ese callejón solo tiene dos usos relevantes: ser escenario de botellones y urinario público. Es el callejón del pis, un lugar que encima cuenta con recovecos creados por los contrafuertes del propio convento de Santo Domingo que parecen diseñados para aliviarse sin la molestia de soportar miradas de reproche.

Si les soy sincero no creo que sea un comportamiento digno de aplauso, pero como en esta ciudad no tenemos baños públicos desde que años ha cerraron los quioscos de Plaza de España, Santo Domingo y Milagrosa, gestionados por una entidad social que se fue al tacho, tampoco es que los ciudadanos con necesidades fisiológicas tengan muchas opciones. Vale que pueden ir a una cafetería, pero qué quieren que les diga, si no van a tomar nada tampoco es muy normal que los locales tengan que servir para cubrir las vergüenzas de la administración.

Para mayor desidia, hace meses que una tapa de alcantarilla está rota en esa plaza, y cualquier día hay un disgusto a pesar de las vallas que se pusieron en ese punto y que la mitad del tiempo están por los suelos.

En fin, volviendo al tema, el plan Urban, que financió parcialmente esas obras, se diseñó para “crear ciudad”. Dudo muchísimo que facilitar que la gente mee por la calle fuera una de las líneas de actuación que tenían en mente sus creadores.

miércoles, 11 de abril de 2018

Derecho a odiar



Lo políticamente correcto hace mucho tiempo que se nos ha ido de las manos, y no me refiero solo a las tonterías del estilo de la duplicidad de los textos por la dictadura de género del “todos y todas los ciudadanos y ciudadanas afectados y afectadas serán compensados y compensadas”. Además de una estupidez, es una pérdida de tiempo estar repitiendo todo cambiando una letra para que parezca que se incluye a todo el mundo, cuando eso se ha solucionado desde siempre con el género neutro, que en castellano, mal que le pese a alguno, suele ser el masculino.

El muñeco de marras
Pero no quería hablarles de esa chorrada sino de otra que me ha sorprendido notablemente en estos últimos días. Supongo que se habrán enterado de que en un pueblo de nosedónde han quemado un muñeco de paja en las fiestas de Semana Santa, cosa que hacen desde hace tiempo. Hasta ahí nada extraño, la cuestión es que la Fiscalía ha abierto una investigación por si eso puede considerarse un delito de odio ya que el muñeco en cuestión este año estaba dedicado a Ana Julia, la asesina confesa de Gabriel, el niño de 8 años.

Parto de la base de que el odio no es un sentimiento sano… ¿pero ilegal? ¿De verdad no tenemos derecho a odiar a alguien que ha asesinado al hijo de su pareja, que ha puteado a toda España con sus lágrimas de cocodrilo y que encima se dedicó a insultar al pobre chaval mientras movía su cadáver cuando le pillaron con las manos en la masa? ¿Hasta ese punto la legislación se va a meter en nuestras conciencias? Como lucenses que somos, ¿no podemos sentir rechazo, asco o incluso odio ante la mención del asesino de la niña María del Carmen Rivas, el de Marie Claire Paredes o el violador del estilete?

¿Qué tiene que hacer alguien para que sea “legal” odiarlo? ¿No podemos hablar mal de Hitler, de Stalin, de Franco, de Fidel Castro o de los terroristas de ETA? ¿Estamos tan agilipollados que confundimos una campaña racista, xenófoba, homófoba o similar con el legítimo derecho de cada cual de odiar a quien le venga en gana porque a su juicio se lo merece?

¿Tampoco podemos odiar a genocidas y dictadores? ¿Quién decide a quién sí y a quien no podemos odiar?

La imbecilidad de que se odia a Ana Julia por ser mujer, negra e inmigrante cae por su propio peso si recordamos que no es precisamente simpatía lo que se siente por un hombre, blanco y “nacional”, el más que odiado José Bretón, condenado por el asesinato de sus dos hijos. ¿Cuál es ahí el razonamiento? ¿Le odiamos porque es bajito? ¿No tendrá algo que ver, intuyo desde mi ignorancia, que el señor asesinara y quemara a sus propios hijos? Vamos, es lo que se me ocurre.

