jueves, 3 de mayo de 2018

El PP llega tarde: la Credencial de Lugo ya existe

La Credencial que ahora propone el PP de Lugo ya existe desde hace dos años. Y no gracias a su apoyo precisamente.

Que dice el PP de Lugo que sería bueno hacer una Credencial propia del Camino Primitivo desde nuestra ciudad. Me parece una fantástica idea, tan buena, tan buena, que lleva hecha dos años… con la oposición del propio grupo municipal del PP de Lugo, por cierto.

Por eso me extraña tanto, porque tengo constancia de que son conocedores de la existencia de esa Credencial (no puedes decir que desconoces algo a lo que te has opuesto), que nos vengan ahora a descubrir la pólvora y a decirnos que sería una cosa fantástica contar con un documento que ya existe. A buenas horas, mangas verdes.

Chencho Pardo firmó la maqueta en la presentación
de la Credencial en el atrio de la Catedral
Foto: La Voz de Galicia
Se opusieron frontalmente al proyecto de la Credencial de nuestra ciudad, apoyada por cierto por el Obispado de Lugo que le puso su sello, diseñada por el gran Chencho Pardo y patrocinada por La Voz de Galicia. Sin esas tres patas estoy seguro de que no habríamos logrado hacerla. Habría fracasado sin el dibujo de Chencho, ya que sin su genial destreza estoy convencido de que no habríamos recibido los apoyos que tuvimos (todo entra por el ojo), sin la firmeza en su defensa por parte del señor Obispo de Lugo, para quien fue un quebradero de cabeza que felizmente se culminó con éxito, y sin La Voz de Galicia, que no se limitó a pagar las Credenciales, que también, sino que se implicó profesional y personalmente mucho más de lo que puedo contar. Sin Miguel Cabana, el delegado de La Voz en Lugo ya les puedo decir que no habríamos tenido Credencial.

En cualquier caso nunca es tarde si la dicha es buena. Es un placer que te den la razón aunque sea dos años más tarde y que se desdigan de las críticas que hicieron en su momento. Para Lugo la Credencial es una gran cosa, y quizás esta ocasión es buena para relanzar el proyecto que, hay que reconocerlo, está un poco apagado.

En la llegada a Santiago se completó el inicio de la Credencial
Para nuestro Lugo, ser punto de inicio del Camino Primitivo es algo maravilloso y nuestra ciudad, objetivamente, es la primera población en que se cumplen los mágicos 100 kilómetros requeridos para obtener la Compostela. Las ventajas son enormes por varios motivos: el primero es que te pone en el mapa (fíjense en lo conocida que es Sarria gracias a ser punto de inicio del Camino Francés), el segundo es que atrae peregrinos que empiezan aquí su ruta así que vienen en transporte público, lo que aumenta la demanda de líneas y por tanto las frecuencias, y el tercero porque económicamente es muy positivo ya que lo normal es que vengan a dormir a Lugo antes de iniciar el Camino por la mañana, así que cenarán y desayunarán aquí e incluso quizá compren algún artículo que les es necesario antes de iniciar su ruta.

Por si todo esto fuera poco, somos la Ciudad del Sacramento. Nuestra Catedral tiene, en el Museo Diocesano, la talla de la Virgen a la que Alfonso X El Sabio le compuso las Cantigas de Santa María, tenemos el Privilegio de la Exposición Permanente del Santísimo… ¿Qué más quieren para iniciar una ruta espiritual, religiosa y cultural?

El PP llega tarde, y tengo que decir que en mi opinión personal es por la cabezonería de algún concejal en concreto, ya que en su día la entonces Delegada Territorial de la Xunta, Raquel Arias, y el Subdelegado del Gobierno y probable candidato a la alcaldía, Ramón Carballo, nos apoyaron firmemente y nos acompañaron durante un buen trecho de la etapa inicial. Raquel incluso se apuntó otro día a venir con nosotros sin interés político de por medio ya que no había prensa, lo hizo por el simple placer de venir. También el exalcalde y diputado Joaquín García Díez se unió e hizo con nosotros la etapa final del Camino, así que no creo que la oposición al proyecto fuera una cuestión de siglas sino de personalismos trasnochados.

No es malo recapacitar y ceder cuando uno no tiene razón. Bienvenidos, ahora caminemos juntos por el bien de Lugo.

4 comentarios:

  1. Estimado Luis,

    Veo que últimamente te dedicas mucho a asuntos de política municipal... ¿Será que estás buscando acomodo en alguna lista para el Ayuntamiento, como cada cuatro años?

    No faltará quien piense que criticas a algún concejal del PP solo porque quieres ocupar su puesto, ¿no crees?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se podría pensar siempre y cuando no se hayan leído los artículos anteriores de este blog. Lo de "últimamente" tiene su guasa porque llevo 8 años hablando de política municipal.

      Me han dicho que quiero ir en Ciudadanos, en el PP, en el PSOE y algún despistado hasta en Lugonovo. La realidad es sencilla, si quisiera ir en la lista del PP no habría dejado el partido por su podredumbre. Tengo buenos amigos como Joaquín, Cuca o Sofía que siguen en el partido pero eso no quita que sea crítico...

      En cualquier caso observe que lo que indica usted no es un argumento sino una simple falacia ad hominem, un burdo intento de desviar la atención.

      Por último, agradecer a todos el gran interés que muestran en mi futuro.en el ayuntamiento. Ojalá algún día pueda tener el honor de representar a mis vecinos, que no he ocultado jamás que es una de mis metas en la vida, aunque no a cualquier precio como ya he demostrado reiteradamente.

      Eliminar
  2. En mi humilde opinión, el problema del partido popular es que pone a hablar de estos temas a un delineante, cuando tiene gente joven mucho más preparada para tratar estos asuntos. Tiren de cantera, de NNGG, que hay arquitectos, aparejadores e ingenieros que pueden hacer una labor mucho mejor que el delineante apoltronado en la apoltronada Deputación:

    http://www.ppdelugo.com/es/equipo/

    ResponderEliminar
  3. Si le soy sincero no estoy de acuerdo con este comentario. No me parece que sea una cuestión de titulación sino de puro y duro "sentidiño".

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.