viernes, 13 de abril de 2018

A la lucha de los jubilados les salen ''espontáneos''

En cuanto juntas una masa lo bastante grande aparecen espontáneos por todas partes para colgarse las medallas...

Soy un gran aficionado a la “Ley de Murphy”, un libro que recoge cientos de principios aparentemente absurdos pero que nos llaman la atención cuando se cumplen. El original, el que dio lugar a todo lo demás, es ese que dice que “si algo puede salir mal, saldrá mal (o por qué la tostada cae siempre por el lado de la mantequilla)”. Obviamente es un libro escrito en clave de humor, aunque contiene suficientes verdades sobre la naturaleza humana como para invitar a la reflexión.

En uno de sus capítulos da una recomendación para conseguir ser un líder político: busque una manifestación numerosa y póngase a la cabeza, independientemente de la causa que se defienda. Es una gracieta ingeniosa y bastante pueril… pero a veces la realidad supera a la ficción, ya que hay quien hace exactamente eso.

Como seguramente sabrán, la Asociación de Jubilados de España (AJE para más señas, aunque sus siglas coinciden con la más veterana Asociación de Jóvenes Empresarios) lleva convocando en Lugo concentraciones desde finales de enero. Son siempre los lunes a las doce de la mañana frente al Ayuntamiento, en la Plaza de España, y si bien comenzaron con cierta discreción, han ido ganando adeptos porque la causa merece la pena y hay muchos afectados (bueno, de hecho casi todos lo seremos algún día con suerte, si llegamos a la edad apropiada y todavía hay pensiones públicas). A su última concentración acudieron aproximadamente medio millar de lucenses, que es mucho decir en una ciudad tan apática como la nuestra para las reivindicaciones callejeras.

Pero ya tardaba la política en meter su sucia zarpa en el asunto. No es que siempre que esté la política de por medio la cosa sea mala, pero sí cuando se hacen las cosas así: a la protesta de los jubilados le ha salido un espontáneo, como en los toros. Resulta que el lunes día 16, es decir el próximo lunes, una asociación vinculada a movimientos políticos siniestros ha convocado una concentración, ¡qué casualidad!, a las doce de la mañana frente al Ayuntamiento de Lugo y para protestar por el tema de las pensiones. ¡Fíjense lo que son las coincidencias! Con la de temas que hay para protestar, la de sitios que hay para hacerlo, la de días que tiene la semana (bueno ahí son menos, que solo son siete) y la de horas disponibles en el reloj, tienen que coincidir con el mismo tema, en el mismo sitio, a la misma hora del mismo día de la semana.

Si somos un poco desconfiados, y a estas alturas ya estamos todos aburridos de tomaduras de pelo, podemos pensar que una entidad de discreto éxito pretende apropiarse de una convocatoria de cada vez más relevancia. Literalmente hacen lo que decía la Ley de Murphy y se ponen en cabeza de una concentración exitosa, quizá con la intención de que el confundido ciudadano piense que esa asociación es la que tiene el mérito en el asunto. Una tristeza.

En cualquier caso, la asociación AJE ha hecho público que no quiere problemas con nadie, y muy inteligentemente han decidido trasladar su protesta a otro sitio. Mantienen día y hora, el lunes a las doce de la mañana, pero ahora se concentrarán delante de la Iglesia de A Nova (en la calle de la Reina) desde donde harán un recorrido que terminará en Santa María.


Quien quiera ir a alguna de las dos que lo haga, con total libertad como no puede ser de otra manera, pero que sepan a dónde van y quién convoca. No se dejen manipular, no permitan que, como ya sucedió con la reivindicación de los servicios de nuestro hospital, una entidad aprovechada asimile la cuestión para ganar puntos ante los políticos de un bando u otro para financiar sus cuchipandas. De hecho esa misma entidad en cuanto ha visto que el tema reúne a bastante gente también está preparándose para intentar “quedarse” la reivindicación. Vayan ustedes a donde quieran, insisto, pero sepan con quién y dónde se meten y hagan lo que crean conveniente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.