Si yo quiero odiar a un monstruo de ese calibre es cosa mía, y la ley no puede confundirse con el Catecismo que recomienda, en boca de Jesucristo, lo de amar al enemigo. Eso está muy bien y como ideal no les digo que no sea sano, pero de ahí a meternos una multa por opinar que esa gente son monstruos y que merecen el desprecio de la sociedad hay un abismo.

La dictadura de la nueva moralidad, en que no se distingue la mala educación del delito está imponiéndose a lo loco. Condenas por un tuit, la letra de una canción o por cosas similares son síntomas de una sociedad enferma, y cuidado que esto no solo pasa en España que en Francia ha habido recientemente un par de casos similares.

Si un imbécil dice en un tuit una barbaridad lo correcto es ignorarlo, no darle más bola contestándole porque es lo que se busca en muchas ocasiones. Si una letra de una canción es grosera o soez, no la pongas. Pero meter a la gente en la trena por eso me parece un salto mortal sin red, salvo en casos muy contados de amenazas o incitación a la violencia, pero cogido con prudencia.

Insisto, nos estamos volviendo gilipollas si es que no hemos entrado ya en esa categoría hace tiempo.

martes, 10 de abril de 2018

Microzanjas peculiares

"Pa'habernos matao"

Puede parecer extraño que alguien se queje del exceso de limpieza de una calle, pero como hay veces en que las cosas son diferentes de las habituales esto puede suceder.

En el callejón diagonal a la calle Montevideo, donde está la delegación de Sanidad de la Xunta, hay un diseño de pavimento diferente al de las demás calles de Lugo, al menos de las que yo conozco. Son grandes bloques separados por unas profundas líneas que normalmente suelen estar llenas de tierra y barro, donde incluso crecen plantas sin mucho problema. Pues bien, recientemente se han limpiado esas separaciones y el resultado es que, sin exagerar, no es difícil romperse algo porque es sencillo tropezar.

Por supuesto de sillas de ruedas o personas con dificultades de movilidad ya ni hablamos, o de carritos de niños, bolsas de la compra con ruedas… Hasta estoy convencido de que romperse los dientes si vas patinando por allí es lo más normal, si bien es cierto que no es una afición particularmente popular en nuestra ciudad.

Me cuesta mucho trabajo entender quién diseña ese tipo de pavimentos. Me imagino al genio sentado frente a su escritorio, con el papel en blanco delante, y diciendo “a ver qué hago que sea original y diferente”, sin caer en que en ocasiones si algo no se ve por ahí quizá sea por algún motivo.

Estoy seguro de que algunos de ustedes piensan que exagero. Les invito a pasar por allí aunque las lluvias de estos días probablemente han ayudado a rebajar las “microzanjas”, pero en cualquier caso me molesté en hacer una foto poniendo un euro como muestra del tamaño del agujero… juzguen ustedes mismos.

Tampoco es que esto sea un tema demasiado importante, pero oigan, no se pueden andar destapando escándalos cada jornada, que hay más días que longanizas.

lunes, 9 de abril de 2018

Incorrecciones legales

La caseta "tradicional" de la Bruxa

Publicaba La Voz de Galicia de ayer que la justicia ha sentenciado que no hay ilegalidad alguna en el pliego de condiciones del llamado “pulpogate” que hizo que hace un par de años un tal Irimia, hoy un nombre ya conocido en la ciudad desde esas fechas, casi se hiciera con el monopolio de las casetas y los calderos del pulpo de las fiestas de San Froilán, obteniendo supuestamente un provecho directo al renunciar a alguna de las concesiones, cosa que no parece lógico que hiciera a cambio de nada.

Esta sentencia, que se puede interpretar como un respaldo de la gestión municipal a pesar de las críticas que Su Señoría incluyó sobre la misma, puede diluir las obvias y graves meteduras de pata que hubo respecto a este asunto, y no hay mejor demostración que la ausencia en las fiestas de 2017 de la caseta-nave espacial de la Bruxa y la reclamación al responsable del tinglado de una importante cifra de la que no supimos más.

