jueves, 5 de abril de 2018

Accidente mortal en Duquesa de Lugo

El accidente de ayer se llevó por delante la vida de un chico de 22 años

Como sabrán ya casi todos ustedes ayer hubo un terrible accidente en una de las rotondas de Duquesa de Lugo, concretamente en la que está el desvío para ir a la ronda norte. Según parece, un vehículo que iba por la avenida en dirección al Ceao perdió el control y chocó contra otro que venía en dirección contraria, muriendo en el accidente Rubén Díaz, de 22 años, que iba de pasajero en el segundo coche.

Poco se puede decir en estos casos salvo lamentar la pérdida de vidas en un suceso tan gratuito como terrible. No me puedo imaginar lo que deberán estar pasando la mujer, los familiares y amigos del muchacho que ayer murió en algo tan imprevisible, tan fortuito y tan inesperado como un accidente de coche y a una edad en que lo único que se espera uno es tener todo el tiempo del mundo por delante.

Este accidente de 2014 fue en la "parte buena".
Foto: El Progreso
Más allá de las condolencias, que no por breves son menos sinceras (les aseguro que me ha dado mucho que pensar lo de ese pobre chico), me gustaría hacerles reflexionar sobre una cuestión accesoria en la que a veces somos muy injustos. Fíjense que el accidente tuvo lugar en un punto en que la avenida no está desdoblada y donde la iluminación es escasa... lo que nos puede hacer cargar tintas contra la administración sin tener en cuenta que hay innumerables incidencias en las otras zonas de la misma avenida.

Duquesa de Lugo es un caos. Una avenida que tiene intermitentemente doble carril o solo uno para cada sentido, que desde hace años está sin pintar con lo que las líneas del suelo se suponen más que verse, que es un lugar por donde los peatones transitan con una valentía difícil de comprender, que está oscura como la boca del lobo en cuanto se pone el sol porque las farolas están por tramos… Pero a pesar de todo esto, muchos accidentes ocurren en la parte donde hay más amplitud para los vehículos, buena iluminación e incluso aceras.

El accidente fue en el tramo más cutre de Duquesa de Lugo.
Foto: La Voz de Galicia

Es muy tentador para la ciudadanía, la oposición, la prensa… achacar la culpa del choque al estado de la calle, pero creo que sería una injusticia terrible, porque parece que la causa del accidente no ha sido el mal estado de la vía sino, según todos los indicadores, llevar una velocidad irresponsable por parte de un conductor. No puede sorprender a nadie porque cualquiera que pase por ahí observará que es habitual que los coches entren en esa rotonda como si fuera un rally. Esto nos tiene que ayudar a todos a pensar las cosas diez veces, y lo digo yo que como saben no soy precisamente poco crítico con las administraciones.

Nos quejamos de los radares y decimos que se ponen donde no son necesarios “para recaudar”, pero quizás en ocasiones la ubicación de esos dispositivos tenga otra finalidad, la de hacer que levantemos el pie del acelerador en lugares amplios y despejados donde nos confiamos porque pensamos que “ahí no pasa nada”. Hasta que pasa.

Si hoy se anuncia que se pondrá un nuevo radar fijo en los tramos que están cerca de esa rotonda,  que aparentemente es una zona visible, seguro que todos lo entenderíamos porque ha pasado esto. Pero si lo hubieran anunciado hace dos días justificándolo por la seguridad de los ciudadanos pondríamos el grito en el cielo. Y quizá se habría evitado el accidente porque somos tan idiotas que tenemos más miedo a una multa que a un golpe.

Estamos acostumbrados a desconfiar, y eso no es lo más sano del mundo, porque qué quieren que les diga, dudo muchísimo que alguien gobierne a mala leche. Se podrán equivocar, habrá desidia, incluso no niego que algunos están ahí para meterse en el bolsillo todo lo que puedan, pero me niego a pensar que alguien se dedica a hacer el mal por deporte.

4 comentarios:

  1. Siento e irme mente lo qye le ha pasado a este chico encima no era el el qye conducía pero si es cierto qye esas toto das y esas rectas se toman como una ir cubito de ralo lo he visto muchas veces, añado qye no nos damos cuenta qye sobre todo con la carretera mojada todo el aceite y porquería en ka carretera qye viene de arriba va a parar a esas rotondas por lo qye las hace aún más peligrosas que han puesto un radar más abajo donde todo es recta y se suele respetar pero creo qye si era buena idea poner otra en estés sitios más conflictivos tenemos que tomar conciencia de qye estas rotondas no son para hacer rali son peligrosas y repito siento lo qye le ha pasado a este chico lo siento enormemente

    ResponderEliminar
  2. Hay "MUCHÍSIMAS" más formas, no tiene por que ser un radar, de hacer un vial "SEGURO". Estamos ante una de las entradas o salidas más usadas en Lugo, y da VERGUENZA como está...Pero bueno...los VECINOS Y SUS FEDERACIONES se lo consienten, es más importante una jura de banderas, una plaza romana,una intermodal y otros lujos... etc....mientras algo tan básico como la seguridad en nuestras calles está tan olvidado...Ni un puñetero Policía Local en las entradas de los colegios, en una reunión de un AMPA, la alcaldesa sugirió que la propia AMPA se pudiesen organizar para dirigir el tráfico...en fin......TENEMOS LO QUE NOS MERECEMOS
    Hasta yo mismo creo que tengo responsabilidades en la muerte de este chico....DEP

    ResponderEliminar
  3. Independientemente de todas las consideraciones, ¿se han fijado como está el pavimento del suelo?; no pretendo justificar sino alertar, y eso tambien es un factor a tener en cuenta.

    ResponderEliminar
  4. El pavimento está en mal estado, éso seguro, y no solo en Infanta Elena..sino en muchas más carrwtwras de Lugo..por no decir también otras!! Cómo Autovíass!! Nos hacen pagar todos los Impuestos..pero, a la hora de la verdaz nos encontramos con Carreteras destrozadas!! Hace poco un conductor se quedó sin 1 rueda por culpa de un pedazo bache en 1 autovía. Una rueda de más de 200 Euros. Esto es una Total Verguenza a nivel GALICIA ⏬⏬⏬ESPERO que miren más por nuestra Seguridaz Vial..Cosa que Hace Falta!!

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.