Que algo no sea ilegal no quiere decir que sea correcto necesariamente. No exigir experiencia quizá no sea penalizable para quien redacta el pliego pero obviamente sí es una torpeza, una más, a la hora de gestionar un tema sensible porque no solo es un servicio que se presta a la ciudadanía, sino que es una de las señas de identidad de nuestras fiestas patronales.

Siempre me sorprende que jamás se reconoce un error. Se culpa de todo a la ley de contratos, a las limitaciones de Montoro, al chachachá o a quien haga falta, pero llama la atención que en otras ciudades de nuestro entorno esos fallos no se cometen y están sujetos, salvo declaraciones de independencia de las que no estemos informados, a la misma legislación que nosotros.

Las de este año son las últimas fiestas patronales que gestiona este gobierno, al menos hasta que los ciudadanos lo califiquen en las urnas. Que sean ejemplares, por el bien de todos.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 8 de abril de 2018

viernes, 6 de abril de 2018

La Milagrosa por fin será peatonal

Imagen que pronto desaparecerá. Los coches dejarán por fin la plaza de la Milagrosa
El anuncio de la peatonalización de la Plaza de la Milagrosa es una gran noticia, sin duda alguna. Desde este modesto blog he reiterado en muchas ocasiones que las zonas libres de coches no han de ser únicamente un patrimonio del casco histórico (vean aquí un artículo de hace un par de años), si bien es lógico que en esa zona haya más amplitud de zonas peatonales, sino que los barrios tienen que poder disfrutar de las grandes ventajas que supone para el ciudadano el poder caminar sin tener que andar pendiente de los vehículos.

Aún me atrevo a decir más, sería interesante estudiar la posibilidad de peatonalizar calles enteras que permitan atravesar la ciudad de punta a punta por zonas libres de vehículos a motor. Imaginen la maravilla que sería poder ir desde esa renovada Milagrosa hasta el centro por un Yáñez Rebolo peatonal o incluso un Camiño Real sin coches.

Por el otro lado, si les digo la verdad yo me plantearía seriamente dejar en Ramón Ferreiro un único carril en cada sentido y crear un amplísimo paseo que utilice el margen del instituto Femenino y el colegio Aneja como zona de esparcimiento. Sería maravilloso.

La alcaldesa informándose de la reforma que presentaba
Foto: web municipal.
En cualquier caso de la presentación de ayer solo hay una cosa que me chocó bastante, y es que según la prensa la alcaldesa, nuestra amable y sonriente Lara Méndez, recibió “in situ” la explicación de cómo se va a llevar a cabo la peatonalización, cuando lo lógico es que fuera ella la que lo mostrase a los demás. Supongo que es una cuestión de detalle, pero tiene su fondo porque entiendo que un alcalde ha de tomar esas decisiones y no dejarlas en manos ajenas e ir allí a enterarse de por dónde van los tiros. Es un apunte anecdótico, lo sé, pero bueno, ahí está.

Falta saber ahora plazos reales. Ya sé que se anunciaron ayer unas fechas, pero también se dijo hace un año que estaría en obras a estas alturas el desdoblamiento de Duquesa de Lugo y ni está ni se le espera. Por cierto, permítanme un apunte sobre esto relacionado con el artículo de ayer y el desgraciado accidente que hubo en esa avenida: a veces parece que tengo bola de cristal porque ya ven lo que ha tardado un grupo de la oposición en relacionar el asunto con el desdoblamiento de la avenida. Era previsible, pero no por ello menos doloroso.

jueves, 5 de abril de 2018

Accidente mortal en Duquesa de Lugo

El accidente de ayer se llevó por delante la vida de un chico de 22 años

Como sabrán ya casi todos ustedes ayer hubo un terrible accidente en una de las rotondas de Duquesa de Lugo, concretamente en la que está el desvío para ir a la ronda norte. Según parece, un vehículo que iba por la avenida en dirección al Ceao perdió el control y chocó contra otro que venía en dirección contraria, muriendo en el accidente Rubén Díaz, de 22 años, que iba de pasajero en el segundo coche.

Poco se puede decir en estos casos salvo lamentar la pérdida de vidas en un suceso tan gratuito como terrible. No me puedo imaginar lo que deberán estar pasando la mujer, los familiares y amigos del muchacho que ayer murió en algo tan imprevisible, tan fortuito y tan inesperado como un accidente de coche y a una edad en que lo único que se espera uno es tener todo el tiempo del mundo por delante.

Este accidente de 2014 fue en la "parte buena".
Foto: El Progreso
Más allá de las condolencias, que no por breves son menos sinceras (les aseguro que me ha dado mucho que pensar lo de ese pobre chico), me gustaría hacerles reflexionar sobre una cuestión accesoria en la que a veces somos muy injustos. Fíjense que el accidente tuvo lugar en un punto en que la avenida no está desdoblada y donde la iluminación es escasa... lo que nos puede hacer cargar tintas contra la administración sin tener en cuenta que hay innumerables incidencias en las otras zonas de la misma avenida.

Duquesa de Lugo es un caos. Una avenida que tiene intermitentemente doble carril o solo uno para cada sentido, que desde hace años está sin pintar con lo que las líneas del suelo se suponen más que verse, que es un lugar por donde los peatones transitan con una valentía difícil de comprender, que está oscura como la boca del lobo en cuanto se pone el sol porque las farolas están por tramos… Pero a pesar de todo esto, muchos accidentes ocurren en la parte donde hay más amplitud para los vehículos, buena iluminación e incluso aceras.

El accidente fue en el tramo más cutre de Duquesa de Lugo.
Foto: La Voz de Galicia

Es muy tentador para la ciudadanía, la oposición, la prensa… achacar la culpa del choque al estado de la calle, pero creo que sería una injusticia terrible, porque parece que la causa del accidente no ha sido el mal estado de la vía sino, según todos los indicadores, llevar una velocidad irresponsable por parte de un conductor. No puede sorprender a nadie porque cualquiera que pase por ahí observará que es habitual que los coches entren en esa rotonda como si fuera un rally. Esto nos tiene que ayudar a todos a pensar las cosas diez veces, y lo digo yo que como saben no soy precisamente poco crítico con las administraciones.

Nos quejamos de los radares y decimos que se ponen donde no son necesarios “para recaudar”, pero quizás en ocasiones la ubicación de esos dispositivos tenga otra finalidad, la de hacer que levantemos el pie del acelerador en lugares amplios y despejados donde nos confiamos porque pensamos que “ahí no pasa nada”. Hasta que pasa.

Si hoy se anuncia que se pondrá un nuevo radar fijo en los tramos que están cerca de esa rotonda,  que aparentemente es una zona visible, seguro que todos lo entenderíamos porque ha pasado esto. Pero si lo hubieran anunciado hace dos días justificándolo por la seguridad de los ciudadanos pondríamos el grito en el cielo. Y quizá se habría evitado el accidente porque somos tan idiotas que tenemos más miedo a una multa que a un golpe.

Estamos acostumbrados a desconfiar, y eso no es lo más sano del mundo, porque qué quieren que les diga, dudo muchísimo que alguien gobierne a mala leche. Se podrán equivocar, habrá desidia, incluso no niego que algunos están ahí para meterse en el bolsillo todo lo que puedan, pero me niego a pensar que alguien se dedica a hacer el mal por deporte.

miércoles, 4 de abril de 2018

''Contabilidad creativa'' turística

Turistas en Lugo, pero no en Semana Santa, claro, que cayó agua a cubos. Foto: La Voz de Galicia
Las cifras son una cosa curiosa. Se supone que las matemáticas son una ciencia exacta, pero cuando la política mete su zarpa de por medio convierte cosas objetivas en interpretaciones que cada uno hace como le viene en gana. 

Por ejemplo, recientemente se ha presentado la propuesta del gobierno para los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año, y ya han salido tirios y troyanos a decir que son el acabose o la panacea. Sin leerlos me imagino porque no les ha dado ni tiempo más que a echar un vistazo por encima. Para unos serán los mejores PGE de la historia y para otros la confirmación del fin de los tiempos, así, exagerando a lo bestia que parece que para eso se les paga. No es fácil ser comedido cuando estás metido en esa faena, aunque nos quedan ejemplos de sentidiño y saber estar. Les recomiendo el artículo de Joaquín García Díez sobre una acertada metáfora sobre la aprobación de los PGE que se publica hoy en El Progreso. 

Pero en ámbitos más domésticos vemos que las cifras también son manejadas al antojo de quien las presenta. De las absurdas e insultantes exageraciones que año tras año hacía Carmen Basadre diciendo que venían 600.000 personas al Arde Lucus, costumbre que afortunadamente la alcaldesa cortó de raíz en los últimos tiempos, nos vamos a las incoherencias en otras ocasiones, como la Semana Santa de este año. 

Por un lado tenemos al Ayuntamiento afirmando que 2.400 personas visitaron la oficina de turismo y más de 4.200 los museos municipales lo que supone un supuesto incremento respecto al año pasado. Para empezar hay que tener en cuenta que la oficina de turismo es también Centro de Interpretación de la Muralla, con lo que no sé si a esa gente la cuentan dos veces. Así se puede llegar a la cifra que uno quiera, claro está. Además no sabemos si una familia de cinco personas que visita los cuatro centros municipales (me resisto a llamarlos “museos”) se cuenta como veinte usuarios. Me da que sí. 

En cuanto a otros aspectos de la nota, es un poco triste afirmar que de las supuestas 4.000 personas que vinieron en Semana Santa a Lugo solo 100 hayan acudido a las visitas guiadas en cuatro días, es decir, unas 25 personas diarias que es un grupito discreto, un 2,5% de los visitantes con lo que el 97,5% pasan olímpicamente de dichas visitas. No es como para sacar pecho, ni es algo achacable a las guías, de cuyo buen hacer puedo dar fe por experiencia personal. También se vende como un éxito que “más de una treintena de personas” fueran a las rutas de “Terras de Auga e Cultura”… Sin comentarios. 

Por otra parte, el sector de hostelería afirma que, aunque satisfecho (la Semana Santa siempre es una época buena, de hecho es la mejor del año salvo el día del Pilar) ha visto reducidas las pernoctaciones en la ciudad. Eso choca con lo anterior. ¿Acaso viene más gente a Lugo pero duerme menos aquí? ¿Se van a casa de familiares? ¿Vienen en autocaravana? ¿Pasan la noche bajo el puente “romano” para empaparse de la historia local? 

Quizá, y sólo quizá, haya una explicación mucho más pedestre e incluso triste, pero probablemente más lógica: mientras la afluencia a hoteles y restaurantes es sencilla de cuantificar viendo las facturas pagadas por los usuarios, el número de visitantes a los centros municipales se puede inflar a conveniencia, ya que como no se paga entrada no tiene que haber dinero en caja. Si no hay que hacer cuentas, da igual decir que fueron ocho como ochenta, porque nadie tiene forma de comprobar las cifras. 

No es que acuse al ayuntamiento de exagerar las cifras, no piensen mal, solo es que se me ha pasado por la cabeza porque los antecedentes no ayudan (insisto en el ejemplo del Arde Lucus al que podemos añadir las disparatadas cifras que se daban en San Froilán). Tal vez no mientan, tal vez solo sea “contabilidad creativa”, que es como me parece que se llamaba en ciertos círculos a los libros de la Mafia.

martes, 3 de abril de 2018

Guateque contra el cáncer

Los guateques de los 60, y la gente de traje. Igualito que los botellones del parque. 

Aunque no es habitual que yo publicite eventos que no tienen lugar en el casco histórico por muchos motivos, hoy voy a hacer una excepción porque la ocasión bien lo merece. Anoten en sus agendas (en el móvil, hoy día) la fecha del sábado 28 de abril, porque habrá en el Palacio de Ferias y Exposiciones un guateque de los años 60 que promete.

Para empezar, la fiesta es a beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer, una entidad que a quien más y quien menos nos toca de cerca porque todos hemos tenido gente en nuestro entorno que ha sufrido o aún sigue arrastrando la maldita enfermedad. Es cierto que hoy el cáncer no es como hace unas décadas y que se ha avanzado mucho, pero queda todavía más por hacer y es innegable que la labor de entidades como la A.E.C.C. ayuda enormemente a sobrellevar el asunto y, además, a investigar su cura.

La fiesta, que se organiza con el apoyo de El Progreso, contará con actuaciones en directo de conocidos grupos de los años 60 y habrá un montón de atractivos que no les quiero desgranar para no hacerles un “spoiler”, y además porque la organización las irá anunciando cuando considere oportuno, pero sí me gustaría felicitarles por la idea. Un guateque de los 60 es hoy día una pieza de arqueología social que a muchos nos suena divertida. Para algunos es la época de la adolescencia de nuestros padres, y para otros la suya propia, así que tiene un mucho de nostalgia yeyé que creo que puede ayudar notablemente en el éxito de la convocatoria.

También tengo que mencionarles que me han pedido colaboración para vender entradas, así que ya saben, si piensan asistir les agradecería que contacten conmigo porque tengo unas cuantas para vender. El precio de la entrada es de 15 euros, que es una ganga si tienen en cuenta que la cosa empieza a las 12:30 de la mañana y acaba a las 24:00, así que es para todo el día y además se puede entrar y salir y se incluyen conciertos, picoteo y más cosillas que poco a poco se irán conociendo… y sobre todo que los beneficios van íntegramente a la Asociación Española Contra el Cáncer, que es lo importante. Vamos, que ninguno de los que echamos una mano con la venta de entradas o lo que sea llevamos comisión, no piensen mal.

Divertirse ayudando es algo positivo, y creo que podemos pasarlo muy bien bailando el Twist y, por qué no, viviendo una fiesta diferente. El 28 de abril, no lo olviden.

lunes, 2 de abril de 2018

Un acto PPatriótico en Lugo

Jura de bandera civil en María Pita, Coruña.
La jura de bandera civil que tendrá lugar a finales del mes que viene en nuestra ciudad ya se ha politizado, como era de esperar. En este país somos incapaces de no intentar arrimar el ascua a la sardina propia, aunque esa acción suponga un problema o un inconveniente para todos, incluidos los propios supuestos beneficiarios.

En esta ocasión el error lo ha cometido, en mi opinión, el PP. El anuncio del amplio desembarco de altos cargos del Partido Popular que van a acudir a la cita lo único que ha conseguido por ahora es dar la imagen de que no es una cuestión de país sino de color político. Hablándolo con unos amigos hace un par de días, de hecho, me dijeron exactamente eso, que habían pensado apuntarse pero que al ver que la cosa se convertía en un risco de gaviotas se echaron atrás.

No solo es una torpeza desde el punto de vista de país, ya que se ahonda una vez más en esa sensación de que para unos y otros la bandera roja y gualda es patrimonio de unos pocos en lugar de arropar al conjunto, que sería lo suyo. Además es una metedura de pata estratégica como partido político, que es todavía menos comprensible.

El éxito de la jura de bandera estaba asegurado mucho antes de que los cargos políticos empezaran a acudir en tropel (de hecho por eso acudieron me parece a mí), porque en Lugo hay gente de todo tipo y entre nuestros convecinos hay quienes desean mostrar su compromiso con su patria, lo cual no tiene nada de malo por supuesto. 

Si se hubieran apuntado pero sin hacerlo público lo que habría pasado es que el día de autos se habrían encontrado con un montón de personas de distintas sensibilidades políticas compartiendo con ellos un acto simbólico para todos los presentes. Eso haría que, por poca que fuera, se despertara una mínima simpatía entre los que juren bandera, cosa que ahora no va a pasar porque tengo la impresión de que solo irán correligionarios de carnet.

Jurar bandera es un acto personal, incluso me atrevo a decir que íntimo a pesar de ser público, por lo que quienes juran no deberían hacerlo en calidad de otra cosa que no sea la de ciudadanos españoles que se comprometen libremente con su país. Sacar a relucir el color del partido es una torpeza, y no lo digo por la jura en sí, a la que no solo no le veo nada de malo, sino que yo mismo lo hice hace unos años principalmente porque me dio la gana. Les diré que incluso me planteé repetir en mayo, pero viendo el panorama ahora ya no me apetece demasiado porque de manipulación política ya estoy bastante cansado, como casi todos.

Les deseo mucha suerte aunque creo que habría sido mejor enfocar el asunto de otra manera, ahora ya es tarde.